¿Cómo construir un mejor Holguín?

calle_amauris08

 

“El mejor Holguín que queremos construir todos juntos” a veces parece un tanto lejano cuando al recorrer los barrios y hasta el propio centro de nuestra urbe observamos hechos y acciones de los propios holguineros, que más que construir, destruyen a nuestra hermosa ciudad cubana de los parques.
Basta tener los ojos y el corazón abiertos para sufrir con la indolencia y percatarse que para muchas personas, la propiedad social es de todos, pero al mismo tiempo de nadie, pues no se responsabilizan por su cuidado.
Innumerables son las inquietudes de quienes habitan el territorio, con planteamientos como el de los baches, algunos tan antiguos que se han unido para formar un gran bache piscina, cada vez que llega el agua.
Y ya que hablamos del preciado líquido, muy escaso por estos días dada la sequía que afecta a nuestra provincia, parece risible que en no pocos lugares se vea correr el agua calle abajo, producto de los incontables salideros o por la inconciencia de los vecinos que dejan las pilas abiertas.
En contraste con esta situación, se encuentran otros casos donde la escasez de agua provoca incontables males, entre ellos la falta de higiene y la molestia para quienes la necesitan para vivir y que a veces no la pueden obtener por irresponsabilidad de alguna entidad.
Asimismo sobran los malos ejemplos de gente que bota su basura en plena calle o de los colectores de desperdicios desbordados, pues comunales se pasa días y días sin recogerlos. Y así podríamos seguir citándolos, pero creo que resulta mejor hacer un alto y además de reconocer errores, tanto institucionales como cívicos, comenzar a accionar por el futuro.
Buscarse problemas, en el buen sentido de la palabra, al enfrentar esos males que nos rodean, debe ser obligación de todo el que se sienta verdaderamente holguinero. Pues solo así transitaremos por cualquier barrio o calle, sin esquivar el bache, los charcos de aguas albañales o la basura; porque solo así disfrutaremos de la convivencia pacífica y de la historia que nos ha distinguido entre otros pueblos cubanos.
Una historia que construimos a diario para tener siempre una hermosa ciudad.

Por Betsy Segura Oro

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: