Archive for: noviembre 2017

El desamor y la luz


tomado del blog Mira Joven (Cuba)

Cada relación amorosa suele ser una película, larga o carta, con escenas de alegría y seriedad. Hace poco, una joven escribió por correo electrónico: “¿Y qué pasa si no sales de mi mente, si te has adueñado de mis pensamientos? ¿Acaso debo buscarte, esperarte y seguir con esperanza en la búsqueda de un beso, de una sonrisa o esa seriedad también cautivadora por ser tuya?

En otro lugar, un muchacho garabateaba sobre papel: “Siempre creí que el romanticismo de Bécquer y otros poetas era fantasía, frases líricas en tinta y papel. ¡Cuánto me equivoqué! Ahora sufro, me aconsejo e intento resignarme, empero no puedo. Un vendaval de sentimientos, pasiones y recuerdos me asaltan y desvelan, me recuerdan que soy humano, y que quizá Cupido sí existe, pero es malvado”.

Otros, que construyeron una relación especial a través de los años, intercambian cartas por correo postal, una tradición en peligro de extinción por el empuje de las nuevas tecnologías. Envían textos y reciben otros.

Un frío-caliente recorre sus cuerpos cuando leen cada línea. Él o ella las escribió, rápido o lento, con nostalgia o complacencia. Ambos intentan desnudar las palabras, interpretar las comas y encontrar pizcas de posibilidad.

A veces, huracanes del desamor y tristezas de la inocencia borran la sonrisa, pero siempre se puede comenzar de nuevo y, en ocasiones, salvar la relación.

Escribo sobre este tema a petición de varias personas, incluida quien, como un disparo, me dijo hace poco: “Tus trabajos se están volviendo demasiado serios”, motivo para otro Comentario. También pienso en esa joven, llena de encantos, como todas las féminas, que prefiere construirse una coraza, porque “ya he sufrido suficiente”.

En cuestiones de amor, cada quien tiene sus vivencias, momentos de felicidad, tormentos y espejismos. Las olas de ese sentimiento y la convivencia no suelen mantenerse con ritmo estable, pueden adquirir mayor o menor fuerza, y dañar lo construido durante meses y hasta años.

Especialistas confirman que, con frecuencia, las rupturas de ese tipo causan dolor, ansiedad, depresión y estrés. Según explican, lo peor es cuando algunos desean continuar junto a la otra persona, pero ya no son aceptados.

Refieren que deben pasar por diversas etapas, las cuales no tienen un orden cronológico, pues pueden mezclarse entre ellas, períodos durante los cuales existen días de aparente recuperación y retrocesos.

Algunos hablan de cinco fases (Pérdida, Desesperanza, Ansiedad, Aceptación y Superación) y otros hasta de siete, aunque muy similares (Impacto, Negación, Pena y Depresión, Culpa, Rabia, Resignación y Reconstrucción). Aseguran que se comienza a mejorar a partir de la Aceptación o Resignación.

A pesar del sufrimiento, cada quien debe comprender que los fines en ocasiones son también comienzos. Lo fundamental es continuar en el camino de la vida con dignidad, dedicación y capacidad para sonreír, dar y recibir amor, porque en definitiva la luz quizá nos espere más adelante.

COCO, EL NEOCOLONIALISMO DISNEY

Pixar ha logrado que llorar como se lloró en las proyecciones de Bambi sea elogiado por los que antes denunciaban el imperialismo cultural
por ANDY ROBINSON*

<p>Fotograma de la película de Disney 'Coco'.</p>

Fotograma de la película de Disney ‘Coco’.

Este momento de tensión  entre EE.UU y México es muy desconcertante para USA Inc. Porque para las grandes corporaciones estadounidenses (y otra multinacionales), México tiene un valor incalculable a la hora de diseñar sus campañas de marketing. Y, por supuesto, a la hora de diseñar sus producciones cinematográficas. México es “auténtico” y tiene alma. Para un buen creativo corporativo con MBA, especializado en la extracción de valor intangible, quedan enormes yacimientos de cultura popular en México que, increíblemente, aún no han sido convertidos en mercancía.

Es más, en México, con su historia tan cruel, su cultura todavía no mercantilizada se ve estrechamente identificado con la última barrera de protección, la familia, otro elemento de valor inestimable para los creativos del marketing e imagineering precisamente porque se percibe como un santuario del mercado, lo último que se vendería y que se corrompería. México tiene todo lo que le faltaba a McDonalds cuanto intentó sin éxito hacer aquella campaña de  “Say it with love”. Para decirlo con amor y alma, hace falta algo mucho  más potente que un Big Mac regalado al cliente para que llame a su madre o novia y que le diga ante el público: “Te quiero”. Hace falta algo menos obviamente transaccional para así esconder la fría cotización bursátil que motiva cada decisión corporativa necesaria para su expansión imparable e insaciable. Y ¿qué mejor para penetrar hasta la zona más protegida de la cultura que hacer una ofrenda del Día de los Muertos?

La semana del 2 de noviembre podían verse ofrendas en cada uno de los centros comerciales de la Ciudad de México: calaveras de azúcar o chocolate, tamales de maíz, papel picado de colores chillones, panes de muerto, flores anaranjadas cempasúchil ya fotos del difunto, quizá, el fundador de la franquicia. México primero regaló a Frida Kahlo, una revolucionaria reconvertida en un logotipo de moda global. Más tarde, la calavera, un icono de moda auténticamente étnica. ¿Qué mejor que un esqueleto para combatir las acusaciones de superficialidad y narcisismo que suelen hacerse a la moda? 

Y ahora, la ofrenda de la fiesta del Día de Muertos como potente herramienta de marketing. No importa que fuera, en la calle, haya gente llorando y realizando ofrendas improvisadas delante de los edificios que se derrumbaron en el terremoto del 19 de septiembre. Las ofrendas de las multinacionales son mucho más ricas en simbología del México auténtico que esas pobres ofrendas caseras. Ahí están, junto a las marcas de Carolina Herrera, Estée Lauder, Victorias Secret. Y, para rematar, en el multicine, en al tercera planta, Coco, la nueva película de Pixar/Disney sobre el Día de Muertos en México, exhibida en horario continuo.

Ofrenda delante de un edificio derrumbado en el terremoto

La crítica mexicana se ha deshecho en elogios por Coco, un filme muy bien documentado, que entiende lo “auténtico” del pueblo mexicano y que muestra “admiración e incluso respeto a la cultura nacional”, según el diario El Universal. No falta ningún detalle antropológico sobre la gran fiesta popular, de orígenes precolombinos. Desde el papel picado que adorna las calles de México hasta los tamales y pan de muerto en las ofrendas. Desde la Llorona, la madre fantasma que busca a sus hijos muertos, hasta La Catrina, la cómica encarnación de la muerte de Diego Rivera. Sin olvidar la música de Jorge Negrete, Pedro Infante, con un poco de hip hop folclórico del Mexican Institute of sound. Ahí está también el perro de los aztecas, el Xoloitzcuintle, y los animales fantásticos de la artesanía de Oaxaca, los alebrijes, ya en venta en su Disney Store más próxima.

Hasta la izquierda mexicana se ha mostrado agradecida a la filial de la gigantesca Corporación Disney por explorar lo auténtico del pueblo mexicano. Hay que reconocérselo a los creativos gringos de Pixar de la escuela obsesiva de Steve Jobs. No dejarán ninguna piedra sin levantar en su búsqueda. La revista Proceso comparó la película con una novela de Carlos Fuentes. El actor progresista Gael García Bernal pone la voz al desgraciado músico Héctor que no puede cruzar el puente de flores anaranjadas cempasúchil hasta el mundo de los muertos vivientes porque nadie vivo se acuerda de él. Elena Poniatowska dobla al castellano la voz de la abuelita, nana coco, que, pese a su demencia avanzada, finalmente recuerda en una lacrimosa última escena la canción del mismo músico (su padre): Recuérdame. Pixar ha logrado que llorar como se lloró en las proyecciones de Bambi sea elogiado por los que antes denunciaban el imperialismo cultural.

Pero, quizás sea la izquierda la que ha cambiado más que Disney. Curiosamente, dada su reivindicación de la memoria colectiva, Coco ha logrado borrar totalmente la polémica que desató Disney en 2013 cuando anunció que pretendía hacerse con los derechos de propiedad intelectual del mismísimo Día de los Muertos, declarado patrimonio de la humanidad de la UNESCO. Disney quería el uso exclusivo para dotar a su marketing de “comidas snack y congeladas, adornos de árboles de navidad, imanes decorativos y productos de enseñanza y entrenamiento”, de cierta autenticidad y alma, según contaron sus abogados. Tras una oleada de protestas, la corporación retiró la solicitud.

Disney ya se ha dado cuenta de sus errores. Los cineastas de Pixar hablan de México y su identidad con el máximo respeto: “La película es una carta de amor a México”, ha insistido su director Lee Unkrich, oriundo de Ohio, que también dirigió Toy Story 3. “Coco no existiría sin la belleza ni la inspiración de México y su cultura, ni tampoco sus familias…”, coincide la productora de la película, Darla Anderson. Tras el terremoto que mató a medio millar de personas, entre ellas decenas de niños, Disney no tardó en enviar donativos a los damnificados del estado de Oaxaca, donde hizo gran parte de su investigación para la puesta en escena.

Nadie en México parece estar preguntándose si Coco, y la participación de Disney y otras corporaciones en la reconstrucción, contamina la movilización ciudadana con el veneno de filantropía corporativa. A fin de cuentas, como decía Carlos Monsivais tras la masiva movilización ciudadana después del seísmo de 1985 que derrocó al PRI en el DF, no se trata de ser solamente “solidarios” al organizarse en apoyo a las víctimas, sino de “tomar el poder”.

Para entender por qué no debería elogiarse una película de Pixar sobre el Día de muertos mexicano, lo primero que hay que hacer es visitar la doble exposición México, Walt Disney y El arte de Coco en la Cineteca  Nacional (Filmoteca) de la secretaría de Cultura en Coyoacán, que recorre los viajes de Disney en México y América Latina en los años de la guerra fría. El primer viaje, en 1942, fue como enviado de un programa exterior de Roosevelt para contener el fascismo en América Latina y, lo que sería mucho más importante conforme fueron pasando los años, para detener al comunismo y cualquier movimiento de reivindicación social. Hizo dos películas, el corto Saludos America y el largometraje Los tres caballeros, que, como recuerda la historiadora cultural argentina Marcela Croce en un número reciente deThe Jacobin, “establecieron un precedente por el cual la industria de cine trabajaba para justificar la intervención estadounidense en la región”.

La exposición en la Cineteca Nacional, sin embargo, no se detiene en esa historia de invasiones, golpes y masacres de pueblos indígenas. Recuerda que Disney realizaba minidocumentales para apoyar la campaña de salud pública del presidente Miguel Alemán. Relata cómo Pancho Pistolas, el personaje mexicano creado por Disney entonces, se convirtió en un personaje querido en todo el país. Explica la afición de Disney a la música mexicana y a los trajes de charro que a veces vestían durante sus visitas. “El legado de Walt Disney ha permanecido en los corazones de México (…) esas sonrisas que Disney nos ha regalado son parte de nuestra memoria”, pontifica el texto de la exposición. “México y Disney es un encuentro mágico”, resume.

No hay en la exposición ni una referencia al libro clásico sobre Disney en América Latina, Para leer al Pato Donald, editado en Santiago de Chile en 1972, una crítica demoledora hacia los estereotipos racistas de las tiras cómicas y las películas de Disney sobre América  Latina y hacia la “colonización mental” de los niños con “los sueños de una ideología competitiva de ultra individualismo”, según recuerda su coautor Ariel Dorfman, catedrático de la Universidad Duke de Carolina del Norte en el Huffington Post. Quemados miles de ejemplares del libro en Chile tras el golpe de 1973, la obra fue prohibida en EE.UU., dos años después, por las presiones de Disney. Finalmente, será publicado a finales de este mes y formará parte del catálogo de una nueva exposición sobre Disney en América Latina en el museo MAK de Los Ángeles. ¿Por qué no mencionaron nada de esto Francisco Haghgenbe y Hugo Derat, los dos comisarios de la exposición México y Walt Disney en la Cineteca Nacional? Quizás porque los dos son publicistas de la oficina mexicana de la Corporación Disney. “Nosotros solo prestamos la sala; Disney diseñó la exposición”, se limitó a decir un empleado de la secretaría de Cultura.

*Andy Robinson. Es licenciado por la London School of Economics en Ciencias Económicas y Sociología y en Periodismo por El País UAM. Fue corresponsal de ‘La Vanguardia’ en Nueva York y hoy ejerce como enviado especial para este periódico. Su último libro es ‘Off the Road. Miedo, asco y esperanza en América’ (Editorial Ariel, 2016).

Su majestad, el campeón mundial. La mejor partida de Capablanca.

1Tomado del Blog: Conexión cubana

Cualquier hiperlativo para llamar a ese genio del ajedrez que fue José Raúl Capablanca y Graupera, se quedaría corto ante sus facetas o cualidades entre las 64 casillas, o lo que podría significar para los amantes de la diosa Caisa. Aquel niño aprendió a los 4 años viendo jugar al padre, de manera autodidacta y sin escuelas, festejó su cumpleaños 13 con el campeonato de Cuba. Fue llamado la máquina de jugar ajedrez y se convirtió en una leyenda viviente del juego ciencia. ¿Fue este su único legado?Había nacido un 19 de noviembre de 1988. Decía que había aprendido a jugar antes de leer y el patrón de su padre le pagó los estudios en los Estados Unidos pero el ajedrez tuvo pudo más y no terminó. Comenzó a asistir al Manhattan Chess Club. En 1905 con 17 años le ganó por primera vez al gran Enmanuel Lasker, entonces Campeón Mundial. En 1909 ganó 8 partidas y perdió solo una con Frank J. Marshall, entre los 5 mejores jugadores del mundo. En 1911 termina de saltar  al ganar en el gran Torneo de San Sebastián, hasta ese momento considerado el más fuerte de todos los tiempos.

Los que leen, siguen o saben de ajedrez repite que Capablanca es el iniciador el del ajedrez moderno, por el cual aún entrenan y estudian varias escuelas a nivel mundial y casi todos los principales Grandes Maestros. No hay un jugador de nivel desde su época a la fecha que no estudiara sus partidas.

Elogiado por todos, incluso los que llegaron a odiarlo sin razón.

“Capablanca sabe, los demás ensayamos.” Decía Svetozar Gligoric. Gran Maestro Internacional yugoslavo quien fue uno de los jugadores más fuertes del mundo y se destacó también como teórico y comentarista.

Alexander Alekhine, quien le arrebató el título a Capablanca en Buenos Aires en 1927, y a partir de entonces rehusó concederle la revancha, confesó al morir el genio: “nunca antes hubo ni volverá a existir un genio igual”…“No entiendo ni ahora, después de tantos años, cómo he conseguido ganar a Capablanca”.

“Si el ajedrez es arte, el mejor es Alekhine pero si el ajedrez es ciencia, el mejor es Capablanca.” Sentencia el Gran Maestro Savielly Tartakover, uno de los más recurrentes genios de los trebejos.

Richard Reti, no encontraba como describir y tuvo que manifestar solamente el ajedrez era como su “lengua materna”.

El gran Enmanuel Lasker, desplazado del trono por el cubano dijo una vez al público: “He conocido a muchos jugadores de ajedrez, pero entre ellos solo un genio, ¡Capablanca!”

En la modernidad esa admiración no dejó de sentirse en el argot ajedrecista mundial. Quizás lo más emblemático sean las sentencias de los dos eternos rivales de finales del siglo pasado.

“El ideal en ajedrez sólo puede ser una imagen colectiva, pero en mi opinión es Capablanca quien se acerca más a esa imagen. Su libro fue el primer libro de ajedrez que estudié, de principio a fin”. Gran Maestro Anatoly Karpov.

“Casi no hacía nada y trabajaba mucho menos que otros jugadores, lo que no le impidió ganar los torneos y encuentros más importantes, manteniéndose invicto durante años. No es esta una indicación de talento ilimitado, de indudable genio ajedrecístico? Gran Maestro Garry Kasparov.

Pero mayor el elogio ajedrecista que puede recibir el genio a diario es todos las veces que le repetimos a alguien para felcitarlo ….jugaste  como  Capablanca.

Cuando muchos pensaban que estaba en el ocaso de su carrera Capablanca arrasa en cuanto torneo se presenta de 1936 a 1939, derrotando a los dos campeones del mundo del periodo. En toda su vida participó en veintinueve torneos de gran nivel, de los cuales ganó quince y en otros nueve terminó segundo. En total, sumó 318 victorias, 249 empates y 34 derrotas, así como obtuvo 19 premios de belleza. La Federación Internacional de Ajedrez estableció el 19 de noviembre como día mundial del ajedrecista en su homenaje.

Sin embargo, para muchos de nosotros, la mejor estrategia, la mejor partida de Capablanca no estuvo exactamente entre 64 casillas. El genio fue el iniciador y fundador de una dinastía de deportistas, capaces de no vencer solo por su capacidad deportiva, sino por su patriotismo y cubanía.

Enrique  Corzo,  a raíz de la muerte del campeón de ajedrez en 1942, dijo:

“Capablanca fue, sin disputa el cubano internacionalmente más representativo de su tiempo, y el único cuyo nombre, vinculado a una supremacía manifiesta en cierta actividad mental que implica una tradición de cultura, podía ser identificado sin esclarecimientos adicionales en cualquier lugar de la tierra.”

¿Porque decir que Capablanca fue el cubano más representativo en su tiempo?

Capablanca nace en la instalación militar del Castillo del Príncipe, en La Habana, hijo del comandante del ejército español José María Capablanca, y la matancera Doña María Graupera, quien imprime a su esposo e hijos los primeros ambientes de cubanía, al colaborar con los mambises, y por ende su esposo, que fue sancionado por existir sospechas sobre él.

Creció en un clima eminentemente cubano, y fue tal su sangre que jugó beisbol unos meses en el torneo de las Grandes Ligas de Béisbol de Estados Unidos como primera base. Conocía varios idiomas con una vasta cultura.

Pero su obra cumbre de cubanía llegó en 1922, Capablanca no era comunista, pero rechazó la oferta de ser ciudadano estadounidense, dicha oferta la volvería rechazar cuando Norteamérica le ofrece en financiarle y arreglarle la revancha por el Campeonato del Mundo, a cambio otra vez de ser americano. El Campeón cubano también dijo que no, nunca pudo obtener su revancha, pues jamás quiso dejar de ser cubano.

En 1925, tuvo que huir además del país, porque uno de sus hermanos era opositor de la dictadura de Gerardo Machado, además el dictador le había prohibido al genio ajedrecista a asistir a un torno en la URRS ese año, pero el trebejista no hizo caso. Machado mando a apresarlos a ambos.

Fue en esta actitud ante la vida que Capablanca selló su mejor legado al deporte cubano, pues jamás traicionó a su patria y en 1939 dio a la nación el título de Campeón Olímpico, aunque sin dinero para discutir el título; fue además aquel que no aceptó la exigencias de un tirano como Machado.

Capablanca abrió la senda a todos los grandes deportistas que han dado logros a Cuba sin venderse a las presiones y chantajes del imperio. Otro genial ajedrecista Guillermo García jamás pudo cobrar sus premios por triunfos en Estados Unidos, pues querían que desertara; jamás le pasó por la cabeza. Omar Linares y Antonio Muñoz, no pudieron jugar en Grandes Ligas, pero brillaron por años para su patria, nunca lo hicieron pues les exigían dejar de ser cubanos.

Como ellos hay miles en toda la historia de la Revolución, de los cuales nos sentimos orgullosos primero que todo por su compromiso con la patria, dignos seguidores de “Su Majestad” el Campeón Mundial.

Elecciones en Cuba: claves para el día de votación

tomado del blog Santa Mambisa

“El próximo 26 de noviembre, las elecciones van a tener una respuesta contundente de nuestro pueblo, sobre todo porque lo precede el día 25, en que se cumple el primer aniversario de la desaparición física del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, quien fuera el mayor artífice del sistema electoral cubano”, expresó recientemente Alina Balseiro Gutiérrez, presidenta de la Comisión Electoral Nacional, al actualizar  sobre los pasos electorales que se vienen desarrollando y se desarrollarán en el proceso de elecciones generales que vive nuestro país.

Cercana ya las elecciones de los delegados a las asambleas municipales del Poder Popular, fijadas para el 26 de noviembre próximo, compartimos algunas claves a tener en cuenta para ese día:

UBICACIÓN DEL COLEGIO ELECTORAL

  •  Antes del día de la votación usted debe informarse en qué lugar está ubicado su colegio electoral para ejercer su derecho al voto.

Votacion

INSCRIPCIÓN EN LA LISTA DE ELECTORES

  • Usted debe verificar  su inscripción en la Lista de Electores, la cual estará  expuesta en lugares  visibles y de mucha concurrencia en su comunidad, de no estar en dicha lista debe  dirigirse a la comisión electoral de circunscripción o  a las organizaciones de masas del territorio.

Votacion

HORARIO DE LA VOTACIÓN

  • El día de la votación (26 de noviembre) podrá ejercer el derecho al voto desde las 7am y hasta las 6 de la tarde.

Votacion

DOCUMENTOS A PRESENTAR

  • Usted debe presentar su carnet de identidad, Tarjeta de menor para los casos de arribantes a 16 años o Documento de Identidad de las FAR o,Documento que emita la Oficina de trámites cuando usted no posea documento de identidad por cualquier razón que no constituya una incapacidad legal para el ejercicio del derecho al sufragio activo.

Votaciones

MODELO DE INCLUSIÓN

  • De no encontrarse en la lista y residir de manera permanente en la circunscripción, Ud. debe pedir ejercer su derecho al voto y que se incluya su nombre, con sus dos apellidos, dirección y carné de identidad, número de zona y CDR en el modelo de inclusión.

Votaciones

PREPARACIÓN ANTES DE VOTAR

  • La mesa está obligada a enseñar a cada elector de cómo se ejerce su derecho al voto.

Votaciones

FIRMA EN LA LISTA DE ELECTORES

  • Usted debe firmar con tinta donde se encuentra inscripto en la Lista de electores o modelo de inclusión como constancia de que asistió a ejercer su derecho al voto.

Votaciones

EL MOMENTO DE LA VOTACIÓN

  • Cuando se le entrega la boleta vacía y doblada debe proceder a votar en los cubículos preparados para ello en el colegio electoral.

Votaciones

PROCEDIMIENTO PARA LA VOTACIÓN

  • Usted debe votar por un solo candidato de los que figuran en la boleta, escribe una X, junto al nombre del candidato al que confiere su voto, a continuación debe doblar la boleta e introducirla en la urna.

Votaciones

EN CASO DE IMPEDIMENTO FÍSICO

  • Usted debe saber que en caso de impedimento físico y necesite ayuda puede auxiliarse de otra persona que usted  seleccione, siempre que no sea un candidato nominado, ni miembro de la Mesa electoral u otra autoridad electoral.

Votaciones

EN CASO DE NO PODER ASISTIR AL COLEGIO ELECTORAL

  • En caso de que usted por algún impedimento físico o enfermedad no pueda asistir al colegio, puede solicitar a la mesa electoral que se le facilite el ejercicio de su derecho al voto en su domicilio u otro lugar donde se encuentre; un miembro de la mesa electoral podrá llevarle la boleta y podrá ejercer el voto.

Votaciones

EN CASO DE ERROR AL MARCAR EN LA BOLETA

  • En caso de que usted advierta que ha marcado erróneamente la boleta, podrá solicitar se le entregue otra boleta, previa devolución de la anterior.

Votaciones

De acuerdo con la Ley Electoral No.37, usted puede ejercer el sufragio activo (votar) si:

  • Ha cumplido dieciséis (16) años de edad;
  • Es residente permanente en el país por un período no menor de dos (2) años antes de las elecciones y está inscripto en el Registro de Electores del Municipio y en la relación correspondiente a la circunscripción electoral del lugar donde tiene fijado su domicilio; o en la lista de una circunscripción electoral especial;
  • Se presenta en el Colegio Electoral con el carné de identidad o el documento de identidad de los institutos armados a que pertenece;
  • No está declarado judicialmente como incapacitado mental;
  • No está cumpliendo sanción de privación de libertad aun cuando se encuentran disfrutando de libertad condicional, licencia extra penal, gozando de pase; o cumpliendo una sanción subsidiaria de la privación de libertad;
  • No esté privado de sus derechos políticos, por sentencia de los tribunales, como sanción accesoria, a partir del cumplimiento de su sanción principal.

¿Para dónde vuelan los flamencos?

Por Giraldo Mazola

tomado del blog: Segunda Cita

Ser fidelista no es una desviación de la teoría marxista. Es ser marxista, martiano y tener una confianza infinita en la genialidad de un dirigente -de los que nacen cada cien años y que nuestra generación tuvo la suerte de coincidir con él- y de participar bajo su guía en la gesta definitiva de la redención de la patria.

Esa confianza se va materializando y consolidando poco a poco, mediante sus acciones cotidianas, sus análisis, su estilo de encontrarse siempre en la primera línea de cualquier combate contra enemigos o desastres naturales.

No se trata de una aceptación superficial de las decisiones o criterios del jefe sino la convicción de que sus opiniones a veces soñadoras, -pues un revolucionario siempre debe soñar-, aún cuando no se comprendan en su dimensión al principio, después advertimos que mientras nosotros habitualmente vemos facetas inmediatas de una situación, generalmente él suele apreciar aspectos de más largo alcance.

Recuerdo muchas ocasiones en las que yo estaba sumergido en la cotidianidad y Fidel además de apreciarla se proyectaba a cuestiones perspectivas donde ese problema perdía su dimensión  para ceder el espacio a las de su perspectiva.

Hay infinidad de anécdotas de esas ensoñaciones y de esa confianza en la visión de un futuro asequible cuando el camino presente parecía preñado de obstáculos insalvables. Raúl relata lo que sin dudas es el ejemplo cardinal de lo que digo al explicarnos el encuentro de ambos con el diezmado grupo que sobrevivió a la emboscada de Alegría de Pío, rodeados de miles de soldados  y su afirmación de que con ese exiguo grupo ganaríamos, como ganamos, la guerra que se iniciaba.

Además lograba contagiarnos de esa confianza en el porvenir pero educándonos a soñar y a analizar todas las circunstancias presentes y futuras. Lo percibí cuando René Rodríguez bajó de la sierra en 1957 para llevar al periodista norteamericano Mathews a aquella entrevista histórica y luego para hacerse cargo de los grupos de acción de la capital, quien venía permeado de esa forma de pensar y actuar que inculcaba Fidel.

Quiero referir mis recuerdos de un hecho ocurrido en Camaguey en la década del 70. Fidel impulsaba y supervisaba la ejecución de la infinidad de planes de nuestro desarrollo no únicamente con reuniones en la capital sino con recorridos frecuentes por el país. Eran un método muy práctico para constatar en el terreno su marcha y contagiar a todos sus ejecutores la fe necesaria para vencer obstáculos que parecían a veces insuperables. No acostumbraba a avisar con mucha antelación sus visitas ni a anticipar lo que se proponía recorrer o chequear. Al menos ese es el recuerdo que conservo de Camaguey.

En una ocasión advirtió casi una semana antes su visita y su interés por visitar las fábricas de fertilizantes y de cemento de Nuevitas, la playa de Santa Lucía y el Rectángulo Ganadero de Guáimaro.

Tomamos ante el aviso todas las medidas para revisar y controlar todo lo que estaba en nuestros proyectos de desarrollo y los fundamentales planes de la agricultura y la zafra.

Héctor Argilés, joven combatiente del 26 de julio de Regla que se incorporó a las FAR y llegó a ser el jefe de operaciones de la división 2350 que dirigía el comandante Rogelio Acevedo y era el ariete defensivo de la capital, era entonces el primer secretario del Partido en Nuevitas y se dedicó a revisar todo lo que estaba en su jurisdicción.

Nuevitas contaba en 1959 con apenas unos 10 mil habitantes y un puerto que solo trabajaba medio año en correspondencia con la producción de azúcar y unas pequeñas industrias locales. El desempleo reinaba y la pobreza caracterizaba esa bella ciudad camagüeyana. Del proceso de industrialización propuesto por el Che ya operaba la planta de electrodos y la de alambre con púas, el combinado industrial Esteban Lugo, la fábrica de cemento, la termoeléctrica 10 de Octubre y el complejo químico de fertilizantes. El puerto dejó de ser monoexportador de azúcar para convertirse en la tercera terminal marítima del país en carga general y en el puerto alterno del de La Habana, manipulando más de un millón de toneladas métricas de mercancías. Se le añadieron una base de almacenamiento de combustibles y otra de amoniaco en Pastelillo, por donde también se realizan exportaciones de cemento. Las seis unidades de la termoeléctrica aportaban más de 600 megawatts-hora. El coloso productor de fertilizantes garantizaba el abono nacional para los programas agrícolas cañero y de cultivos varios a diversas regiones. Este florecimiento de modernas industrias representó la capacitación de miles de hombres y mujeres de allí, de Camagüey y de todo el país para el funcionamiento de las grandes plantas y las operaciones portuarias. Surgieron miles de empleos en las importantes ramas industriales y portuarias, y en la construcción de presas, acueductos y viviendas, para garantizar el hábitat a las nuevas familias que el propio desarrollo promovió en la región. Detrás vinieron las inversiones sociales de escuelas de todos los niveles, politécnicos, aulas universitarias, policlínicos, un hospital con excelentes servicios médicos y de urgencia, casas de cultura, redes de comunicaciones, emisora de radio y un canal de televisión. Su población creció hasta más de 40 mil habitantes.

Cuando se produce esta visita de Fidel, apenas catorce años después el cambio era extraordinario.

Además del control de los datos de la siembra de caña y las reparaciones en los dos centrales del municipio, Argilés los visitó repetidamente para precisar la situación así como los proyectos de expansión citrícola de Sola, la construcción de caminos, la marcha de las fábricas de cemento y de generación eléctrica, los planes de vivienda y la siempre tensa situación del puerto.

Incluso fue personalmente a recorrer el primer pedraplén que hacíamos de alrededor de dos kilómetros para unir el cayo Sabinal, con 335 kilómetros cuadrados y 33 de playas -que fuera base de operaciones de corsarios y piratas y de leyendas de tesoros enterrados,- y la tierra firme que ejecutaba el Chino, Rolando Cabrera, combatiente del ejército rebelde, con una pequeña brigada de equipos viejos consistente en un par de bulldozers, varios camiones y un cargador. Recibía el reporte diario de la marcha de ese trabajo pero lo visitó un atardecer. Cuando marchaba con el Chino dentro del cayo se sorprendió con un ruido no conocido y el Chino le aclaró que a esa hora cientos de los flamencos de Santa Lucía volaban por encima de la bahía hasta las casimbas del cayo. Se pusieron a observar y vieron varias decenas que venía planeando bajo para descender en ellas.

Desde luego fue exhaustivo en la revisión de la situación de las fábricas de fertilizantes y cemento donde felizmente todos sus índices de producción marchaban bien y también de la playa de Santa Lucía. Allí si había un buen enredo. La construcción de la carretera asfaltada que la comunicaba con la capital marchaba a un ritmo aceptable pero no así el primer hotel y el campamento que edificábamos en la playa con constructores de la CJC. El primero tenía un atraso de más de cinco semanas que después de numerosos chequeos sólo era posible reducirlo muy poco por la ruta crítica de la obra.

En fin que esperábamos que nos costaría una buena reprimenda cuando el comandante constatara esto. Incluso algunos pensaban que el conocimiento del atraso era la causa de la visita.

Al fin llegó Fidel e inició en la mañana siguiente el recorrido anunciado acompañado de Raúl Curbelo y Jaime Crombet, primer y segundo secretario del Partido en la provincia y de Argilés. La visita a la fábrica de Fertilizantes y a la de cemento fueron muy positivas por las frases estimulantes que dijo a los colectivos de trabajadores. Percatándose de la satisfacción del Comandante por la visita a las dos fábricas y el diálogo con sus obreros, al salir de la de cemento Argilés le plantea: “Comandante quisiera de ser posible una ayuda suya,” y Fidel le responde enseguida preguntándole qué ayuda quiere y entonces le sugiere que sería recomendable pasar por algunas calles de Nuevitas para saludar a la población. Fidel le indica al chofer que tome por donde él le indique y así los carros pasaron por la calle principal y otras avenidas donde el pueblo al ver la caravana y percatarse que iba Fidel, empezaron a salir de las casas, los comercios, saludándolo con tal efusión que fue realmente impresionante.

Al concluir el recorrido Argilés le informó la marcha de la construcción del pedraplén a Sabinal y las dificultades motivadas por la situación de los equipos y el comandante le asignó, anotándolo en su libreta, varios equipos nuevos que llegaron una semana después y dieron un impulso decisivo a aquella obra.

Durante el trayecto a Santa Lucía fue apreciando la construcción de la carretera asfaltada que comenzaba a sustituir el pedraplén que ejecutaba con escasos equipos el entusiasta jefe de viales de la provincia Quiroga y que comenzaba a cambiar la imagen del acceso a la playa.

Santa Lucía, a 120 kilómetros de Camaguey, tiene una faja de arena fina de más de veinte kilómetros de playa arenosa de origen coralino y es después de Varadero la mayor potencial playa del país. El ancho promedio de la franja de arena es de quinde metros. Sus aguas son muy tranquilas, transparentes y de fondos arenosos ideales para el deporte náutico, la pesca superficial, la foto-caza submarina y los baños de mar. Una extensa y bien conservada barrera coralina, parte de la mayor del hemisferio occidental, se extiende paralela  a la costa a dos kilómetros de ella y limita las áreas para baños de mar.

Había entonces decenas de casas construidas por hacendados camagüeyanos y unas pocas edificaciones rústicas hechas después del triunfo de la revolución. El terraplén que lo comunicaba capital, que ahora se asfaltaba, estaba en mal estado y la carencia de instalaciones populares y de agua potable limitaba su disfrute por la población. Se iniciaba, con la carretera, ese primer hotel y la construcción de la presa Atalaya, la solución de esos problemas que darían facilidades para su disfrute.

La playa está limitada al sur por la más grande salina del país separada de la franja arenosa por la laguna natural El Real, poblada por el mayor conglomerado de flamencos rosados del país.

Frente al hotel en construcción, lo esperaba un grupo más nutrido. El jefe de la obra ofreció cifras y datos y explicó las causas del atraso donde en efecto incidían factores objetivos pero también muchos derivados de nuestra inexperiencia y deficiencias.

Fidel escuchaba atentamente la información mientras observaba el entorno. Dio algunos pasos a su izquierda y derecha. Casi finalizaba el jefe de la obra cuando lo interrumpió en voz baja: ¿Para dónde vuelan los flamencos?

Todos los presentes se miraron unos a otros y nadie tenía la respuesta para esta inesperada pregunta. Argilés en un extremo se adelantó un poco y para alivio de todos dijo: “Comandante, al atardecer vuelan muchos de ellos a través de la bahía para las casimbas del cayo Sabinal. Las vi hace poco cuando revisaba el trabajo del pedraplén”

Fidel volvió a caminar mirando ahora hacia la laguna y comenzó a acercarse a los jeeps sin decir nada del atraso de la obra que nos tenía en vilo. Se detuvo y nos explicó a todos lo que me pareció después que era el motivo de su visita a ese lugar.

Con palabras más elocuentes y precisas que las que logro recordar dijo que Santa Lucía sería la playa de los trabajadores camagüeyanos y una de las orientales del norte de esa provincia.

Y ahí se remontó a pensar viendo ante sí lo que requeriría varios años materializar y que la mayoría de nosotros no veía con esa claridad sumergidos en los problemas difíciles de la terminación de las obras iniciales. Para ello tenemos que terminar la presa y la conductora que la abastecerá de agua potable, concluir la carretera que la une a la de Nuevitas y la que acabamos de comenzar, que irá por la costa norte. Aquí habrá que edificar una decena de hoteles pero no como este, tendrán que ser más verticales o extendiéndonos a lo largo de la playa para no reducir la capacidad de la laguna. Con lo que me dicen de los flamencos esto no los afectará y seguirán constituyendo un bello ornato para todos y una prueba del respeto que debemos brindar a nuestra naturaleza.

Hoy, treinta años después, muchos de aquellos sueños son realidades. Santa Lucía cuenta con cinco hoteles de categoría con más de 1 000 habitaciones y dos centros de buceo y deportes náuticos.

A %d blogueros les gusta esto: