Archive for: septiembre 21st, 2017

EL SISMO Y EL DERRUMBE DE LA INFORMACIÓN. FERNANDO BUEN ABAD DOMÍNGUEZ

FERNANDO BUEN ABAD DOMÍNGUEZ

Tomado del blog El ciervo Herido 

En una situación de emergencia, de consternación y miedo como la que se produce con un sismo, la información es un aliado o es un enemigo según los intereses de quien la genera o manipula. Lo que debería ser un derecho inalienable y una responsabilidad social obligatoria, pasa a ser una mercancía lábil ahogada en mares de incertidumbre y angustia. Los monopolios mediáticos aprendieron a hacer, de esto, un festín comercial muy peligroso. México, tal cual. Poco es más desesperante que la insoportable levedad de la información mercantilizada. Avasalla conciencias para que reine el desconcierto. Toda información que se distribuya sobre México a partir del sismo debe ser verificada. Respeto por las víctimas y los damnificados

Saber qué pasa, quiénes son los protagonistas, qué hacen, qué dicen, qué temen y qué necesitan. Objetivamente, concretamente. El maremágnum de acontecimientos es un desafío metodológico si se quiere contribuir a despejar confusiones pero es un caldo de cultivo idóneo si de lo que se trata es de que impere el desorden, el oportunismo y la proverbial manía burguesa de comerciar con las mentiras. En cada víctima del sismo está la sombra de la corrupción con las mafias inmobiliarias y gubernamentales. Ayudar no es sinónimo de cómplices

Hay muchos presupuestos que deben ser tratados con destreza de quirófano si se quiere ser útil a las víctimas y a la justicia luego de que un fenómeno telúrico (o cualquier otro) hace de las suyas e impone sus consecuencias más duras (o menos) según su tamaño y según mil condiciones. Eso incluye la dialéctica entre la información y la opinión, entre los hechos y sus interpretaciones, entre la realidad y las ideologías. Eso incluye el acuerdo sobre principios universales que deben ser referentes y orientadores para que lo humano no se subordine a los negocios de los mercachifles, a los negociados políticos de sectas burguesas, o al “opio de los pueblos” en cualquiera de sus presentaciones. Son presupuestos teórico-metodológicos inexcusables a sabiendas de que, bajo el capitalismo que es mentiroso por definición, “por el engaño nos han dominado más que por la fuerza”. Por cierto, ¿alguien sabe qué relación hay entre sismos y fracking yanqui? (fractura de placas tectónicas para obtener petróleo) Toneladas de dinamita.

Y resulta que los gobiernos, que se han dedicado a defraudar a los pueblos al servicio de los empresarios, piden confianza en sus destrezas técnicas y administrativas para resolver o paliar las penurias, el duelo y las pérdidas que sufren las personas bajo esas condiciones duras. Piden “unidad” y “solidaridad” a-críticas para postergar debates, reclamaciones o denuncias a cambio de una reconciliación de clase coyuntural, ficticia y muy conveniente para el momento. A cambio de eso promesas, promesas y más promesas. Todo con sus cartas (de industrias inmobiliarias, de la construcción y del crédito) meticulosamente escondidas bajo la manga, para sacar jugo comercial al dolor de la gente. Todo con un decorado fastuoso de cámaras y micrófonos para simular el “derecho a la información” con gran tecnología mientras se distorsiona la semiología. CNN miserable -como es su naturaleza mercantil- comercia con el sismo y juega al “raiting” amarillista. Sus periodistas disléxicos terribles.

Un capítulo especial merece México, ensangrentado por el crimen organizado, golpeado por uno y otro fenómeno de la naturaleza (huracanes, terremotos, plagas…) aniquilado por las hambrunas, el desempleo, la expulsión de mexicanos a USA, el analfabetismo, la inflación, la especulación, la corrupción, los fraudes… ese México, pues, sacudido por el terremoto del neoliberalismo salvaje y que tiene millones y millones de damnificados. Ese México, en suma, que hoy padece en unos cuantos días dos terremotos, ahora vuelve a ser presa de las jugarretas informativas más irritantes y más dolorosas, porque han jugado con la esperanza del pueblo para volver a derrotarlo anímicamente en plena etapa pre-electoral. A esa clase de bajezas juegan los gerentes neoliberales cuando se juega con la información en medio de la tragedia. Son los amigos de Trump, cómplices del Muro. Quiere Peña Nieto un “padrón” de damnificados para “canalizar” la ayuda ¿Pensará en créditos bancarios de sus cuates “inmobiliarios”? En México ¿la urgencia de la demolición es urgencia de la contratación de negocios inmobiliarios? ¿Nuevos negocios con oficinas y viviendas? Cuando digan “es mala la calidad de la construcción” están queriendo culpar a los albañiles para esconder funcionarios

A estas alturas de nuestra experiencia “informativa” global, después de que la bomba de Hiroshima se vendió como salvación de la humanidad; después de las “armas de destrucción masiva”; después de la ofensiva mediática contra Gadafi; después del ataque mediático monstruoso contra Venezuela… después de tanta falacia y tanto engaño, no podemos enfrentar acontecimiento alguno con ingenuidad ni lamentaciones a la hora en que se desnudan las mentiras y nos muestran el “estiércol del diablo” con que han sido fabricadas.

Y con esos antecedentes, con marcos teóricos y metodológicos pertinentes, con imaginación y suspicacia, con experiencia y con principios éticos sabemos que todo episodio será usado como emboscada para arrodillarnos ante los negocios de unos cuantos vivales que secuestraron el poder para extorsionar a los pueblos. Con esos antecedentes ya podemos ratificar que el “Derecho a la Información” es también un territorio de disputa social y que se trata de una disputa entre un pueblo urgido de orientación y claridad, frente a un puñado de comerciantes, para quienes los derechos humanos son sólo pretextos para negocios, para manipular, para extorsionar y para derrotar a los pueblos.

No se usen las imágenes duras para solazar morbos sino para sensibilizar solidaridades. El terremoto no es un “reality show” y nada de construir un muro, lo que nos urge es re-construir a México. Basta de saquear la riqueza del pueblo. Todo el dinero debe ir a las a las víctimas todas. Además de las necesidades que deja un terremoto a la vista, se hace visible también la necesidad del abrazo solidario de los pueblos hermanos. El sismo de 1985 produjo una sacudida nacional de la conciencia. Hoy la auto-organización del pueblo superó al gobierno miserable. Saldremos de los escombros mediáticos.

Donald Trump: la charlatanería elevada a política de Estado

Orlando Guevara Núñez

Tomado del blog Ciudad sin cerrojos

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, sale de un ridículo y entra en otro. Ha llevado la charlatanería a política de Estado en un país donde esas extravagancias pueden costar  caras a otros pueblos y al propio pueblo norteamericano.

En su irresponsable actuar, el mandatario yanqui ha amenazado con desaparecer a Corea del  Norte, al gobierno de Venezuela y, respecto a Cuba, con insolencia y más porte de payaso que de gobernante, quiere condicionar  las relaciones entre ambos países mediante imposiciones que sólo tienen validez  en su mente enferma y su complejo de dueño del mundo.

En su delirio, Trump ha confundido el mundo con una empresa, y precisamente de las suyas. Y en indigna burla a los demás países, ha tratado a la Organización de Naciones Unidas, también como una empresa en la cual es él su máximo dueño.

Para esos fines, como es práctica en la política imperial, fabrica argumentos- con la mentira como materia prima- para amenazar y agredir a naciones plenamente soberanas. Fabrica  enemigos que “amenazan la seguridad  de los Estados Unidos” y parece dispuesto a disputarle a Dios el don de la omnipotencia.

La verdad que debiera interiorizar el pueblo estadounidense es que no son Rusia, China, Venezuela, Corea del Norte, Cuba, Irán ni ningún otro país, los principales enemigos de esa nación. Ninguno de ellos  amenaza la seguridad, ni pretende hacerle la guerra a esa potencia imperial.

El principal enemigo de esa seguridad es el propio gobierno, y el propio presidente yanqui. Es la política aventurera e irresponsable la que puede provocar, en cualquier momento, un conflicto del cual no saldrían ilesos ni los agredidos ni los agresores. Ninguna agresión podría realizarse sin un costo impagable, sin la impunidad de otros tiempos. Y el pueblo de los Estados Unidos no estaría exento del pago de la soberbia y la imprudencia.Pudieran, tal vez,  los asesores de Trump, contribuir a bajarle los humos de la cabeza.

En  cuanto a Cuba, nuestro Ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, definió con claridad  la posición de todo un pueblo –uno de los agredidos por Trump-:

“El gobierno del presidente Trump es el gobierno que perdió el voto popular, que tiene, además, una popularidad bajísima entre los que pagan los impuestos en este país; sin la menor autoridad moral para criticar a Cuba, un país pequeño, una isla solidaria que tiene una amplia cooperación internacional, un gobierno de reconocida limpieza y transparencia, un pueblo noble y trabajador, la sede del proceso de paz de Colombia, un país reconocido como un factor de estabilidad. Y lo hace el jefe de un imperio, responsable de la mayor parte de las guerras que ocurren hoy en el planeta y que es un factor de profunda inestabilidad mundial y de gravísimas amenazas a la paz y a la seguridad internacional”.

Desdicha para el pueblo norteamericano  estar a merced de las decisiones  aventureras de un gobernante más digno de una carpa de circo que de la Casa Blanca.

Leinier Domínguez: trato de ir al límite en el ajedrez

 

Por Lemay Padrón Oliveros

tomado del Blog Un Guajiro Arrepentido

Para llegar a casa del Gran Maestro cubano Leinier Domínguez no hace falta mucho protocolo. Al intentar abrir la verja para llegar hasta su puerta me detuve pensando en si me saldría a recibir uno de esos perros guardianes que abundan en la barriada habanera de Fontanar, pero nada de eso, según él mismo me confesó luego, aunque le gustan mucho los perros, se resiste a tener uno porque viaja habitualmente con su esposa Yanelis y entonces tendría que buscar a alguien para que lo alimente.

Al entrar a la casa, un tablero con un juego de ajedrez hecho con piezas de cristal te recibe en medio de una mesita de centro en la apretada sala, y ya te das cuenta de que no estás en una casa común, sino en una especie de templo donde manda Caissa, la diosa de las 64 casillas.

Sin embargo, el propio ídolo de Güines me aclaró que aunque la diosa de las 64 casillas ha marcado su vida, quien manda en su casa es Dios, toda una declaración de principios de alguien que abrazó los evangelios desde bien temprano.

Acomodados frente a frente, comenzamos el diálogo entre dos coterráneos que se ven bien poco, pero como siempre el terruño hala, conversan naturalmente, como si no se tratara de una entrevista, y hasta bromas surgen por el camino.

A ratos se oyen al fondo los reclamos de Sebastián, el más preciado regalo que le hizo la vida. “En realidad me deja descansar, es bastante tranquilo. A los dos nos gustaba el nombre, nada que ver con el ajedrez, es un nombre clásico”, me cuenta sobre su primogénito, que ya está por cumplir su tercer año.

¿Te despiertas a veces por las noches pensando en jugadas?

“Sí me ha pasado, no con frecuencia, pero sí me ocurre. Paso mucho tiempo pensando en el ajedrez, aunque no esté directamente estudiando. Cuando lo disfrutas tanto y puedes tener las posiciones en la mente, no es complejo hacerlo aunque estés realizando otra actividad.”

Entonces, ¿el ajedrez siempre está contigo?

“Trato de no llevar el ajedrez todo el tiempo, pero es difícil para quien le gusta y lleva toda la vida en esto no estar pensando casi todo el tiempo en él, y te sorprendes analizando una posición en la que tienes alguna duda o una idea incesante, trabajas en ella inconscientemente. Siempre llevo mi laptop conmigo y algo de ajedrez se hace aunque esté de vacaciones. No voy a estudiar a las vacaciones, pero siempre veo algo, aunque me cueste regaños de la familia.”

Hablando de la familia, ¿esa mente privilegiada te ayuda en las labores domésticas?

“No es tan privilegiada en ese sentido, tengo mucho que mejorar en ese otro ajedrez. Mi esposa te podría dar una disertación, soy un poco torpe para las labores de la casa, pero me esfuerzo e intento mejorar. El otro día salí a buscar algo con un cubo y regresé sin la tapa, por ejemplo.”

¿Cómo encontrar el balance entre vida y ajedrez?

“He tratado siempre de ir al límite en el ajedrez, ser ambicioso en el sentido deportivo, tratar de explotar mi mayor potencial, pero igualmente trato de llevar una vida balanceada, dedicarle tiempo a la familia, y ser más equilibrado en cuanto a la vida. En los últimos tiempos he ido más por esa vía y no tanto dedicar 10 o 12 horas al entrenamiento, es como lo he visto últimamente.”

Se sabe que el ajedrez es un deporte duro, y hay hasta leyendas de jugadores con mal carácter, etc…

“No creo que me pase a mí, aunque conozco los casos. Por eso me gusta llevar una vida lo más equilibrada posible, y por eso no le dedico tantas horas al ajedrez. Siempre voy a jugar, aunque mis resultados mejores dejen de llegar, porque disfruto prepararme y jugar, creo que voy a jugar todavía por mucho tiempo.”

¿Es mejor participar en bastantes torneos o dedicarse a la preparación?

“Eso es algo en lo que siempre trabajas y nunca llegas a estar seguro de cuál es la dosis correcta. A veces pensé que jugaba muy poco, y en otras ocasiones noté que se me iba de la mano y entonces jugué menos, por eso trato de encontrar el balance adecuado.”

¿Cómo escoges si respondes o no a una invitación?

“Siempre depende del calendario de torneos para dosificar torneos y entrenamiento. No  rechazo casi ninguno, más bien la tónica general es buscar la mayor cantidad de opciones. Cuando llegué a estar entre los 10 primeros sí me llegaron más invitaciones y no podía cumplir con todas, pero por lo general puedo manejarlo todo bastante bien.”

¿Lugares que nunca rechazarías, o donde te has sentido mejor?

“Me gusta mucho España, desde la primera vez que fui en 1996. Tenía desde entonces un buen movimiento de ajedrez, y quizás también por el idioma tenía mayor afinidad con las personas, por eso siempre disfruté mucho ir. Otros lugares interesantes son Rusia en sentido general, porque es donde más he visto que el ajedrez la gente lo lleva y lo admira, y los aficionados conocen muchísimo de ajedrez, quizás por toda la tradición que tienen, el público tiene en gran estima a los Grandes Maestros. Creo que allí el conocimiento general del ajedrez está un poco por encima de los demás lugares, en un país eminentemente de ajedrez. En Cuba en general vi eso también, no al mismo nivel, pero el ambiente de la afición fue siempre muy bueno, en Santa Clara, por ejemplo, donde más torneos jugué. Igualmente en La Habana, Holguín, Las Tunas, Matanzas, se respiró el ambiente positivo de la afición.”

Adonde no faltas últimamente es a los torneos de clubes…

“Siempre disfruto mucho los torneos por equipos, porque se comentan las partidas de todos. En vivo uno tiene ideas sobre las partidas de los compañeros y aunque en medio del torneo no se puede comentar, luego se intercambia y uno aprende, sobre todo cuando es un torneo de alto nivel. En esos donde yo participo están jugadores de la elite, tanto en Rusia como en España, y ese ambiente de analizar antes y después de las partidas siempre lo he visto muy provechoso. Estos tres años me han enseñado mucho, y también cuando estoy con Cuba, que son más especiales, porque lo damos todo por un buen resultado, y es algo que no tienen los torneos por equipos.

¿Se hablan en ruso?

“Conmigo en inglés, me gustaría mucho saber ruso pero no he podido aprender. Mi esposa es graduada de lengua rusa y he intentado aprender un poco pero no he tenido el tiempo para dedicarle. Me sería muy útil porque las reuniones antes y después son en ruso.”

¿Puedes poner en riesgo tu actuación individual por el grupo?

“Puede pasar, el resultado del equipo está por encima de uno individual. Si en un momento determinado el equipo necesita que tú asegures el match con medio punto, aunque tú sientas que puedes ganar la posición, uno debe poner siempre por delante el interés del equipo, salvo el caso extremo en que sea una posición totalmente ganada.”

¿Cuáles son las características de esos contratos?

“Inicialmente era para jugar la Liga rusa, pero ese torneo da clasificación al Campeonato Europeo, y el Europeo al Mundial. Si se pasa sigo con ellos hasta donde lleguen. En algún momento han chocado los intereses entre los clubes de España y Rusia, pero mi prioridad es el San Petersburgo. El de España generalmente no participa en el Europeo, ni aunque clasifique, por otras razones, y no me crea conflictos por lo general. También en España no ha sido tan constantes como en Rusia, que nunca he faltado desde que empezamos el vínculo, es más estable y por eso le doy prioridad.”

Otra experiencia interesante fuera de Cuba fue cuando integraste el equipo asesor del GM húngaro Peter Leko…

“Fue muy provechoso, aprendí mucho sobre cómo entrenar y prepararme. He intentado otras variantes y se han hecho proyectos interesantes. Me ayudan acá en Cuba, como ocurrió hace poco antes de participar en la Copa de Bakú, que varios Grandes Maestros de Cuba nos reunimos, con la mira fundamental en la participación mía y de (Lázaro) Bruzón en la Copa, y aunque les sirve a todos nos tratan de ayudar. Quizás no es todo lo profesional que debiera ser, pero se hace el esfuerzo.”

¿Es muy caro hacerte de un equipo así?

“No me he sentado con un lápiz a sacar números, pero es bien costoso el andamiaje que acompaña a un ajedrecista cuando pretende ser campeón mundial. En mi caso se ha hablado también de vivir fuera y pudiera ser, pero no se me ha dado la posibilidad porque es complicado, lleva muchas cosas. También se pudiera hacer desde aquí, no necesariamente hay que vivir fuera, pero sobre todo es el tema económico, es complicado tener un entrenador de primera línea, o un equipo de analistas que te ayuden. Creo que no lo pueden hacer todos tampoco, quizás quienes se encuentran hoy entre los 10 primeros del mundo pueden hoy mismo o pudieron en algún momento contar con ese apoyo, pero es difícil, no solo para mí, sino para la gran mayoría de los ajedrecistas. Me gustaría, pero es difícil.”

¿Qué importancia le das a la preparación física?

“El deporte en general me gusta más de lo que lo practico, me gusta seguir los torneos de tenis, hace un tiempo que no juego. En general me sienta bien hacer deportes, porque noto que es importante para los torneos. Cuando uno está mejor físicamente, en general juega mejor, y eso es algo que últimamente me ha faltado un poco. La he descuidado y quiero retomar en serio la preparación física, porque creo que ayuda mucho en el ajedrez.”

A %d blogueros les gusta esto: