Category: Deporte

Nairobi para el recuerdo

Por: Lilian Cid Escalona

Tomado del Blog DeporCuba

Cuba tuvo una participación de ensueño en el X Campeonato Mundial de Atletismo para menores de 18 años. En Nairobi, sede del 12 al 16 de julio de la cita universal, se ganaron 5 títulos para patentar la mejor actuación de nuestra isla en estas lides que comenzaron a disputarse en 1999 y que culminarán en esta edición. Los adolescentes cubanos también sumaron dos preseas de plata, una de bronce, un cuarto lugar y dos quintas posiciones para alcanzar 73 puntos y ubicarse octavos en la tabla de posiciones (por puntos) que dominó Alemania con 131 unidades.

En el medallero Cuba se instaló en la tercera plaza, con la misma cantidad de títulos que Sudáfrica y China, pero una medalla más de plata para los africanos y tres más de bronce para los asiáticos decidieron que estas dos naciones encabezaran la lista. Lo más cercano databa de 2005, cuando se lograron 7 medallas (3-2-2) en Marruecos.

Los títulos en esta ocasión llegaron por intermedio de Silinda Morales (52.89 en el lanzamiento del disco), Amanda Armendaris (71.12 metros en el lanzamiento del martillo), Maikel Vidal (7.88m, en el salto de longitud), Marisleisys Duarthe (62.92 metros en el lanzamiento de la jabalina) y Jordan Díaz (17.30 en el triple salto). En tanto, Yaritza de la Caridad Martínez (69.75m/martillo) y Léster Lescay (7.79m/longitud) se vestían de plata mientras que Zulia Hernández (13.29m/triple) se ceñía la presea de bronce en una disputada competencia donde las cuatro primeras atletas lograron las mejores marcas de sus vidas.

Así fue noticia el histórico uno-dos logrado por los nuestros en el salto de longitud, imitados posteriormente por las chicas que preparan Eladio Hernández y Yunaika Crawford en el lanzamiento del martillo. También Duarthe en la jabalina, logrando un envío de 62.92 metros para adjudicarse el primer puesto con una nueva marca para el campeonato. Y es que la cubana es la única atleta sub 18 que ha logrado alcanzar estas distancias con el implemento de 500 gramos

Individualmente, retumbó sobremanera la proeza de Jordan Díaz en el triple. Firmando un par de saltos sobre los 17 metros, en un concurso coronado por salto de 17.30 metros que le ubica a la cabeza del listado histórico de las mejores marcas logradas por atletas de esta categoría. Con este brinco superó los 17.24 metros que había logrado su compatriota Lázaro Martínez en 2014. Asimismo, impuso una nueva marca para esta competición.

Armendaris igualmente acaparó la atención con sus 71.12 metros; la mejor marca del año lograda con el martillo de 3 kilogramos.

Al margen de lo que cuantitativamente ganó este grupo, hay una serie de cuestiones dignas de destacar. En primer lugar, la planificación. No hay dudas de que el trabajo se organizó en dirección al objetivo fundamental y prueba de ello es la forma en que compitieron los chicos y chicas, alcanzando resultados en el rango de las posibilidades con que habían sido acreditados. Algunos lograron mejorarlas y todos fueron creciendo conforme avanzaba el torneo. Es decir, que dieron lo mejor de sí a la hora que tenían que hacerlo. Aspectos estos que hay que aplaudir, sobre todo porque no son características distintivas de la cotidianidad competitiva de buena parte de los atletas que componen hoy la selección nacional absoluta.

Esta participación confirma la buena salud de los eventos de campo —entiéndase saltos y lanzamientos— pero también deja al desnudo las evidentes carencias en otras aéreas. En la pista, por ejemplo, la sequia de resultados al más alto nivel pica y se extiende. Las soluciones aun no se vislumbran.

De cualquier manera, Cuba ha hecho su mejor actuación en la historia de los campeonatos del mundo de la otrora conocida como categoría cadetes. Hay talento en nuestra tierra y esa es una de las claves. También lo es el trabajo en la base que, pese a estar visiblemente deprimido, se las ingenia para seguir descubriendo muchachos y muchachas con aptitudes para el atletismo. Lo que ha sucedido en Nairobi ha de festejarse, pero más allá del regocijo, vuelve a poner sobre la mesa ese reto —tremendo— de lograr que estos muchachos (as) cuajen al más alto nivel. Un asunto que ha sido asignatura pendiente para nuestro deporte.

UN LIBRO QUE CIERRA

Después de 10 ediciones, el mundial Sub 18 de la IAAF dejará de disputarse. Es una decisión polémica tomada por el organismo que dirige el Lord Coe; motivada, según se dice, por criterios de salud y desarrollo de los atletas de estas edades, aunque muchos otros refieren que hay asuntos económicos de por medio. En cualquier caso, Nairobi puso fin a un evento plagado de historias. Una competición en la que Cuba logró 45 preseas (18 de oro, 13 de plata y 14 de bronce). Una cita que le valió a muchos de los más grandes (Kirani James, Christian Taylor, Verónica Campbell, Allyson Felix, Valerie Adams, Usain Bolt, Yelena Isinbaeva y Sandra Perković) como bautismo de fuego.

Meeting Madrid 2017: Y Massó se estiró

Tomado del blog: DePorCuba

Por Lilian Cid Escalona

Maykel Massó, finalmente, se estiró. Lo hizo en Madrid este viernes 14 de julio en una jornada competitiva en la que varios cubanos se proyectaron en buena forma.

El joven saltador echó mano al mejor registro de su vida para validar su inclusión en el Campeonato Mundial de Londres que se disputará en agosto próximo. En 8.33 (+2.0) metros clavó sus pinchos para ganar el título este viernes en el Meeting de Madrid, una reunión de prestigio que pertenece al circuito de Desafíos de la IAAF (del inglés IAAF World Challenge) . Con ello dejó atrás los 8.28 metros que había logrado en el Memorial Barrientos de 2016 y que le sitúan a la cabeza del ranking histórico para menores de 18 años. Precisamente este fue el registro facturado por su compañero de equipo –y amigo- Juan Miguel Echevarría para alzarse con el segundo lugar, optimizando, también su cota particular. El sudafricano Zarck Visser completó el cuadro de medallistas con 8.22 metros.

El salto de Massó es noticia, como también Cuba, recordada por estos días como potencia en esta modalidad atlética luego de haber ganado oro y plata durante el Campeonato Mundial para menores de 18 años por intermedio de los adolescentes Maikel Vidal (7.88) y Lester Alcides Lescay (7.79).

De la participación cubana en el Centro Deportivo Municipal de Moratalaz en la capital española cabe resaltar Rose Mary Almanza, ganadora con 1:59.11 minutos de los 800 metros. La corredora cubana superó a la holandesa Sanne Verstegen (1:59.55) y a la estadounidense Chrishuna Williams (2:00.03). Esta actuación clasifica como la mejor de la presente temporada y llega en un buen momento aunque para Rose Mary queda latente el reto de hacer una buena carrera cuando la presión sea mayor.

Yoandys Lescay, por su parte, fue tercero en su serie de 400 metros con 45.18 segundos. El resultado le valió para ser quinto en un escalafón organizado de acuerdo con los tiempos alcanzados en cada una de las series disputadas. Le superaron Isaac Makwala (43.92), Vernon Norwood (44.75), Kévin (44.79) y Jonathan Borlée (45.09), por su orden. Es este el tiempo más destacado de la contienda para el cubano; con él satisface la cota mundialista de la IAAF pactada a 45.50 segundos aunque queda convocado a superarse a sí mismo para avanzar en la cita del orbe. Makwala, dicho sea de paso, se impuso en los 200 metros con loable desempeño de 19.77 segundos logrando un doblete histórico ya que le convierte en el primer hombre en correr el mismo día por debajo de 20 y 44 segundos en los 200 y 400 metros, respectivamente. El tiempo hecho en los 200 metros le vale para acreditarse como recordista de la justa, superando el 19.92 que desde 1987 estaba en poder de Carl Lewis.

En los 110 metros con vallas Roger Valentin Iribarne corrió 13.55 segundos y ganó su serie. En la otra carrera, en una especie de Final A, Yordan O´Farril se ubicó cuarto con 13.59 segundos. Andrew Riley dominó la disciplina con 13.40 segundos. Dayron Robles, en definitiva, no se presentó y el favorito Orlando Ortega fue descalificado.

Del resto de resultados trascendió el del hectómetro donde Yunier Pérez (un cubano que compite a título personal) corrió 10.00 segundos, marca personal durante las series semifinales. El mejor tiempo en esta ronda fue del chino Zhenye Xie, autor de 9.93 (+4.4) segundos aunque en la instancia final se vio superando por Pérez que facturó 10.09 mientras que Xie cronometró 10.11 segundos. El tercer puesto fue para el jamaicano Ryan Shields con 10.20 segundos.

Pawel Fajdek dominó el lanzamiento de martillo con 80.82 metros, Caterine Ibargüen ganó el triple salto con discreto saldo de 14.49 metros y Ruth Beitia con 1.94 cedió ante la estadounidense Inika McPherson (1.96).

En esta reunión perdura la huella de los mejores años del atletismo cubano. Seis eventos tienen a atletas de nuestra tierra como protagonistas de las mejores actuaciones: Javier Sotomayor es dueño del récord de la reunión para el salto de altura con los 2.37 metros que logró en 1994, Osleidys Menéndez posee el del lanzamiento de la jabalina con 67.87 metros y Yarelis Barrios con 64.72 metros manda en la historia local del lanzamiento del disco. También figuran en el listado las postas 4×400 metros, los hombres con 3:05.34 y las mujeres con 3:38.18 minutos, estas últimas también agraciadas con 43.04 segundos en el 4×100 metros.

Cuba profesa talento en suelo kenyano

Cuba manda en el medallero del Campeonato Mundial de atletismo para menores de 18 años con tres preseas de oro y una de plata. Los títulos han llegado de la mano de la discóbola Silinda Morales (52.89 metros) y los saltadores Maikel Vidal (7.88 metros en el salto de longitud) y Jordan Díaz (17.30 metros en el triple). En tanto la de plata fue al pecho de Lester Lescay en el salto de longitud.

El registro ganador de Jordan Díaz en el triple constituye la mejor marca de todos los tiempos lograda por atletas sub 18 años. Con los referidos 17.30 metros dejó atrás los 17.24 metros que había logrado su compatriota Lázaro Martínez en 2014.

#Cienfuegos a la Copa Antillana de Acero de #béisbol

Darilys Reyes Sánchez

tomado del blog El elefante Verde

Tradicional antesala de los clásicos criollos, la Copa Antillana de Acero, organizada por la Empresa Siderúrgica José Martí del Cotorro capitalino, tiene fecha de inicio para el domingo 16 de julio. Ocho equipos tomarán parte de la justa, seis de ellos involucrados en el ya cercana 57 Serie Nacional de Béisbol, entre los cuales figurará la representación de Cienfuegos.

Los de casa se incluyen en la llave A del torneo, junto a Industriales, la Isla de la Juventud y los organizadores; mientras por la B concursarán Artemisa, Pinar del Río, Mayabeque y la novena del Cotorro. Los tres primeros por cada grupo avanzarán a un sistema de todos contra todos en busca de los cuatro semifinalistas. Los vencedores entre estos discutirán el oro el domingo 23.
Los verdinegros, con dos títulos en ediciones previas de la lid, asistirán en esta ocasión con 25 jugadores. Al decir de Jesús Gómez, el manager del team sureño, “iremos con los regulares, a quienes acompañarán varios atletas de cambio, los que más juego necesitan. Nuestra intención consiste en ver a estos últimos de cara a definir titularidades en ciertas posiciones, sobre todo en el infield y los jardines”.

Gómez explica además que ya la Perla del Sur tiene casi conformada su nómina para el venidero 6 de agosto – la cual anunciará el próximo 19 de julio- pues redujo a 41 integrantes su preselección (recordemos que son 32 titulares y ocho de reserva, 40 en total). “Por ahora nos enfocamos en ajustar el team work y, puesto que tampoco han sido muchos los topes preparatorios, la ‘Antillana’ nos serviría de fogueo. A su vez, los equipos a enfrentar allí también participarán en la Serie y serán un buen medidor”.

Según trascendió, cuatro instalaciones fungirán como sede a la Copa: el Estadio Iberoamericano, en Santa María del Rosario; el Regino O’Farril, de Cuatro Caminos; el de la ‘Antillana’, en la propia industria y el Santiago “Changa” Mederos, de la Ciudad Deportiva.

De Yariel, el Cuba y la CAN-AM

Por: Alexei Nápoles González

Tomado del Blog: El Olimpico Cubano

Una de las cinco victorias que en 21 desafíos alcanzó el equipo nacional de Cuba en la Liga de Béisbol Independiente Canadiense (CAN-AM), fue gracias al trabajo monticular del derecho de los Toros de Camagüey Yariel Rodríguez Yordi, quien en 23 entradas lanzadas mantuvo un excelente promedio de carreras limpias de 3.13, con 22 ponches.

Esta es la primera incursión de Yariel con la selección cubana en un compromiso internacional, en el que pese a las 16 derrotas de su equipo se sintió contento de cumplir una de sus metas, vestir el uniforme de las cuatro letras. Sobre su experiencia, calidad del torneo norteño y otras aristas, comentó el muchacho a través de Facebook, antes de partir para Carolina del Norte donde intervendrá en el tope amistoso contra Estados Unidos, del 2 al 7 de julio.

“En esta liga abundan bateadores de mejor calidad, mayor fuerza con el madero y 19578105_114490385834708_1918303150_n.jpgdisciplina en el cajón de bateo,  que en la Serie Nacional de nuestro país; y la zona de strike es mucho más pequeña, por lo que he tenido que trabajar más sobre el control de los lanzamientos pegados y bajos.

“He aprendido a dominar el cambio de bola, un tipo de envío que hace mucho daños a los jugadores extranjeros porque como están acostumbrados a la velocidad, entonces le pegan muy adelantado a la pelota. Tampoco en el box podemos desesperarnos, hay que ser inteligentes para dominarlos pues son muy pacientes y no se van con lanzamientos malos.”

-En menos de 25 días jugaron 21 partidos. ¿Cómo eran esas jornadas para los peloteros cubanos?

-Mira, nos íbamos a las 2:00 de la tarde para el estadio a realizar el entrenamiento, luego regresábamos al hotel a descansar un poco y casi enseguida volvíamos al terreno porque los juegos comenzaban a las 7:00 de la noche y no virábamos a la residencia hasta alrededor de las 11:30 pm. Esas cuestiones y el clima diferente, en el inicio de la gira, hicieron que quizás nos sintiéramos un poco cansados.

-Cuba juntó a figuras de experiencias con nuevos talentos para la lid canadiense, sin embargo no dejó una imagen positiva. ¿Cuáles fueron las principales causas?

19437618_114495525834194_4638323766699761898_n.jpg-En mi opinión, el equipo completo porque cuando funcionaba la ofensiva el picheo no respondía y cuando los lanzadores hacían bien su trabajo, no salían las conexiones y la producción de carreras era muy baja. No obstante, de las derrotas se aprende y el seguirá luchando por perfeccionar su juego y mejorar los resultados ahora en el enfrentamiento contra el elenco universitario de los Estados Unidos.

“Desde pequeño yo jugaba pelota “manigüera” en un campo improvisado que existe en San Serapio” así confesó Yariel en una entrevista a Adelante.cu. Hoy el muchacho ya registra los primeros números con el equipo grande, como parte quizás de sus primeros pasos hacia un destino llamado Juegos Olímpicos de Tokio 2020 o V Clásico Mundial de Béisbol.

Por: Alexei Nápoles González

World U18: Comienza la fiesta de los cadetes

Por José Ramón Fabelo Corzo

tomado del blog DeporCuba

Hasta la lejana capital de Kenia han llegado 13 jóvenes atletas cubanos, menores de 18 años, con bien fundadas esperanzas de realizar una meritoria labor en el Campeonato Mundial de Atletismo para su categoría. Precisamente la distancia (y los costos a ella asociados) ha sido el principal impedimento para que allí estuvieran presentes todos los cadetes cubanos que merecían participar. A pesar de que podría discreparse en uno o dos casos con la composición de la delegación (ya nos hemos referido a ello en un comentario añadido a nuestro anterior artículo), en sentido general hay que decir que es una muy buena selección y que todos los atletas incluidos tienen condiciones para finalizar entre los ocho primeros en sus respectivas especialidades, amén de las medallas que seguramente una buena parte de ellos conseguirán.

En este, el décimo y último evento de su tipo que organizará la IAAF, la delegación cubana tiene la misión de preservar las buenas actuaciones que siempre la han distinguido en certámenes concebidos para atletas de 16 y 17 años. En las nueve ediciones anteriores Cuba acumula 13 medallas de oro, 11 de plata y 13 de bronce. Un total de 37 preseas que dan un promedio de poco más de 4 por certamen. Por el acumulado histórico de medallas, la mayor de las Antillas se sitúa en un meritorio 10mo lugar. A las preseas habría que agregar la obtención de 4 cuartos lugares, 5 quintos, 3 sextos, 7 séptimos y 5 octavos, todos ellos, resultados puntuables que, en su conjunto, han significado 327 puntos (36.33 por evento) y el lugar número 12 para Cuba, si es este el criterio que se toma para el ordenamiento de los países. La diferencia entre el 10mo lugar por medallas y el 12mo por puntos se debe a la misma causa: por las limitaciones financieras, siempre han quedado en casa atletas cubanos que podían figurar entre los 8 primeros. Curiosamente, un caso opuesto es Japón, país que con menos de la mitad de los títulos que tienen Cuba (6),pero con muchos más recursos, ocupa el 6to lugar en la tabla histórica de puntos con 518.5.

La mejor actuación cubana se produjo en la ciudad de Marrakech, Marruecos en el año 2005. Allí logró Cuba 3 medallas de oro, 2 de plata y otras 2 de bronce, cosecha que le permitió ubicarse en el 5to lugar en la tabla de medallas. Su peor actuación fue en el año 2001 en Debrecen, Hungría, evento en que no se alcanzó ninguna medalla de oro y eso le costó a nuestro atletismo el lugar número 25.

En la cita precedente de Cali en 2015 Cuba ocupó el 9no lugar, tanto por medallas (2-0-2), como por punto (51). Los medallistas de oro en esa contienda son los hoy destacados juveniles Maykel Demetrio Massó (salto largo, 8.05) y Cristian Atanay Nápoles (triple salto, 16.13).

Maykel Vidal unos de los favoritos en Nairobi 2017 / Conferencia de prensa junto al presidente de la iAAF, Sebastian Coe.

Hay posibilidades para que esta de Nairobi sea una de las mejores actuaciones para Cuba, lo cual sería un justo broche de cierre para las incursiones de nuestro país en este tipo de eventos. Cuatro cubanos llegan encaramados en la cima del ranking mundial: en triple salto y salto largo masculinos, así como en jabalina y martillo femeninos. Al revisar las listas de salida, se observa que no está presente la holandesa Jorinde Van Klinken, por lo que la cubana Silinda O. Morales también está a la cabeza del listado de las aquí presentes en el lanzamiento del disco. Claro que, sobre todo para estas categorías menores, los rankings previos no son nada decisivos y los nervios, la falta de experiencia competitiva, los cambios de horarios y otros muchos factores pueden dar al traste con el favoritismo de no pocos atletas. Así y todo, no hay dudas de que, al menos en esos eventos, las posibilidades para nuestro país son muy buenas ya que, en todos los casos, Cuba presenta no sólo al (o a la) atleta cabecera del listado, sino también a un(a) segundo(a) competidor(a) también con opciones de medalla.

Para el primer día de competencia saldrán al ruedo 4 atletas cubanos, dos en disco femenino en la mañana y dos en salto triple masculino en la tarde, en todos los casos buscando su clasificación para finales. Las atletas del disco son la ya mencionada Silinda O. Morales (53.21, 1ra en el ranking de las presentes en Nairobi) y Melany del P. Matheus (52.22, 3ra). Los triplistas son Jordan A. Díaz (16.66, 1ro y dueño de las diez mejores marcas del año en la categoría) y Yusniel Jorrín (16.02, 2do).

Llama la atención de que no aparezca en los listados de salida de los 100 m planos Maykel Vidal, principal representante cubano en el salto largo (7.85. 1ro), quien llegaba a esta competencia además en el décimo lugar del ranking de los 100 m, pero en el sexto entre los presentes. Teniendo en cuenta que el salto largo va directo a finales el jueves 13 en la sesión de la tarde, bien podría haber probado suerte el talentoso atleta cubano en los 100 metros, cuyas competencias todas se realizarán el día antes.

Las metas entonces para esta primera jornada de la delegación cubana se reducen a clasificar a los 4 atletas para la final de sus respectivas pruebas. Deseémosles suerte y control de sus nervios para que simplemente hagan lo que en Cuba están acostumbrados a hacer. Con eso será más que suficiente para tenerlos en la final.

A %d blogueros les gusta esto: