Category: Entrevistas

Otro toque de Ulacia y su deseo de jugar en la MLB

 

El “uno” de los equipos Cuba, para muchos quien mejor ha dominado la técnica del toque de bola en la pelota nacional, Luis Ulacia, de los grandes primeros bates que ha pasado por el béisbol cubano, se volvió a poner el traje de pelotero. Esta vez no salió a la grama del Cándido González, estadio que tantas veces le aplaudió sus jugadas, sin embargo, volvió al cajón de bateo; no creyó en los lanzamientos difíciles, en preguntas en curvas y slider sobre el presente y futuro del pasatiempo nacional. Una vez más Ulacia supo esperar su bola y conectar, como siempre lo hizo madero en mano, imparables respuestas.

CURVA EN LA ZONA BAJA:

—¿Qué perspectivas le ves al equipo de Camagüey para esta Serie Nacional?

—Un factor muy importante es la unidad que se ha logrado dentro del conjunto. Estamos preparados para dar ya ese salto que venimos esperando desde hace años. Tenemos condiciones y mucha juventud. Nuestro staff debe consagrarse ya esta temporada, porque un lanzador no se hace en 12 meses. La preparación ha sido bastante buena, pero ellos tienen que ser conscientes de su responsabilidad en el equipo y ganar en sentido de pertenencia.

“El atleta ha de pensar en su responsabilidad en cada turno; desgraciadamente muchos van a batear pensando en dar un jonrón, en decidir, en ser protagonistas, cuando lo que hace falta, a lo mejor, es un sacrificio. Desde mi punto de vista eso nos falta. Somos de los equipos que más corredores dejamos en posición anotadora; no es por presión, es porque en el momento de la verdad no tomamos la decisión correcta. Hay quien batea .250 y para un equipo es más importante que uno que batee .400, porque rinde, se sacrifica, anota y produce carreras.

“Eso no pasa solo en Camagüey, ocurre en el béisbol cubano en general, veo pocas acciones técnico-tácticas dentro de un equipo. Cuando mejoremos esto y cada cual, según la situación del juego, sepa qué le toca hacer; cuando logremos la disciplina táctica necesaria de un juego en equipo, estaremos más cerca de obtener mejores resultados”.

SLIDER AFUERA:

—¿Qué opinión te merece la actuación de la pelota en Barranquilla?

—Estábamos en condiciones de hacer más, sin menospreciar otros conjuntos del área que tienen calidad. No puedo dar criterios de la preparación, porque no estuve, pero lo cierto es que no funcionó. A los equipos débiles hay que aplastarlos, no se puede jugar bien solo con aquellos que sean buenos. Eso nos sucede aquí en Camagüey también y por ello nos cuesta trabajo ganar subseries.

26 Sep 2000: Luis Ulacia #1 of Cuba bunts the ball during the Men’s Baseball Semifinal game against Japan at the Blacktown Olympic Centre for the 2000 Sydney Olympics in Sydney, Australia. Cuba defeated Japan 6-2.Mandatory Foto: Jed Jacobsohn /Allsport

CAMBIO DE VELOCIDAD EN LA ZONA ALTA:

—¿Qué crees que se le pueda mejorar a la Serie Nacional?

—Lo primero parte del deseo del pelotero por brindar un espectáculo. Un par de spike o un guante no me puede bajar mis rendimientos, no puede quitarme las ganas de jugar béisbol. Los muchachos ahora tienen mejores condiciones que en mi época: Hotel, se mueven en Yutong, salarios más altos… Hoy se justifica todo: que la comida, que si los guantes, que si la ropa… están más interesados por lo material que por lo que son capaces de brindar al pueblo y al espectáculo; pero antes todo el mundo sabía lo que debía hacer, había amor por el deporte, por la camiseta.

“En la actualidad, se aprenden más fácil una canción de Gente de Zona que una acción técnico-táctica que llevas meses entrenando. Es imposible que en 24 segundos se te olvide tu rol en una determinada jugada”.

“El béisbol es mi pasión. Siempre salí al terreno con aquello de darlo todo, a veces me molesto con la tranquilidad que se asume un error, todo pasa y no se hace nada. Es verdad que las pifias están en el juego, pero hay errores tácticos imperdonables que se den en series nacionales.

“También se nos van muchos muchachos; ya hay talentos que ni llegan a la Serie Nacional. Hay mucho dinero en juego, no sé que va a hacer la Dirección Nacional, tampoco tengo una solución en mente, pero es urgente hacer algo. Tenemos mucho talento aún que debemos preservar”.

— Y la serie Sub 23, qué opinión le merece…

—Yo soy defensor de ese campeonato, lo creo necesario; es la forma que tenemos para ir puliendo detalles antes de que nuestros atletas lleguen a la Serie Nacional. Ha alcanzado un nivel muy bueno; esos jóvenes ya son la base de cada uno de sus equipos en la SNB. Se puede mejorar, en lugar de jugar 40 partidos pudiéramos extenderla a 60 y así los muchachos se desarrollan más.

“Pero no es solo la Sub-23, hay que recuperar las base y las categorías inferiores para que lleguen a los juveniles y a la de menores de 23 años más hechos como peloteros. Este año se recuperó el 13-14 que hacía rato estaba desaparecido. Nos faltan eslabones en la pirámide”.

SINKER PEGADA:

—¿Adolece Cuba de primeros bates?

—Es una asignatura pendiente. Roel Santos tiene muchas condiciones, he conversado con él sobre algunos detallitos. Es muy disciplinado, pero de manera general no solo se han perdido los primeros bates, también los segundos, terceros, quintos… y para que un equipo funcione, desde el primero hasta el noveno deben estar claros de su función y responsabilidad.

“Hoy muy pocos batean en conteo, muy pocos esperan bolas, no tocan, piensan en dar el jonrón. Antiguamente los primeros bates en Cuba bateaban por encima de .300, esperaban bolas. Yo por ejemplo disfrutaba mi toque, disfrutaba robar”.

RECTA DURA AL MEDIO, ESPERÓ SU BOLA Y CONECTÓ DE HIT:

—¿Te viste alguna vez con la calidad como para jugar en la Gran Carpa?

—Me hubiese gustado jugar en las Grandes Ligas; nunca deserté porque no iba a dejar atrás a mi familia y a mi país. ¿Por qué los cubanos no tenemos la misma oportunidad de los dominicanos, venezolanos o puertorriqueños de jugar en la MLB sin que tener dejar atrás todo? Déjenme vivir en Cuba, ¿por qué tengo que desertar para jugar en el techo del beisbol mundial? Ese fue mi sueño y no pude cumplirlo porque soy cubano 100%; creí y sigo creyendo en la Revolución y en Cuba, país donde nací y donde quiero morirme.

 

Reforma Constitucional en #Cuba. Diez puntos para comprenderla (+Video)

La Habana, 4 jul (ACN) El pueblo cubano vive otro momento significativo de su historia: la actual Constitución de la República –aprobada en 1976 con el apoyo del 97,7 por ciento de los ciudadanos–, camina hacia una reforma total, en un proceso que será amplio y trascendental.
    El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, encabeza una comisión de 33 diputados que representan a todos los sectores de la sociedad, que les dan una visión heterogénea, desde las ciencias, a la redacción del anteproyecto a presentarse ante la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP).
   Durante un tiempo un grupo de expertos en temas constitucionales –muchos de ellos diputados– trabajaron en la elaboración de las bases y fundamentos para la reforma.
   La Agencia Cubana de Noticias comparte con sus lectores 10 puntos clave sobre el actual proceso constitucional:
   – ¿Por qué los países tienen constituciones?
   La Constitución es la ley fundamental sobre la que se asienta un Estado. Establece los fundamentos de la nación, la estructura de los poderes y sus alcances, a la vez que garantiza derechos y deberes de los ciudadanos.
   Es el documento jurídico-político más importante de cualquier país, la ley que traza las líneas legislativas para el resto de las normas que involucran a todos los sectores de la sociedad.
   – ¿Qué es una Reforma Constitucional?
    La Reforma de la Constitución es la revisión parcial o total de la Constitución de un Estado y puede llevarse a efecto de diferentes formas.
  Nuestra actual Carta Magna, en su artículo 137, establece que la ANPP es el único órgano facultado para modificarla mediante acuerdo adoptado -en votación nominal, por una mayoría no inferior a las dos terceras partes del número total de sus integrantes- excepto en lo que se refiere al sistema político, social y económico, cuyo carácter irrevocable lo estipula el artículo 3 del Capítulo I, y la prohibición de negociar bajo agresión, amenaza o coerción de una potencia extranjera, como se dispone en el artículo 11.
   Si la reforma se refiere a la integración y facultades de la ANPP o del Consejo de Estado, o a derechos y deberes consagrados en la Constitución, se requiere, además, la ratificación por el voto favorable de la mayoría de los ciudadanos con derecho electoral, en referendo convocado al efecto por la propia Asamblea.
      – ¿Por qué realizarla ahora?
    Para recoger en la Constitución las transformaciones socioeconómicas realizadas en el país en todos estos años, así como implementar una estructura estatal acorde con los tiempos actuales, todo ello en consonancia con los acuerdos aprobados en el 6to y 7mo congresos del Partido Comunista de Cuba, fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado.
    En el actual escenario de cambios, también resulta esencial reconocer otras formas de propiedad, además de incorporar al texto constitucional contenidos de tratados y protocolos internacionales que en materia de derechos de los ciudadanos fueron suscritos por Cuba en los últimos años, bajo el precepto de igualdad entre las personas, sin discriminación de ningún tipo.
   Reflejar igualmente lo dicho en el Parlamento de limitar a dos los períodos de mandato de los cargos fundamentales de la nación, debería quedar plasmado en la nueva Ley de leyes.
   Se trata de cambiar la Ley suprema del país para tener un Estado y Gobierno más funcional y moderno que vaya a la par de los cambios en la nación, contemplados en los documentos aprobados por el Partido Comunista de Cuba: Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista, las Bases del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030 y los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.
  • ¿Qué pasos contempla un proceso de este tipo?
   Los primeros pasos ya fueron dados: la Asamblea Nacional del Poder Popular acordó comenzar el proceso y comisionó a 33 de sus diputados para realizar el anteproyecto de Constitución a discutirse, artículo por artículo, en el plenario del Parlamento y que se someterá a votación en dicho seno.
   El proyecto de Carta Magna luego pasará por un amplio proceso de discusión popular a lo largo y ancho del país, como ha sido práctica en Cuba a través de la historia de la Revolución. Cada ciudadano podrá expresar sus criterios y sugerir cambios al documento normativo-
   Los debates en los barrios y centros de trabajo han de reflejar la genuina expresión de participación y democracia popular, poco común en el mundo, máxime cuando se revisa lo sucedido en procesos constituyentes similares en otras naciones.
   Cada una de las opiniones y propuestas serán valoradas por la comisión parlamentaria. Un proyecto de Constitución actualizado como resultado de ese proceso volverá a la Asamblea Nacional, se discutirá nuevamente y el texto será sometido a ratificación en referendo popular mediante el voto directo y secreto de cada ciudadano.
   – ¿Es necesario realizar un referendo para aprobar la nueva Constitución?
    Sí. Lo mandata la Ley de leyes vigente. Un referendo es un método de participación ciudadana mediante el cual el pueblo puede aprobar o rechazar una ley u otra disposición jurídica a través del sufragio. Cuando se realice el referendo, cada ciudadano cubano tendrá la oportunidad de votar por la aprobación de la nueva Constitución con una simple cruz en la casilla con el SI o el NO.
   – ¿Por qué una Reforma Constitucional desde la ANPP y no convocar a una Asamblea Constituyente?
    La actual Constitución de la República no prevé un mecanismo de reforma a través de una Asamblea Constituyente.
     El artículo 69 de la Constitución vigente establece que la Asamblea Nacional del Poder Popular es el órgano supremo del poder del Estado y representa y expresa la voluntad soberana de todo el pueblo; en tanto en el 70 se señala que es el único órgano con potestad constituyente y legislativa en la República, por lo que no es necesario convocar a una Asamblea Constituyente –como en otros países– porque la nuestra en sí misma lo es desde que se concibió en 1976.
      – ¿Por qué una reforma total y no parcial de la Constitución?
   Una reforma total de la Constitución implica cambios profundos a la Carta Magna y que desemboca en el nuevo instrumento. Se eliminan, aumentan o se modifican casi la totalidad de los artículos.
   Parciales fueron las reformas realizadas a la Constitución de 1976 en los años 1978, 1992 y 2002.
   A la estructura de la actual Carta Magna se le incorporarán nuevos títulos, capítulos y un articulado mayoritariamente nuevo.
   – Si de principios se trata, ¿cuáles no variarán en la nueva Ley Fundamental de la República?
   Se tienen en cuenta de la actual Constitución los principios de justicia social y humanistas que configuran el sistema político y se consideran pilares inconmovibles, como es el caso de la irrevocabilidad del sistema socialista, la unidad del pueblo y el papel dirigente del Partido como vanguardia organizada y fuerza dirigente superior de la sociedad y el Estado.
   En suma, la nueva Constitución significará la modernización y evolución de los preceptos humanistas defendidos por la Revolución y refrendado históricamente por los cubanos.
   – ¿Qué beneficios en lo personal brinda una nueva Constitución?
    También conocidas como Ley de leyes o Carta Magna, se escriben bajo el principio de que sirvan de guía para elaborar instrumentos legales más específicos. Establece deberes y derechos y como diría el Apóstol cubano, José Martí, contribuye a que la “ley primera de nuestra República sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre”.
    En lo personal cada cubano tiene en su Constitución un instrumento de defensa de sus derechos y una brújula para con sus deberes.
   Un nuevo texto constitucional es un mensaje muy claro: en Cuba prima la legalidad socialista y el apego a las leyes.
   – ¿Cuántas se han redactado en Cuba?
  La mayor de las Antillas tiene una vasta historia constitucional. Siete han sido redactadas desde que comenzaron nuestras luchas independentistas en 1868.
   La constitución actual fue aprobada el 24 de febrero de 1976, en referendo popular, justamente cuando se cumplía el aniversario 81 del comienzo de la Guerra de 1895, cuyo organizador principal fue José Martí, Apóstol de la Independencia.
   En la historia cubana sobresale que apenas seis meses después de iniciada la lucha armada, los patriotas confeccionaron y aprobaron la Constitución de Guáimaro, el 10 de abril de 1869, en plena guerra y con artículos sumamente radicales a favor de las masas populares.
   Otras de la etapa mambisa fueron la de Baraguá, en 1878, con apenas cuatro artículos; la de Jimaguayú, en 1895, y la de La Yaya, en 1897.
   Durante el siglo XX destacan: la de 1901, cuando ocurría la Ocupación Militar de Estados Unidos aquí, lo cual impidió que fuera más avanzada, y la de 1940, considerada una de las más progresistas hasta ese momento en América.

Los primeros docientos años de Carlos Marx

Cuatro intelectuales cubanos Luis Toledo Sande, Carlos García, Enrique Ubieta y Olga Fernández hablan de Carlos Marx en ocasión del bicentenario de su nacimiento

Soy un cubano afortunado, dice combatiente de Playa Girón

Tomado del blog Odas a mi Cuba

Aida Quintero Dip

Me siento un cubano muy afortunado por vivir este momento histórico de la Patria, en que se elige una nueva dirección del país coincidiendo con el día de la victoria de Playa Girón, dijo el combatiente de esa epopeya, Agustín Castellanos Pacheco.
En declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias, el veterano luchador santiaguero expresó su sano orgullo por haber sido protagonista de la batalla de abril de 1961, cuando Cuba le propinó la primera gran derrota al imperialismo yanqui en América.
Hoy les hablo con frecuencia a la familia y a las nuevas generaciones del heroísmo con que se defendió el suelo patrio en las arenas de Girón, como una manera de enseñarles que hay que salvaguardar la libertad y las conquistas sociales de la Revolución a cualquier precio, subrayó.
Lo que más me estimuló, recordó, fue saber que Fidel, nuestro invicto jefe, estaba al frente con su tanque, dirigiendo con el ejemplo y la sabiduría militar la acción para obtener la victoria y frustrar los planes de los Estados Unidos, que nunca se conformaron con la gallarda rebeldía de esta Isla.
Además de las situaciones difíciles del combate, me impresionó ver a los mercenarios huyendo acobardados ante el empuje de nuestras fuerzas, que más que en armas era en moral y en los ideales sagrados que defendíamos, señaló.
Castellano Pacheco recalcó que una buena parte de los combatientes cubanos eran jóvenes y algunos casi niños, como ahora en que la juventud ocupa un alto porcentaje entre los diputados al nuevo Parlamento, muestra de que siempre ha dado el paso al frente siempre y es garantía de continuidad y de futuro.
Destacó que hoy se escribe otro Girón para la historia, cuando se pone en manos de jóvenes nacidos con la Revolución, junto a fogueados revolucionarios las riendas del país, seguros de que sabrán llevar adelante los destinos de una nación que nunca cederá ante las presiones del imperio ni se pondrá jamás de rodillas.
Tengo mucha confianza en los 605 diputados que representan los intereses del pueblo y lucharán por servirle bien y se cumplan sus legítimas aspiraciones, tienen como bandera el ejemplo de Fidel y de Raúl, dijo el fundador del Partido Comunista de Cuba de, 88 años.
Castellano Pacheco es un hombre sencillo de espíritu insurrecto que lo llevó a ser combatiente del Ejército Rebelde en el II Frente Oriental Frank País, que fundara el entonces Comandante Raúl Castro, el 11 de marzo de 1958, adonde llegó como parte de los refuerzos de luchadores clandestinos de la ciudad de Santiago de Cuba.
Tuvo el gran orgullo y honor, además, de integrar la Caravana de la Libertad con Fidel, por lo que vivió intensamente la euforia por la victoria y la entrada triunfal a La Habana, el 8 de enero de 1959.

Diputado ratifica respaldo de la juventud a proceso social cubano

Tomado del blog El joven Cubano

La Habana, – El diputado y presidente de la Federación Estudiantil Universitaria, Raúl Alejandro Palmero, reafirmó hoy el respaldo de la juventud cubana al proceso social iniciado aquí por la Revolución de 1959.

Garantizar la continuidad de una Revolución que está próxima a cumplir sus 60 años es una de las prioridades de la recién constituida IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento), dijo Palmero a Prensa Latina.

De acuerdo con el joven legislador, el protagonismo de las nuevas generaciones ha sido esencial desde las etapas de nominación en reuniones vecinales de barrio realizadas con vistas a la conformación de las asambleas municipales y provinciales, y la posterior instalación del Parlamento.

También recordó que miles de estudiantes universitarios trabajaron como colaboradores en las mesas electorales a propósito de los sufragios del pasado 11 de marzo cuando fueron electos los 605 diputados a la Asamblea Nacional.

Al decir del parlamentario, el rol desempeñado por los jóvenes en cada etapa del proceso electoral cubano constituye una muestra de respaldo de las nuevas generaciones a los ideales del líder histórico de la Revolución, Fidel Castro.

La participación de la juventud es creciente y visible respecto a otras legislaturas. Hoy contamos con ocho dirigentes estudiantiles en el Parlamento, comentó Palmero.

Según datos ofrecidos por la Comisión Electoral Nacional, los menores de 35 años representan el 13,22 por ciento de los diputados.

Instalada la víspera en el Palacio de Convenciones de La Habana, la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular ratificó como su presidente al diputado Esteban Lazo, y a Ana María Mari Machado y Miriam Brito en el cargo de vicepresidenta y secretaria, respectivamente.

La Comisión de Candidatura Nacional propuso a Miguel Díaz-Canel como presidente del Consejo de Estado y a los restantes 30 miembros de ese órgano, que incluye un primer vicepresidente, cinco vicepresidentes y un secretario.

A %d blogueros les gusta esto: