Archive for: noviembre 2014

#Cuba: niños ¿sin amparo?

“Sin amparo filial” siempre me resultó un término un tanto fuerte. Sobre todo cuando puedes palpar la realidad. Cuando hice mi primera visita a una de las casas de niños “sin amparo” se me oprimió el pecho y hasta solté una lagrimita pero salí de allí con un dulce sabor que me hizo cambiar de impresión y quitar al lugar ese calificativo.

Fui con Erianna Suárez López, coordinadora provincial del Proyecto de Divulgación de los Derechos de los niños y las niñas en la provincia de Holguín, a la que se encuentra ubicada en la céntrica calle Maceo, cercana al ferrocarril de la Ciudad cubana de los Parques.

Las Casas de Niños sin Amparo Filial son centros de atención si de materia de derechos de la niñez se habla.

Muchas son las formas de violencia hacia ese segmento poblacional que suceden hoy en el mundo, a pesar de que numerosas organizaciones internacionales se pronuncien al respecto. Cuba ha resultado país de referencia en la lucha contra este fenómeno y muchas son las acciones que a diario se realizan a favor del Proyecto de Divulgación de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia, y la protección de los infantes en su máxima expresión.

Estos sitios acogen a niños de casi todas las edades y con características especiales de tipo social, fundamentalmente. Directamente vinculadas con el Proyecto de Divulgación de los Derechos de los niños y las niñas en el territorio holguinero, mantienen estrecha relación estas entidades con la Dirección Provincial de Justicia en el territorio y por extensión en todo el país. Más información

“Yo soy un hombre normal”, dice médico cubano que se enfrenta al Ébola en África

Ronald, el médico periodista de África

Ronald, el médico periodista de África

Quizás sin quererlo, Ronald Hernández Torres, se ha convertido en el rostro y la voz de los cooperantes médicos cubanos que combaten el ébola en la República de Liberia, África, y ello, que es un hecho, fue lo primero que le dije antes de pedirle esta entrevista que, al final, se convirtió en conversación de la buena.

Las palabras fueron “dichas” a través del chat de Facebook, una red social que en medio de amistades reencontradas y más de una frivolidad, acoge desde hace varias semanas los comentarios y las fotos de este doctor que, si algún día se decidiera, bien podría lidiar con el puesto de cualquier periodista.

Así fue que pasó…

Periodista: Saludos. Hola, espero poder coincidir con usted, hasta entonces cuídense mucho.

Ronald: Hola. Aquí estoy

P: Hola de nuevo, quería hacerle algunas preguntas, una especie de entrevista porque, además de la labor que realiza que es, per se, meritoria casi se ha convertido en el rostro de los cooperantes nuestros contra el ébola en África. Por lo menos en facebook, ya hay cubanos que lo buscan para saber cómo van las cosas. Por cierto, soy periodista del Venceremos, de Guantánamo y un blog en internet.

R: No creo que sea el rostro de los cooperantes. Si te das cuenta, salen muchas más fotos de ellos que mías, trato siempre de que sea así. Además, como casi siempre las fotos las tomo yo, no salgo en ellas. Lo que sí me gusta es mantener actualizados a todos sobre la realidad de Liberia.

Se tergiversa mucho lo que aquí ocurre. Además lo más reconfortante es cuando un familiar amigo o conocido de alguien aquí te da las gracias por darle noticias de la persona por la cual se interesan

P: Exacto, por eso quería entrevistarlo, es posible?

R: Ya lo estás haciendo.

P: Entonces, acá va la primera pregunta. Quién es Ronald, dónde nació, estudió, qué edad tiene, cuál es su trabajo en Cuba…

R: Un cubano común y corriente de 45 años. Médico especialista en medicina general integral. Dos hijos, tres hermanos. Padres vivos gracias a Dios. De Banes, en Holguín aunque trabajé siempre en Sagua de Tánamo. Ahora vivo en Las Tunas. Trabajo en la dirección provincial de salud, en el departamento de Atención Primaria.

Específicamente, nací en Tacajo, el 4 de mayo de 1969. Estudios normales de todo cubano. Me hice médico en la facultad de Holguin y me gradué en el 92.

Fui médico de familia en el plan turquino saguero por dos años. Luego hice la especialidad en tres. De ahí para acá he dirigido a diferentes niveles. Lo mismo en Cuba que en las dos misiones que hice, en Honduras y Venezuela.

R: ¿También dirige en Liberia?

Aquí, solo como médico.

P: ¿Tiene algún postgrado en epidemiología, experiencia en otras situaciones epidémicas que requieran tanto cuidado?

R: Dirigí la Unidad municipal de Higiene de Sagua por tres años, y luego fui subdirector por uno más. He hecho varios cursos de enfermedades tropicales, emergencias médicas, gerencia empresarial.

En cuanto a la experiencia, he trabajado eventos de cólera, dengue, paludismo tuberculosis, pero como el Ébola nada. Más información

Pensar a #Cuba con Buena Fe

BuenaFE #Cuba

Mi amor por ellos no es nuevo; muchos saben de la admiración que me provocan por ese tino con el que ven a Cuba, por esa manera tan genial, artística y políticamente hablando, con que meten la mano en el entramado social que no siempre es tan amable –como ellos mismos me han confesado- para hacer música con entrañas de nación.

Y es que Buena Fe es eso, sentir el palpitar de una isla con objetividad pero también con optimismo; quizás por eso me identifico tanto con ellos. Claro que mis expectativas se superan cada vez que tengo la oportunidad de conversar “en vivo” con Israel y Yoel, e intercambiar un poco acerca de nuestra realidad, más allá de las letras de sus composiciones.

Esta vez, durante la última entrevista que compartimos en Guáimaro, al inicio de su gira por las provincias orientales en el verano, hablamos de la Cuba de hoy y los jóvenes. Sus respuestas, como siempre, merecen la pena compartirlas.

“Hoy Cuba está en un proceso muy complejo, de reformarse, de encontrar nuevas vías, nuevos caminos” –me decía muy confiado Israel Rojas, voz principal y director de Buena Fe-. “No siempre es tan sencillo, dejar la rémora de lo viejo y abrir las puertas a cosas nuevas para uno no siempre es fácil, imagínate para una nación, para todas las estructuras, para el cambio de mentalidad que se requiere”.

“Yo creo que estamos como en una etapa de dejando atrás la adolescencia, las quimeras imposibles, y poniendo los pies sobre la tierra, para entrarle a una nueva etapa de la vida nacional espero que, sin sacrificar la solidaridad, con mucho más realismo, con mucho más pragmatismo desde el punto de vista económico. Hasta cierto punto con mayor capacidad de ser sustentables más allá de los devaneos del mundo, de la economía mundial, porque no puede ser que sigamos dependiendo tanto del mercado internacional para comer cuando tenemos tantas hectáreas sin cultivar”. Más información

¿Por qué renunciar al Palmar?

palmar-juncoDurante 23 años un grupo de matanceros ha estado argumentando que el Palmar de Junco debe ser el museo del beisbol de nuestro país y acoger a los peloteros seleccionados para formar parte del salón de historia de dicho deporte y no se pudo…

Sin embargo, un grupo de personas con un gran poder mediático y económico, durante solo unos meses ejercieron una presión descomunal para que en el Vedado Tennis Club se ubicara tanto al museo, como al local que acoja a nuestros peloteros más famosos.

¿Dónde estuvo la diferencia? Que en Matanzas esperamos pacientemente a que las instituciones responsables de ello se “lanzaran al ruedo”, pero no lo hicieron y en La Habana un grupo de personas se “lanzaron a los medios” y ante tanta presión, el INDER y la Comisión de Beisbol tuvieron que “montarse en el carro”.

Pero, ¿por qué renunciar al Palmar? Hagamos en el Palmar un museo de beisbol y pongamos en él a nuestros mejores peloteros. Ya buscaremos el parqueo que no tiene y que fue uno de los “argumentos” esgrimidos. ¿Por qué no se puede convertir el Palmar en museo y que haya más de un museo de beisbol, si hay decenas de museos de historia?

Seguramente, a cualquier conocedor del beisbol le interesará más ir al lugar donde por primera vez aparece registrado oficialmente se jugó organizadamente el beisbol en Cuba, al estadio de beisbol activo más antiguo del mundo, donde han jugado los mejores peloteros de nuestro país hasta 1985; que ir a un lugar con un gran parqueo, seguro grandes cafeterías y restaurantes, también locales para la venta de distintos artículos, con un sistemático acceso a los medios de comunicación, pero cuando se hable de beisbol… tiene la historia que pueden tener decenas de lugares en Cuba.

Parqueos, cafeterías, locales bonitos, venta de artículos, existen en muchos lugares del país; la historia del Palmar, nadie la tiene. ¡Arriba Palmar!

(Tomado del blog La Joven Cuba. Por Jesús López Martínez)

En tierras del tinajón

20141118_100623Ahora guardo mis tesoros; los que me dejaron las tierras camagüeyanas. Primero, la amistad plagada de nubes, raíces, mariposas, deportes, reflexiones a las 4 y 20.

Luego me quedan los recuerdos del panal de abejas, del níspero, la risa de los juegos donde el asesino y el policía no dan pie con bola en las decisiones, y por ello hubo muchos inocentes muertos en combate.

Después de 10 horas y un frío que hacía temblar la voz, nos recibieron el turquinauta y la mariposa. Creo que los matanceros tienen su despiste de nacimiento, tuvimos que caminar dos cuadras más y yo rezando para que la mochila no cayera en desgracia: más arruinada no podía estar. Escaleras arriba, nos quedamos en el quinto piso, con agua caliente, ventilador y sin televisor: ninguna de las tres cosas las esperaba.

Se suponía que este viaje era para respirar otros aires y a la vez reflexionar. Ideas para valorar el estado de la blogosfera en Cuba, en intentar sumar más personas al grupo, en saber no pasar del idealismo, ni el oficialismo.

En algo si estábamos seguros, cada uno tenía una bitácora para utilizarla a su antojo y que solo el amor haría florecerla de pensamiento. Ahora las palabras salen de mi arruinada mochila y observo mis otros tesoros y las historias por contar; esas que este encuentro entre amigos; nos dejó un halito de esperanza.

El enigma de la muerte de Ignacio Agramonte, las ganas de progresar a pesar de los pocos recursos de Ortelio el campesino o del basurero del Lago de los sueños, los caracoles de los Balllenatos de la bahía de bolsa de Nuevitas, la natura de Santa Lucía, el diente de cocodrilo del centro de conservación del Cocodrilus Acutus, y la piedra de carbono, tan negra que guarda la noche, del rio Máximo.

Camagüey fue algo más que tomar agua de tinajón.

(Tomado del blog De donde crece la palma. Por Betsy Benítez)

A %d blogueros les gusta esto: