Carlos Manuel de Céspedes : desde ahora, sois tan libres como yo

Rate this post

Por Raiza Martín Lobo

Tomado del blog: La guantanamera

El 10 de octubre de 1868, el abogado y patriota Carlos Manuel de Céspedes liberó a sus esclavos.  Ese día, en el batey del ingenio Demajagua, ante unos 500 hombres armados con machetes, lanzas de madera y  armas, dijo: “Ciudadanos, ese sol que veis alzarse por la cumbre del Turquino viene a alumbrar el primer día de libertad e independencia de Cuba”.

En aquel momento, el noble bayamés enunció la declaración de independencia conocida como Manifiesto de la Junta Revolucionaria de la Isla de Cuba o Manifiesto del 10 de Octubre. Dicho documento declaraba la independencia de Cuba, establecía un gobierno republicano,  democrático y además, la derogación de la esclavitud.

Posteriormente, Céspedes, saludó a sus esclavos, libres en ese momento e invitó a otros dueños allí presentes que igual lo hicieran. Al momento, pronunció:   “¡Ciudadanos, hasta este momento habéis sido esclavos míos. Desde ahora, sois tan libres como yo. Cuba necesita de todos sus hijos para conquistar la independencia!”.  “Los que me quieran seguir que me sigan; los que se quieran quedar que se queden, todos seguirán tan libres como los demás”.

El acontecimiento histórico significó el comienzo de cien años de lucha y por ende, el inicio de la revolución en Cuba, país donde sólo ha habido una revolución: la que comenzó Carlos Manuel de Céspedes el 10 de Octubre de 1868, y la misma que hoy nuestro pueblo sigue adelante.

La lucha revolucionaria iniciada el 10 de octubre de 1868 fue secundada en otras regiones del país y fue un hecho que maduró la conciencia nacional patriótica y revolucionaria entre los cubanos. No alcanzó su objetivo de independencia y abolición de la esclavitud,  está claro, sin embargo, influyó decisivamente en la historia de Cuba.

El alzamiento del 10 de octubre de 1868 en Demajagua, demostró la insatisfacción del pueblo cubano para con el colonialismo español y reflejó los sentimientos patrióticos e ideales independentistas de los cubanos que anhelaban instaurar en su país,  una República libre e independiente.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario