Category: Entrevistas

Diputado ratifica respaldo de la juventud a proceso social cubano

Tomado del blog El joven Cubano

La Habana, – El diputado y presidente de la Federación Estudiantil Universitaria, Raúl Alejandro Palmero, reafirmó hoy el respaldo de la juventud cubana al proceso social iniciado aquí por la Revolución de 1959.

Garantizar la continuidad de una Revolución que está próxima a cumplir sus 60 años es una de las prioridades de la recién constituida IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento), dijo Palmero a Prensa Latina.

De acuerdo con el joven legislador, el protagonismo de las nuevas generaciones ha sido esencial desde las etapas de nominación en reuniones vecinales de barrio realizadas con vistas a la conformación de las asambleas municipales y provinciales, y la posterior instalación del Parlamento.

También recordó que miles de estudiantes universitarios trabajaron como colaboradores en las mesas electorales a propósito de los sufragios del pasado 11 de marzo cuando fueron electos los 605 diputados a la Asamblea Nacional.

Al decir del parlamentario, el rol desempeñado por los jóvenes en cada etapa del proceso electoral cubano constituye una muestra de respaldo de las nuevas generaciones a los ideales del líder histórico de la Revolución, Fidel Castro.

La participación de la juventud es creciente y visible respecto a otras legislaturas. Hoy contamos con ocho dirigentes estudiantiles en el Parlamento, comentó Palmero.

Según datos ofrecidos por la Comisión Electoral Nacional, los menores de 35 años representan el 13,22 por ciento de los diputados.

Instalada la víspera en el Palacio de Convenciones de La Habana, la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular ratificó como su presidente al diputado Esteban Lazo, y a Ana María Mari Machado y Miriam Brito en el cargo de vicepresidenta y secretaria, respectivamente.

La Comisión de Candidatura Nacional propuso a Miguel Díaz-Canel como presidente del Consejo de Estado y a los restantes 30 miembros de ese órgano, que incluye un primer vicepresidente, cinco vicepresidentes y un secretario.

Alfredo Sánchez: “La IAAF nunca nos ha cuestionado la validez de las marcas”

tomado del blog DeporCuba

[block][block][block]Por: Lilian Cid Escalona y Andy Bermellón Campos

Alfredo Sánchez Barrios se enfrenta, cada día, a una labor titánica. Es el hombre que está detrás de la compilación, revisión y organización de cuanta marca produce el atletismo cubano. De su trabajo depende que la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés) reconozca los registros que acá se producen y que el mundo esté actualizado sobre accionar de los nuestros. Es un trabajo duro, que puede a llegar a ser bastante engorroso ya son pocos los escenarios nacionales donde las condiciones son óptimas para la recolección de estos datos.

Alfredo es una figura omnipresente, lo mismo en las Prueba de Confrontación con en los eventos de mayor alcance como la Copa Cuba o el Memorial Barrientos. Es un hombre orquesta, y merece nuestra reverencia, por su constancia y capacidad para solventar los obstáculos –que no son pocos- para mantener al día las estadísticas del atletismo cubano.

Alfredo, como buen hombre de números, no es dado a las entrevistas, por ello, es para nosotros un enorme placer poder publicar en Deporcuba estas declaraciones exclusivas del principal artífice de los datos en el atletismo cubano contemporáneo.

¿Cómo llega a esta profesión?

Desde niño siempre tuve afinidad por los deportes, aunque nunca me destaqué en la práctica de ninguno. A los 11 años, en 1976 a raíz de los Juegos Olímpicos de Montreal y la histórica doble victoria de Alberto Juantorena, empecé a hacer mis pequeños reportes personales sobre estadísticas del atletismo, pero no es hasta 1989, cuando a través del amigo Néstor Calixto, también fan de las estadísticas, que conozco al ya fallecido Basilio Fuentes Ferrer, historiador y estadístico del atletismo cubano de siempre, que me vuelco de lleno a esta tarea.

A partir de ese momento comencé a colaborar directamente con él en las estadísticas del atletismo de forma voluntaria como uno de los integrantes de la Asociación Cubana de Estadísticos de Atletismo (ACEA) que él fundó por esos años, aunque la misma se disolvió con el tiempo. A finales del 2006 comienzo a trabajar profesionalmente como estadístico, cuando paso a formar parte del Dpto. de Estadística Deportiva del INDER y empiezo a atender como estadístico el atletismo al igual que otros deportes como el Tiro Deportivo y el Pentatlón Moderno, los cuales continúo atendiendo en la actualidad.

 

Desde niño tuve afinidad por los deportes. A los 11 años, durante los Juegos Olímpicos de Montreal 1976, con la doble victoria de Alberto Juantorena empiezo a hacer mis primeros reportes estadísticos.

 

¿Cómo es el día a día de un estadístico de atletismo?

Nuestros días suelen ser muy cargados pues como este es un deporte que prácticamente no recesa de competir, siempre hay resultados por buscar y recopilar, además de todos los trabajos estadísticos que se puedan generar en el quehacer diario. Esta profesión se puede ejercer en Cuba vinculándose profesionalmente al Dpto. de Estadística Deportiva del INDER o a través de los Dptos. de Informática de las Direcciones Provinciales de Deportes y habiendo estudiado preferiblemente una carrera afín al deporte o a la informática, aunque aclaro que en mi caso particular soy graduado de Economía por lo que con interés y superación personal se puede llegar a ser estadístico deportivo.

Estadístico de atletismo, sí, pero, ¿es este su deporte favorito?

Por supuesto que el atletismo es mi deporte favorito porque es el deporte rey, cuenta con el mayor número de eventos, es un deporte muy fácil de entender y sus reglas no son nada complejas. De manera general tengo preferencia con todos los deportes de tiempos y marcas que generan récords pues es eso lo que más me atrae de los mismos. En un tiempo pasado también fui amante de las estadísticas del béisbol, pero el atletismo ocupa casi todo mi tiempo de estadístico.

¿Cómo se trabaja para darle soporte estadístico a un evento como la Copa Cuba o el Memorial Barrientos?

Para dar un correcto soporte estadístico a un evento es muy importante conocer previamente -con suficiente anticipación- todo lo referente al mismo, es decir, los eventos convocados, el horario de los mismos en todas sus fases, las inscripciones debidamente elaboradas con todos sus datos necesarios, así como tener actualizados todos los récords que se controlarán en dicha competencia. También depende de la calidad del trabajo de los jueces, es muy importante que realicen un correcto llenado de todas las planillas de terreno que se emplean en la competencia para poder brindar los resultados con rapidez.

Estamos listo para acoger una reunión de carácter internacional en nuestro país. ¿Cuáles son los elementos que se necesitan para asumir esto?

Considero que en algún momento no muy lejano volveremos a estar listos para acoger una competencia internacional de reconocido nivel en nuestro país pues para esto es necesario una serie de condiciones materiales, alguna de las cuales no existen en este momento. Lo primero es contar con un estadio adecuado para este tipo de competencias y este es el punto más flojo que tenemos actualmente, debe existir una pista en perfectas condiciones y debidamente homologada, lo cual no debe tardar mucho en hacerse realidad, pero ahora mismo no está. También hay que tener un sistema de cronometraje electrónico de calidad, que ya tenemos y con un sistema informático para el montaje de la competencia que por suerte existe desde hace unos cuantos años y que se ha probado exitosamente en competencias importantes en el exterior. No debemos olvidar otros factores no materiales como la elevada capacidad organizativa ya probada en grandes eventos como fue en el caso de los Juegos Panamericanos en 1991, la Copa del Mundo en 1992, el Campeonato Panamericano Juvenil en 1997 y el Campeonato CAC en el 2009.

 

…en algún momento no muy lejano volveremos a estar listos para acoger una competencia internacional de reconocido nivel en nuestro país.

 

¿Cuál es proceso para homologar un récord?

El proceso para homologar un récord depende del tipo de registro que se trate; por ejemplo, para homologar un récord mundial son múltiples las condiciones para oficializarlo, primero, la competencia debe estar calendariada de forma oficial, existir un sistema de cronometraje electrónico debidamente certificado en el caso de ser un récord de tiempo, la rectificación de la medición con una cinta metálica en el caso de ser una marca, el pesaje del implemento en el caso de ser un récord de lanzamientos, debe contarse con un video del récord implantado, también la prueba antidoping del atleta más una serie de planillas a llenar y enviar a la IAAF para su homologación. Ahora si se tratase de homologar un récord nacional los requisitos no son tan estrictos y se pudiera homologar teniendo en cuenta solo las primeras cuatro condiciones expuestas anteriormente y no son totalmente necesarias las tres últimas.

Se cuestiona mucho a nivel internacional -y nacional- las marcas que se generan en el Estadio Panamericano de La Habana. La IAAF, de hecho, en sus listados significa (EP) para los registros que se logran acá y esto se ha interpretado como una salvedad que genera cierta desconfianza. ¿Cuáles son las razones que llevan a esta especificidad?

Puedo asegurar que la IAAF nunca ha cuestionado la validez de las marcas que se producen en el Estadio Panamericano de La Habana y solo hace esta especificación de EP para aclarar bien la sede de competencia y diferenciarla de otras de la propia ciudad como el Estadio Pedro Marrero donde antiguamente se celebraban casi todas las competencias de atletismo y que yo espero que algún día vuelva a ser la catedral del atletismo cubano. En las listas mundiales de la IAAF en ocasiones se hacía esta misma aclaración para otras sedes como las ciudades de Nueva York, Boston, etc. Por otro lado mantenemos excelentes relaciones de trabajo con el estadístico principal de la IAAF el cual siempre ha reconocido nuestro trabajo por la calidad y seriedad del mismo.

Lo que es inadmisible que algunos medios nacionales, sobre todo en la televisión, se hayan cuestionado algunos de los registros que consiguen nuestros atletas en Cuba. Molesta más porque ni siquiera están presentes en el lugar en que se producen las mismas; eso es dudar de la calidad y la seriedad del trabajo de todos los funcionarios y trabajadores de nuestro atletismo y, sobre todo, dudar de nuestros jueces que están debidamente preparados para oficiar en las competencias que se celebran en nuestro país.

..es inadmisible que algunos medios nacionales, sobre todo en la televisión, se hayan cuestionado algunos de los registros que consiguen nuestros atletas en Cuba.

[block][block][block]
Alfredo Sánchez junto a Eduardo Biscayart en Cuba/ Foto tomada del perfil de facebook de nuestro entrevistado

Eduardo Biscayart, uno de los grandes comentaristas de futbol internacional, ha visitado nuestro país en múltiples ocasiones y usted es una de las personas que lo ha recibido. ¿Cómo surge la amistad con Don Bisca?

Conocí a Eduardo Biscayart a través de Basilio, con motivo de los Juegos Panamericanos de La Habana en 1991, cuando asistió en función de fotógrafo, que es otra de sus profesiones. Después estuvimos algunos años incomunicados, pero cuando empiezo a trabajar profesionalmente como estadístico reanudamos nuestra comunicación y hemos desarrollado una bonita relación de amistad y trabajo ya que Biscayart es también un reconocido estadístico y comentarista de atletismo. Biscayart me ha ayudado mucho a recibir publicaciones importantes de atletismo y también en mi reincorporación como miembro de la Asociación Internacional de Estadísticos de Atletismo (ATFS) de la cual es parte de su Comité Ejecutivo.

 

Dentro de sus años dedicados a esta profesión ¿Cuál es el momento más espectacular que ha presenciado Alfredo Sánchez?

Han sido varios los momentos importantes pues trabajé en el atletismo de los Juegos Panamericanos de La Habana en 1991 y la Copa del Mundo celebrada en La Habana en 1992. Más recientemente como estadístico de la delegación cubana he tenido la oportunidad de asistir a los Juegos CAC de Veracruz 2014 y a los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 y Toronto 2015.

Sabemos que es un corredor de pruebas de largo aliento ¿Cuáles son las metas y retos actuales del Alfredo?

A partir de 1987 con el apoyo del amigo Javier Clavelo, también otro fan y conocedor del atletismo, inició mi afición por practicar carreras de largo aliento y empecé a participar en algunas carreras populares. Poco a poco me fui proponiendo nuevas metas y ya en 1990 corro mi primera media maratón. Hoy tengo más de 200 carreras populares realizadas, 26 de ellas de media maratón y he participado en 19 ediciones de Marabana. Con tantos años corriendo largas distancias aparecen las lesiones por lo que ya prácticamente solo corro para mantener una buena salud y sentirme bien. Ahora solo participo en alguna que otra carrera importante que se organiza, casualmente ahora me preparo para participar en la carrera de 10 km de Varadero.

¿Qué atletas le motivan admiración?

Bueno, la verdad es que son muchos los atletas que me motivan admiración, pero puedo nombrar seis (tres en cada sexo) dentro de Cuba a los que aprecio profundamente. Ellos son:  Alberto Juantorena, Javier Sotomayor e Iván Pedroso entre los hombres y Ana Fidelia Quiros, Olisdeilys (Osleidys) Menéndez y Yipsi Moreno entre las mujeres, pero como todos están retirados entre los activos puedo destacar a Leonel Suárez y a Yarisley Silva, por su constancia y dedicación en sus ya largas carreras deportivas. En cuanto al mundo en el pasado siglo mis preferidos son los norteamericanos Carl Lewis y Jackie Joyner-Kersee, pero en el presente siglo hay una figura que ha hecho historia y es el jamaicano Usain Bolt; entre las mujeres me quedo con la bella rusa Yelena Isinbayeva, también retirada hace poco tiempo.

¿Quién es el “MisterChip”[1] del atletismo?

Considero a Basilio Fuentes Ferrer como el MisterChips del atletismo cubano por su incansable labor de tantos años para divulgar la historia de nuestro atletismo y en el mundo admiro varios estadísticos que han desarrollado un magnífico trabajo pero destaco al inglés Peter Matthews por su meritoria tarea en los boletines estadísticos que emite durante todo el año, además el resumen anual que elabora llamado Athletics, una verdadera Biblia de las estadísticas del atletismo.

¿Qué huella quisiera dejar luego de retirarte como estadístico?

Creo que de una forma u otra nunca me retiraré como estadístico, siempre y cuando la salud me acompañe, estaré ejerciendo ya que aparte de ser mi profesión siempre ha sido un hobby para mí. Solo quiero seguir siendo un continuador de la obra iniciada por Basilio como referente de la historia del atletismo cubano publicando libros donde se actualice y enriquezca nuestra historia. Por cierto, adelanto que ya junto a un viejo amigo y amante también de las carreras de fondo, estamos enfrascados en la elaboración de mi primer libro que trata sobre el fondo cubano haciendo hincapié en las carreras más largas, la media maratón y la maratón.

Hora de lanzarse a la piscina ¿Cuántas medallas pronostica para Cuba en Barranquilla 2018?

Quizás la pregunta más comprometedora de esta entrevista pero me atrevo a hacer un pronóstico anticipado para los venideros Juegos CAC Barranquilla 2018. Teniendo en cuenta la historia y que habitualmente algunas de las principales figuras del área, específicamente de las islas del Caribe, no participan en estos Juegos y a pesar del proceso de renovación que actualmente pasa nuestro atletismo Cuba debe mantener el primer lugar por países en el atletismo de los Juegos alcanzando entre 16 y 18 medallas de oro. De lograrse este resultado, lo consideraría muy bueno ya que se produciría en un entorno algo diferente a los Juegos CAC Veracruz 2014 debido a la época del año en que se realizará esta edición, el crecimiento deportivo de los atletas colombianos que serán beneficiados de cierta manera al ser la sede de los Juegos y el ya mencionado proceso de renovación que vive actualmente nuestro atletismo.

 

Cuba debe mantener el primer lugar por países en el atletismo de los Juegos alcanzando entre 16 y 18 medallas de oro.

 

¿Que necesitaría para que su trabajo sea más eficaz?

Solo me gustaría contar con un sistema de competencias que funcionara como base de datos, pues serviría de mucho para la elaboración más rápida y eficaz del ranking nacional tan necesario para nuestro trabajo. También es imprescindible mantener una conexión a internet potente para estar debidamente actualizado de todo lo que acontece en el atletismo mundial.

HAY AUTISMO COLECTIVO EN LA MAYORÍA DE LOS INTELECTUALES. PABLO GONZÁLEZ CASANOVA

PABLO_GONZALEZ_CASANOVA

En México y el mundo, pocos se atreven a decir la verdad completa, señala el ex rector

En mesa redonda realizada en la UNAM habla de su apoyo a la candidatura de Marichuy
ARTURO SÁNCHEZ JIMÉNEZ / LA JORNADA

 

Pablo González Casanova, ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), observa hoy un autismo colectivo en la mayoría de los intelectuales de México y del mundo. En su opinión, aunque el deber de éstos es acabar con la sociedad de la posverdad, pocos se atreven a decir la verdad completa y sólo la dicen a medias.

Ayer, González Casanova, de 95 años, respondió a preguntas del público durante una mesa redonda realizada en el Centro de Investigaciones y de Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas).

El sociólogo, político e historiador participaba como miembro de la asociación civil Llegó la Hora del Florecimieto de los Pueblos, que apoya la candidatura a la Presidencia de la República de la vocera del Concejo Indígena de Gobierno (CIG), María de Jesús Patricio (Marichuy. Así que una de las primeras preguntas fue el por qué de su respaldo.

Habló de su vida, de su padre que era socialista y escribió libros en náhuatl; de que cuando era niño tenía una nana que le enseñó de religión y de que San Miguel estaba con los pobres y el diablo con los ricos.

Alguien más del público le preguntó cuál piensa que debe ser el papel de los intelectuales. Y ahí habló del autismo que observa en el mundo.

Tenemos una crisis terminal en este momento del capitalismo, al que describió como un sistema de dominación y acumulación que busca como valor principal maximizar el poder, las riquezas, las utilidades. Y están enfermos, véanlos; buscando más millones y millones.

Una de las consecuencias del capitalismo, señaló, es el cambio climático. Y son pocos los científicos e intelectuales que se atreven a decirlo.

Se refirió a que distintos grupos científicos han planteado que el calentamiento global es una realidad y que decir esas verdades es parte del papel de los intelectuales, aunque el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lo niegue y crea que va a gobernar sobre el clima.

Pero los intelectuales no sólo tienen que hacer lo que han hecho las comunidades científicas del mundo al tomar una muy buena posición advirtiendo del peligro del cambio climático, agregó.

En lo que hay autismo colectivo es en no atribuir al sistema de acumulación y dominación capitalista lo que está ocurriendo, sentenció. Es muy importante que trabajen con toda seriedad en la verdad completa.

Dijo que en México los pueblos indígenas están planteando construir un mundo viable. La conciencia que está tomando nuestro pueblo es lo más importante y es la única de las revoluciones que hay que puede convertirse en universal. Aquí estamos asistiendo a una de las formas de cambiar el mundo actual, que es sumamente injusto, depredador, agresivo, violento, deshonesto, por uno que es perfectamente posible si echamos a andar la palabra de la moral.

También se le preguntó si la UNAM debería pronunciarse en algún sentido en la coyuntura que vive el país con las elecciones. No es bueno que haya una posición oficial de una universidad, porque esto sería volver al estalinismo, consideró.

En la sesión participaron concejales del CIG: Gabriela Vega Téllez y Heriberto Salas Amac, del estado de México, y Eleazar Zamora Pérez, de Amilcingo, Morelos.

Hablaron de lo que se ha vivido en sus comunidades con la construcción de proyectos como el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, en Texcoco, y de una termoeléctrica y gaseoducto en Morelos.

“Los proyectos que hoy vienen avanzando y que supuestamente son progreso –dijo Salas Amac– se imponen por la fuerza. Con la Marina, el Ejército, las policías y con fuerzas paramilitares y acompañados de la delincuencia organizada”. La lucha contra el despojo del capitalismo, señaló, nos ha llevado a organizarnos.

Explicaron que por medio del CGI los pueblos indígenas vienen caminando a un cambio. Sabemos que nosotros no vamos a poder hacerlo sin el apoyo de las ciudades, de las colonias, los barrios.

La académica Magdalena Gómez, integrante de la asociación civil Llegó la Hora del Florecimiento de los Pueblos, planteó que las comunidades indígenas han puesto un espejo a la sociedad y al Estado, porque hemos podido observar cómo las normas de participación se han construido excluyendo a los pueblos, y nunca se les hubiera imaginado que se les iba a ocurrir poner en la boleta a una mujer indígena.

Eusebio Leal: «A Martí hay que acercarse sin tijeras»

Tomado del blog Golpenado el Yunque
El historiador de La Habana le comenta a CubaSí sobre la inauguración del monumento al Héroe Nacional, sobre la Feria del Libro 2018 y el aniversario 500 de la ciudad.

Uno no se cansa de escuchar a Eusebio Leal Spengler. El historiador de La Habana vive días particularmente intensos ahora mismo. El próximo 28 de enero se inaugurará oficialmente la estatua ecuestre de José Martí en la avenida de las Misiones, reproducción de la que se erige en el Parque Central de Nueva York. Ese ha sido uno de los más caros empeños de Leal en los últimos años. Por si fuera poco, le dedicarán la Feria Internacional del Libro 2018. Y el año que viene, la ciudad a la que le ha dedicado su vida celebrará su aniversario 500. Sobre estos temas, el destacado intelectual cubano conversó con CubaSí.

—La develación de esta escultura ecuestre de Martí es un viejo sueño suyo. ¿Por qué precisamente esa estatua? ¿Cómo se concretó el empeño?

—La estatua ya es un hecho. Veintidós años después de haber comenzado gestiones que se dilataron en el tiempo, por diversas razones, políticas, de comunicación, porque pasaba de una autoridad a otra la responsabilidad de decidir, de aprobar que la estatua pudiera venir a Cuba, se logró finalmente.

«La obra, extraordinariamente bella, reproducción fiel, al detalle, de la original, se hizo posible gracias al desarrollo de la tecnología. Uno de los requerimientos era que no se podía tocar la estatua.

«Y efectivamente, pudimos hacer toda la investigación documental en la Biblioteca de Siracusa, donde está todo el legado de los Huntington, también en la Sociedad Hispanoamericana de Nueva York, que fue su legado cultural más importante.

alt

Foto: Yuris Nórido/ CubaSí

«Se pudo ver toda la obra de la artista, de Anna Hyatt Huntington, todo lo que ella pensó sobre Martí, sus motivaciones. La Oficina del Historiador tiene hoy una documentación sólida sobre ese acontecimiento.

«Lograr los fondos necesarios fue otro debate. Lograrlos, aprovechando el momento preciso, ni antes ni después. Contribuyeron instituciones culturales norteamericanas, cubanos en la emigración patriótica, contamos con una importante contribución de una dama mexicana que siempre ha querido permanecer en el anonimato, pero que vincula también a México al hecho histórico en la fundición.

«Y desde luego, es importante la evocación de una mujer que exaltó el género, que casi a los ochenta años enfrentó el desafío de hacer una obra monumental, que estudió la vida de José Martí, que se inspiró en el amor y el sacrificio de Martí, apóstol y también Mayor General. En Martí confluyen su destino político como creador de un Partido para dirigir la lucha armada por la liberación de una nación colonizada y al mismo tiempo, su carácter como soldado, que evoca aquello de que la mejor forma de no temer al soldado es serlo.

«Él lo fue en el momento mismo en que se involucra en la guerra que él había convocado, y en el momento en que Máximo Gómez, la figura más excelsa de aquella gesta, junto a Antonio Maceo, lo acogen como guía y director máximo de ese proyecto.«El momento de su muerte está evocado poéticamente en este monumento. Lo hermoso de es que generalmente la escultura monumental, cuando se refiere a grandes héroes de la historia, los evoca casi siempre en un papel triunfante, pero aquí está evocado en el momento de dar su vida por la causa a la que se había consagrado.
«El emplazamiento es mucho mejor que el de la ciudad de Nueva York, porque le permite ser visto en una plaza, en un paseo de gran magnitud. Se ha plantado allí una naturaleza que evoca los viajes de Martí: allí están los olivos del Mediterráneo, las araucarias de Centroamérica, las palmas de Cuba…

«La base granítica es impresionante. Y como la escultura es de gran volumen, cuando te acercas a ella quedas deslumbrado por su belleza.

«Quedará inaugurada oficialmente el 28 de enero, coincidiendo con un aniversario de José Martí, de cara la Iglesia del Santo Ángel, la iglesia castrense donde fue bautizado (en la misma iglesia en que lo fue el padre Varela), en La Habana, la ciudad donde vino al mundo, que pronto cumplirá 500 años.«¿Qué mejor que conmemorar el acontecimiento del nacimiento de Martí cuando faltan pocos meses para que su ciudad celebre cinco siglos?»
—¿Cómo acercarse a José Martí en estos tiempos?

—Ni con tijeras ni con gomas. No nos podemos acercar a Martí recortando. Hay a ver a un Martí global. Lo que sí se puede hacer es acercarse por los disímiles caminos que nos legó y nos propone: su correspondencia, preciosa; sus versos de amor, sus versos libres; el universo de su literatura periodística; nos ofrece su acción política… por todas esas vías se llega de pronto a un Martí absoluto, a un Martí que requerirá la interpretación personal de cada uno.

alt

Foto: Yuris Nórido/ CubaSí
«Hay una amplísima bibliografía de su dimensión política y moral (Ezequiel Martínez Estrada, Cintio Vitier, Fina García Marruz, Gonzalo de Quezada); hay un Martí en la visión política continental (Mañach y tantos otros)… pero lo más importante que construyamos nuestro propio Martí a partir del conocimiento que tengamos de él.

«Hay que acercarse a él, dialogar con él. Es muy buenos extraer exergos, sacar fragmentos de su obra, pensamientos… pero lo bello, lo importante es insertar esos pensamientos en la obra completa».

—La XXVII Feria Internacional del Libro estará dedicada a su obra. ¿Cómo asumió esa noticia?—Estoy profundamente agradecido al Instituto Cubano del Libro, al Ministerio de Cultura, a la intelectualidad y al pueblo cubano. Han sido muy generosos. No porque yo venga a hacer la representación de decir «no merezco esto o aquello», porque sería no solamente imprudente, sino también ofensivo para los que han hecho esa concesión.
«Pero siempre he considerado que hice poco por construir una obra que me llevara al escritorio, a la consulta necesaria y paciente de los papeles. La vida me llevó a levantar piedras y cal, a conservar fuentes, rescatar libros, a buscar documentos, a preservar colecciones. Me llevó al culto de la palabra, no como un ejercicio superficial (la palabra hueca, la que nada dice, la retórica maniquea), sino como el vehículo para expresar sentimientos tales como el amor a la Patria, la conciencia de que al amarla, sentimos un amor por lo otro, por lo que nos rodea, el mundo americano, por todos los que sufren y lloran, por todos los que padecen…

alt
Foto: Jorge Luis Sánchez/ para CubaSí
«También por Cuba en cuanto a la acumulación de pensamiento, de ideas, de belleza que este país ha aportado a la historia de la América y del mundo; por los cubanos, de los que siempre me he sentido parte inseparable, parte de ese pueblo, con sus virtudes y sus defectos, que son los míos; con sus luces y sombras, que son las mías…

«Al mirar todo eso, considero que he hecho algo, hubiera querido hacer más; una y varias veces dije que necesitaría un préstamo de una vida, otra más, para poder realizar lo que quiero, con el mismo empeño, como cuando subía escaleras de tres en tres, como cuando recorría diariamente distancias enormes para llegar a los lugares.

«Recuerdo que una vez se me presentó un anciano, llegó quizás en un momento oportuno de mi vida y me dijo: “oiga, yo conozco una técnica que usted quizás recordará de su infancia: las madres solían conservar los zapaticos del primer año convertidos en metal: yo soy el poseedor de esa técnica; pero yo me voy y no tengo ni familia ni a nadie a quien dejársela; yo no vengo a darle el secreto de mi trabajo; yo vengo a pedirle que me dé sus zapatos, con los que usted ha andado La Habana”.

«Le entregué los zapatos. Y cuando me los devolvió (están bien guardados), me di cuenta de que esa etapa de mi vida había concluido, que había que comenzar otra.

«De pronto comenzaron a aparecer niños, jóvenes… Incluso, en una reunión de intelectuales, Fidel me dijo: “Hay un niño aquí, hijo de una amiga nuestra, Katiuska Blanco, que me ha dicho cuando le he preguntado qué quiere ser me ha respondido que quiere ser el sucesor de Eusebio Leal”.

«Me consoló que ese niño, otro u otros, ya estén caminando por las calles. Ya no tendré necesidad de otra vida.«Y si el Instituto del Libro ha querido reunir en páginas lo que dije o alguna vez escribí, y lo que han escrito o recogido de mí, y dedicarme esta Feria del Libro, ¡que para bien sea!»
—La Habana celebrará el próximo año su aniversario 500. ¿Cómo asumirá ese festejo el centro histórico de la ciudad?

—La Habana tiene muchos centros históricos. Yo ya he renunciado a hablar con sentido absoluto del centro histórico. El centro histórico es quizás un punto de partida. Pero hay muchos puntos de partida: en el Cerro, en Marianao, en Miramar, en la Víbora, en Diez de Octubre, en San Francisco de Paula.

«Cuando hablamos del aniversario no hablamos solo de aquel hecho pretérito de la ceiba: eso es muy bonito, y lo vamos a recordar: el Templete está restaurado, y las pinturas, y las columnas; y el árbol del aniversario 500 está plantado. Hace dos años, el otro árbol dio las señales de que su tiempo había terminado, debimos plantar otro. Esta mañana pasé temprano y vi que la ceiba estaba llena de sarmientos verdes.

«Sí, vamos a celebrar eso: el cabildo, la primera misa, el nacimiento de la ciudad. Pero lo más importante es que lo significa ese tiempo para una ciudad.

alt

Foto: Annaly Sánchez/ CubaSí
«Es el tiempo de una universidad que pronto tendrá tres siglos, le corresponde a la obra ímproba de la Sociedad Económicas de Amigos del País, a la historia de la pedagogía cubana, que tiene en La Habana una parte importante, le corresponde a sus arquitectos y constructores, que hicieron una ciudad fantástica.

«Todo el que llega a La Habana dice “¡Qué maravilla! ¡Qué misterio! ¡¿Qué ciudad es esta?!” Incluso decadente, como está La Habana, cuando tú la tocas, resucita. Donde quiera que la toques, excepto lo que cae vencido, que siempre será menos de lo que se ha perdido en este continente; en aras de una modernidad mal interpretada se demolió bárbaramente.

«La Habana, por una serie de acontecimientos, ha permanecido en su urbanismo y en su esplendor, hasta hoy. Lo que hay es que tocarla con amor e impedir su “arrabalización”. Y sobre todo: hay que cuidar de los que viven en ella.

«Ser habanero no puede ser un signo de superioridad, pero para serlo (como decía Alfredo Guevara con toda razón) se necesita de cierto refinamiento, que nace de la cultura.«Fidel decía (y no me gusta mucho estarlo citando, me gusta más seguir lo que me enseñó) que las Revoluciones eran hijas de las ideas y de la cultura. Sin cultura no hay idea, sin ideas no hay cultura: esta es una relación dialéctica y armónica.
«Hace falta que se vea lo que hace la cultura cubana desde esta ciudad. Es el aniversario 500 para un ballet, para toda la música cubana, para la poesía, para la tradición jurídica… Pero esta también es la ciudad de los alfabetizadores, la ciudad de los macheteros, las ciudad de la milicia gloriosa e irreductible, la ciudad de los estudiantes, la ciudad de los obreros, donde nacieron los movimientos políticos…

«¡Estamos hablando de algo grande! Hay que romper ese silencio sobre el aniversario 500. La Habana primigenia nació en 1514, en San Cristóbal, en la costa sur, en un punto en que los arqueólogos no han encontrado pero aparece en toda la cartografía de esa época. Se unieron en un momento oportuno, San Cristóbal y La Habana.

«En 1514 ya existía, pero en 1519, según la tradición, nació La Habana, en el año en que Magallanes le daba la vuelta al mundo, en el año en que moría Leonardo da Vinci (el genio más grande de la época), en el momento en que se encuentran, en México, Hernán Cortés y el emperador Moctezuma… En medio de un mundo cambiante nacía la capital de Cuba, la que iba a ser la capital de Cuba, la de las Declaraciones de La Habana, la de la resistencia gloriosa…

«Entonces, La Habana merece no ser denostada perennemente, como si fuera una ciudad estéril. No, esta ciudad ha dado mucho. Esa es la ciudad que celebraremos».

Cuba y su clima – ¿Por qué se enfría tanto Bainoa?

Por: Danier Ernesto González

Para ir a trabajar, ese domingo se forró con dos pantalones, un pulóver, una enguatada y un abrigo militar. Ni prescindió de las medias, más bien puso dos en cada pie. Utilizó un par de grandes botas y agarró los guantes.

“No podía dormir tranquilo esa noche en Jaruco del intenso frío que hacía. Salí de casa en bicicleta. En el trayecto me dolían mucho las uñas, parecía que querían desprenderse. Llegué a la estación alrededor de las 6 y 30 de la mañana y minutos más tarde empecé a realizar las observaciones de rutina”, nos cuenta Juan Carlos López Valdés, el primer cubano en notificar la temperatura más baja nunca antes registrada en nuestro país.

Recuerda que cuando se arrimó a la caseta meteorológica y efectuó las mediciones quedó desconcertado. A pesar del rigor de aquel instante glacial permaneció, movido por la curiosidad y el deber, al tanto del termómetro, que fluctuaba con valores por debajo de 1,0 grado Celsius.

“Poco antes de salir el sol registré una mínima de 0,6 grados y lo informé rápidamente al Instituto, además de otras variables”, apuntó Juan Carlos.

Hace varios años publicaron una nota sobre esta célebre localidad, que ahora pertenece a la provincia de Mayabeque. Foto: Archivo de Danier Ernesto González.

Nunca olvida este vigilante del tiempo, quien ya acumula casi cuatro décadas al servicio de la Meteorología, que bien temprano el 18 de febrero de 1996 la hierba se mostraba de color cenizo.

“Primero pensaba que era por el rocío, pues es frecuente aquí, al igual que la niebla, pero al terminar las observaciones lo que percibí fue una escarcha muy fina cubriéndola. Incluso, raspé algunas hojas e hice una bolita de hielo del tamaño de una moneda de cinco centavos, y no se derretía. Después noté que la hierba se había ennegrecido, como si estuviera quemada”.

Un territorio distintivo

“En la época de invierno nos llaman muchas personas para saber a cuánto bajó la temperatura. Han venido José Rubiera, y periodistas como Gladys Rubio y Julio Acanda a hacer sus reportajes”, asegura Oscar Álvarez Martínez, otro de los paisanos que atestiguan los momentos más gélidos de Bainoa.

Según él, el lugar que alberga la estación posee algunas singularidades, claves a la hora de entender las causas de los sorprendentes descensos térmicos.

“El área donde están fijados los instrumentos para medir la temperatura se ubica a noventa y ocho metros sobre el nivel medio del mar, rodeada en forma de herradura por lomas al oeste, sur y este. El aire muy frío que se desplaza por la península de la Florida llega y se estanca”.

“Pero hay otros elementos que también inciden. El suelo de Bainoa es ferralítico rojo compactado, con alto contenido de hierro y arcilla, lo cual favorece un rápido enfriamiento. El manto freático está a unos veinte metros de profundidad y la influencia marina es mínima. De hecho, estamos a dieciséis kilómetros aproximadamente de Santa Cruz del Norte”, explica Oscar.

Estación meteorológica de Bainoa. Foto: Carlos Manuel González Ramírez, especialista principal de pronóstico en Artemisa-Mayabeque.

¿Qué dice la ciencia?

El doctor Ramón Pérez Suárez, investigador del Centro del Clima del Instituto de Meteorología, describe que la ocurrencia de las temperaturas mínimas más notables es una particularidad de las llanuras, donde son más intensos los procesos de enfriamiento superficial por irradiación nocturna de calor, máxime en los días más despejados, preferiblemente con calmas.

“De forma general, en la distribución espacial de la temperatura en Cuba hay dos factores que juegan un gran papel: el efecto latitudinal, por el cual la temperatura aumenta desde el occidente al oriente, y el relieve, que determina su disminución gradual a medida que aumenta la altura del terreno sobre el nivel medio del mar”.

El experto destaca que las características geográficas de la llanura Habana-Matanzas facilitan la ocurrencia de estas bajas temperaturas hacia su interior, o sea, lejos de las costas, principalmente del litoral norte. A eso se le conoce como efecto de continentalidad, porque a pesar de que no estemos en un continente, sino en una isla larga y estrecha, la influencia del mar disminuye acentuadamente tierra  adentro.

“Si vemos el análisis del campo de temperatura nos percatamos de que el enfriamiento es a lo largo de la llanura, por lo que pudieran registrarse valores más bajos en localidades donde no se realizan mediciones, de lo cual no se puede excluir a la Ciénaga de Zapata”, añadió.

De los archivos

Bainoa ha registrado también otros valores muy bajos: 2.5 ºC, el 15 de diciembre de 2010; 3.1 ºC, el 16 de diciembre de 2010; 3.4 ºC, el 3 de marzo de 1986 y el 30 de enero de 2011; así como 3.5 ºC, el 11 de febrero del 2000.

Lugares que han reportado temperaturas mínimas absolutas de sumo interés: Unión de Reyes (1.0 ºC), Indio Hatuey (1.2 ºC), Jagüey Grande (1.6 ºC), Güira de Melena (1.8 ºC), Ciego de Ávila (1.8 ºC), Colón (1.9 ºC) y Güines (2.1 ºC).

El reconocido periodista Orfilio Peláez Mendoza ha informado otros registros interesantes de temperatura mínima en la región centro-occidental del país. Foto: Archivo de Danier Ernesto

A %d blogueros les gusta esto: