Lázaro Paz: “El éxito está en la continuidad del trabajo”

Rate this post

Tomado del blog: DePorCuba

Por Lilian Cid Escalona y Andy Bermellón Campos/Deporcuba

Lázaro Paz Martínez se vincula con en el atletismo en el año 1980, en la EIDE Cerro Pelado de Camagüey, donde matriculó como practicante del salto con pértiga. En esta especialidad se tituló entre los escolares de la categoría 15-16 años por dos cursos consecutivos y fue promovido a la, entonces, ESPA Nacional bajo la tutela del entrenador Augusto Perdomo.

En 1993 Lázaro regresa a la EIDE Cerro Pelado, ahora para dedicarse a enseñar el deporte de su vida. El atletismo le ha llevado a desandar el mundo, con sus conocimientos por bandera, pues ha sido colaborador deportivo en la República de Malí (África) y en México, donde se encuentra actualmente.

Paz trabaja en el Centro Nacional de Alto Rendimiento (CNAR) de la nación azteca, y este año presume por la medalla de oro de su alumno Roberto Vilches en el salto de altura del Campeonato Mundial Juvenil de Tampere así como por la clasificación de otro de sus pupilos para los Juegos Olímpicos de la Juventud que acogerá en los próximos días Buenos Aires.

¿Qué atletas cubanos han pasado por sus manos?

He trabajado con atletas camagüeyanos como Yoelmis Pacheco, Dennis Fernández, Irisdaimi Herrera, Sergio Mestre, Guillermo Martínez, Yacnier Luis y Davisleyvis Velazco.

Durante tres años trabajé en el Equipo Nacional como apoyo técnico al grupo de Daniel Osorio Díaz, allí coincidí con Pedro Pablo Pichardo, Wilfredo Martínez, Junior Díaz e Ibrahim Camejo, por citar algunos de los más conocidos.

Valore las condiciones de los alumnos suyos que se encuentran hoy en el equipo nacional de Cuba.

Las condiciones de los atletas cubanos para mí son excepcionales solo que hay que trabajar con las especificidades de cada uno. Ningún atleta se parece a otro por eso hay que delimitar bien las cargas de entrenamiento y qué hacer en cada etapa de la preparación.

Davisleidis Velazco, por ejemplo, es una atleta de muchas condiciones solo hay que esperar. Es una atleta muy dedicada, técnica, y con muchas ganas de llegar a ser grande. Junto a su entrenador, Yoelbi Quesada (El Chispa) está por escribir su historia. Yo espero que sea una atleta de altos resultados internacionales, ya tiene un bronce en el mundial juvenil, y este debe ser solo el comienzo.

¿Cuál es momento más difícil de un entrenador de la base?

Creo que los entrenadores de la base se enfrentan a muchas situaciones difíciles. Siempre se destacan las condiciones de trabajo, porque es mágico lo que hacen ya que trabaja en condiciones que muchas veces no son ni las mínimas requeridas.

En general somos entrenadores que permanecen en el anonimato, pues a muy pocos se les tiene en cuenta, pese a ser el pilar fundamental del alto rendimiento.

Cuando un atleta tiene resultados internacionales, la Comisión Nacional e incluso hasta el propio atleta, no tienen en cuenta los orígenes de ese talento. A veces son acciones que duelen mucho porque se olvidan de cómo llegaron a la cima, y en ese camino dejan atrás el esfuerzo de muchos.

En este sentido se puede accionar, porque la realidad es que hoy, toda la gloria recae en el entrenador del Equipo Nacional porque es quien estaba al lado del atleta, en el momento de obtener algún premio.

El trabajo en la base es un eslabón fundamental en la búsqueda del talento ¿Cómo funciona en Cuba?

Lo fundamental es la captación y el proceso de la pirámide. Lo que he vivido y experimentado me sugiere que, en Cuba, en Camagüey por lo menos, se trabaja bien este sentido. Hay muy buena metodología en el proceso de captación, se busca el talento en todos los municipios, se les da seguimiento y se le realizan los controles que sean necesarios. Los mejores pasan a la EIDE, y ahí prosiguen su formación con perspectivas de tener buenos resultados en los Juegos Escolares para llamar la atención de la selección nacional.

Diferencias que existen entre el sistema deportivo cubano y el de otras naciones

Hay muchísima diferencia entre el sistema deportivo cubano y el de otros países. El sistema cubano, por ejemplo, tiene su metodología de planificación del sistema de entrenamientos por edades, y esto en muchos otros países no existe.

En Cuba se trabaja con una sola dirección, y en otros países son muchas direcciones y muchos intereses los que priman, y esto al final llega hasta a perjudicar al atleta. Sin embargo, de nuestra manera de trabajar no me gusta, por ejemplo, lo difícil que le resulta a un atleta que no es miembro del equipo nacional llegar a eventos internacionales, aun cuando ha realizado las marcas. Pasa sobre todo en las categorías menores, pero también entre los mayores. En otros países, el Campeonato Nacional decide quienes serán los representantes, y es un sistema que es justo porque van los mejores de ese momento.

El atletismo cubano tiene excelentes resultados en las categorías inferiores, pero en el tránsito a la categoría de mayores desaparecen la mayoría de estas figuras con resultados en categoría de cadetes y juveniles ¿Cuáles son las causas de este fenómeno?

Siempre se le ha echado la culpa a la base, se dice que los atletas llegan sobrecargados porque se ha violentado el proceso de formación con el objetivo de obtener mejores resultados en los juegos escolares.

Creo que es injusto, porque la respuesta para cada caso existe, hay que indagar individualmente, porque en Cuba cada atleta tiene un expediente deportivo desde que comienzan en la base, donde está todo el trabajo que se ha realizado con ellos. La pregunta es, ¿los entrenadores del equipo nacional lo consultan? ¿Continúan trabajando con el atleta, de acuerdo a lo que ya venían trabajando? En la continuidad del trabajo está el éxito, porque se supone que, con esas cargas, con esos ejercicios por etapa y con esa planificación, es que llegaron al rendimiento que los llevó al equipo nacional. Es una línea a seguir, una información que se debe utilizar; …ese mi criterio…

En el caso del triple salto- salvando algunas excepciones- no logra su resultado en la competencia fundamental. En su opinión, ¿cuáles son las principales causas de este fenómeno que se repite año tras año?

Por ejemplo, si los atletas no saltan bien en las confrontaciones desde temprano (en los primeros meses), se quedan sin oportunidades de ir a competencias internacionales. Ello lleva a comenzar la temporada duro, saltando fuerte, buscando marcar para salir y se sabe lo difícil que resulta mantenerse todo el año con resultados de élite. Cuando estuve trabajando con Osorio, con Pichardo no pasó eso, él casi siempre tuvo su resultado esperado. En sus competencias perdía solo con Taylor (Christian Taylor) un formidable atleta. Creo que cada entrenador es capaz de evaluar las razones por las cuales sus atletas no realizan el resultado en la competencia fundamental.

¿Cómo valora el estado actual del triple salto cubano?

Muy bueno, como siempre. Es el área de los saltos con mayor fortaleza en Cuba, pero mantiene la deuda de no haber coronado un campeón olímpico. Esperemos que llegue con este grupo que lidera Jordán Díaz.

Tenemos conocimiento que trabajó directamente con Pedro Pablo Pichardo ¿Cómo fue esta experiencia de trabajo?

Yo aprendí mucho de mi estancia de trabajo con Osorio y Pichardo. Me documenté en temas de la planificación del entrenamiento de alto rendimiento que no es igual a la que llevamos en la base, categoría escolar. Creo que la planificación fue excelente, dándole cumplimiento a los objetivos con los resultados esperados. Estuve presente cuando se lesionó realizando unos saltos quíntuples, un sábado. En cuanto sintió la molestia, detuvimos el entrenamiento y se llevó ante un especialista.

A nivel mundial resaltan dos figuras con enormes potencialidades Christian Taylor y Yulimar Rojas ¿Considera usted que puedan romper el récord mundial?

En mi opinión, ellos dos, como Pichardo, tiene todas las condiciones para romper el récord mundial. Yulimar, mejorando las dificultades técnicas que tiene, puede saltar con facilidad los 15.50 metros, en tanto Pichardo y/o Taylor, en cualquier momento pueden dar el brinco.

Según su visión ¿Cuál ha sido el mejor exponente de la escuela de triple salto cubano?

Pedro Pablo Pichardo, en el futuro, Jordan Díaz, ya que como sabemos, Pichardo no compite por Cuba.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: