Category: Entrevistas

Heidi en primer plano (+Video)

Por Rosana Rivero Ricardo

Foto: Juan Pablo Carreras

Tomado del blog Liveincuba

Siete años después, frente a la grabadora periodística, Heidi Calderón Sánchez, recordaría aquella vez en que decidió cambiar el enfoque de su vida. El Derecho parecía el encuadre perfecto. Sin embargo, ya había sido suficiente el “tiempo de exposición” detrás de la cámara para declarar como “centro de interés” a la fotografía.

“Llegué por vocación, de manera intuitiva. Siempre una busca un modo de expresión y la fotografía tenía un lenguaje con el cual comunicar las cosas que quería decir entonces y ahora.

“Me inicié como fotógrafa en el sitio digital de Radio Holguín, pues me interesaba mucho el mundo de internet. Además suponía un reto, ya que la página web de la emisora es un medio de prensa paralelo que demanda un buen respaldo del fotógrafo en tiempos en que las imágenes tienen un peso importantísimo en la red”.

“En el fotoperiodismo se me abrieron los caminos y me pareció tan atractivo que no me quise despegar. Hoy estoy `detrás´ de la cámara y al `frente´ del sitio”.

De amateur a profesional del lente. El “rollo” para ser un buen fotógrafo se “revela”…

“Lo primero es tener una cámara y hacer fotos. Por mucho que uno estudie e investigue, hasta que no comienzas a hacer fotos no aprendes, porque se trata de un oficio. Para mí fue imprescindible leer, ver muchas imágenes hechas por los clásicos, pues las referencias son importantísimas para no repetirse, entender conceptos, apartarse de lugares comunes. También hay que entender la fotografía en la parte técnica, conocer el equipo con el cual trabajas y sacarle el máximo provecho, aunque no sea el mejor”.

Cuando una mujer dispara el obturador…

“Aún vivimos en una sociedad machista, patriarcal, donde la mayoría de los fotógrafos son hombres. Hasta hace poco las cámaras pesaban tanto que las mujeres no podían cargarlas. Quizás por eso, cuando comencé hace siete años llamaba muchísimo la atención una mujer con una cámara.

“El hecho de ser feminista desde la fotografía no me lo he propuesto, pero parece que es parte de mi naturaleza. Más allá de ser una fotógrafa, me interesan los temas de la mujer, su naturaleza. Me han encasillado como feminista y estoy segura que seguirá siendo así, porque lo que quiero decir de inmediato tiene mucho que ver con la mujer, sus necesidades, inquietudes y con todo lo que significa serlo.

“El proyecto Alumbrarte, por ejemplo, se centró en el trabajo con embarazadas. La exposición ha navegado con éxito y creo que se debe a su visión diferente de este periodo. Desde el arte y la fotografía la gestación es mirada con ojos benevolentes. Me propuse mostrar a la mujer embarazada, pero primero a la mujer.

“Ahora trabajo en un proyecto de fotografía erótica, puede tener o no desnudos, pero es mi visión del erotismo femenino, e incluyo el masculino también. Paralelamente desarrollo otra experiencia con la mujer de la tercera edad que me tiene muy entusiasmada”.

Premios en “modo” ráfaga…

“Nunca había participado en el Concurso Nacional de Periodismo 26 de Julio. Envié las fotos porque tenía los trabajos y los quería mandar para probar. No esperaba nada porque había sido un año de grandes acontecimientos para la prensa cubana como el paso del huracán Matthew y el fallecimiento de Fidel y no tuve la oportunidad de estar en los sitios claves donde se generó la noticia. Cuando supe del Premio de fotografía en fotorreportaje me sorprendí mucho, pues se trataba de imágenes de campesinos en sus rutinas diarias.

“Más me sorprendió el premio en Periodismo Digital en el apartado de Mejor Trabajo Gráfico, pues no había enviado nada en esa categoría. Fue el sitio Cubadebate que mandó un trabajo mío, vinculado con el huracán Matthew. Las imágenes revelan el puente roto sobre el río Toa que unía a la provincia de Holguín con Guantánamo”.

Del lente artístico al periodístico y viceversa…

El lenguaje de la fotografía vista desde el arte y desde el periodismo es distinto por la subjetividad de una y la objetividad del otro. Lo que se hace artísticamente lleva todas las libertades que el creador le quiera añadir. Con el periodismo no se debe alterar nunca la realidad, aunque siempre será una visión del fotógrafo.

“Las dos son apasionantes. No me gustaría prescindir de ninguna. El arte me permite desarrollar la imaginación y el periodismo, estar en los lugares donde suceden los hechos y llevármelos en imágenes que serán vistas por personas que buscan informarse y ver realidades. Ellas no se contraponen. Por ejemplo, el periodismo me permite tener elementos de la realidad que luego puedo llevar a la creación artística.

“En realidad lo que siempre me interesó fue la fotografía como lenguaje artístico. Sin embargo, me siento afortunada de llegar al periodismo, porque me ha dado un modo de vida”.

La maestra Fátima y el teatro interminable

Tomado del blog Turquinauta

Sentada en el escenario, tan solo sentada, con su abanico ligeramente abierto, espantando el calor con displicencia Fátima de la Caridad Paterson Paterson se roba la atención del público. Todavía no ha dicho nada, solo el presentador dice las palabras de rigor y las decora con adjetivos excedidos que ella parece no compartir. Bajo las luces artificiales del escenario, esa mujer negra, de vestido blanco, apenas con una gota de cabello en la cabeza aun hermosa a pesar de los años y unos ojos vivaces, grandes, chispeantes se adueña de todo el aire que respiramos. Cuando termina el joven su prólogo, la Premio Nacional de Teatro 2017 sonríe tímida, como asombrada y entonces cuenta su vida. Si toda la atención era de ella antes de hablar, con sus palabras todos los corazones de los que la escuchan terminan acampando felices en su regazo.

Habla de su infancia y de su barrio, Los Hoyos, en Santiago de Cuba, habla y el orgullo por sus orígenes, por su infancia, por sus recuerdos pasean las imágenes de su tiempo por las paredes del escenario, como sombras de china, animadas, nítidas. Habla de sus orígenes en el teatro, de su escapada de la TV para anidar en las Tablas, lista con dulzura los nombres de sus amigos y sueña vívidamente sueña, todos nosotros con ella.

“Comencé trabajando en la Radio y la TV por un curso de formación de actores, Allí en el curso estuve durante 6 meses, luego pasé a la Televisión con diferentes profesores. He hecho toda mi vida profesional escribiendo y haciendo teatro”

Desde 1992 vive en Macubá, su grupo de teatro, digo vive porque ella lo dijo, “es mi vida”. Canta, baila, sabe música pero el Teatro, la enamoró para siempre y ella hace del arte escénico lo que hacen agua y sol de la semilla en suelo fértil.

“El teatro me ha dado la posibilidad de expresarme de manera mucho más completa, de hacer todo lo que he querido hacer, de cantar de bailar, es muy completo”

Pero más allá de las Tablas, del telón de fondo, de las patas que ocultan la tensión, más allá, la obra tiene algo que decir. Fátima busca y encuentra ese discurso, esa necesidad en la lucha por los derechos de las mujeres.

“Trabajo los temas femeninos porque ha sido los temas menos tratados en la dramaturgia nacional y en la internacional, El tema de la mujer es de los menos tocados en la dramaturgia contemporánea, la mujer ha sido invisible en el teatro y siento que cambiar las cosas en este asunto es una responsabilidad que tengo, que tenemos las mujeres dedicadas al teatro. En el teatro cubano hay una deuda con los temas femeninos y yo estoy tratando de poner mi granito de arena para cambiar eso. Siento que todo esfuerzo por visibilizar a la mujer no es ocioso y si muy necesario”.
“En Cuba, aun con los logras de la Revolución cubana, hay mucho que hacer en favor de la mujer y en el mundo mucho más. Hay zonas en el mundo donde la mujer es dependiente del hombre, donde es sojuzgada y no tiene los mismos derechos que el hombre. El teatro puede hacer mucho en favor de la mujer”.

Maestra le digo, porque el magisterio es su oficio, entre actores, en la dramaturgia, en la enseñanza del oficio increíble de la actuación. Cuba tiene una escuela de actuación propia.

“Cuba tiene muchos actores, las escuelas de actuación, de enseñanza artística de Cuba tienen un nivel alto, y pienso que todo es un problema de organizar y tomar conciencia de la responsabilidad de cada uno”.

Los profesionales se forman en las academias y ¿al público donde los formamos?

“La escuela, la familia y los instructores de arte quienes son encargados de sensibilizar al público, de enseñar a las personas a comprender, a amar las artes, para el teatro eso es esencial.”

Todas esas medallas, todas esas loas, tanta distinción para ella quien no se ha ido de Santiago, ni renunció a los Hoyos donde estaba la vieja casa de recibir a los amigos. Ella, la mujer que desde el escenario, solo con su voz y su vestido blanco, con sus ojos chispeantes y el abanico calmado a pesar del calor espantoso del Caribe. Fátima de la Caridad es:

“Me siento una hacedora de cultura con una responsabilidad social”.

Todo está dicho. Un beso para usted y el aplauso por su obra expuesta en un escenario de amor y ante un telón que nunca cae.

Cuba recurre al afecto para tratar a los niños con cáncer [+ video]

Tomado del Blog Cuba Isla Mía

Entrevista con el Dr. Jesús de los Santos Renó Céspedes, consulta médica: Xerodermia pigmentosa. Hospital Oncológico de Ciudad de La Habana

En el sistema de salud de Cuba más del 75% de los niños tratados por diferentes tipos de cáncer logran curarse y llevar una vida normal, según datos ofrecidos por el del Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (INOR) de la isla.

El doctor Jesús de los Santos Renó, que desde hace treinta años está a cargo de la sala infantil del INOR de La Habana, visita a cada uno de sus jóvenes pacientes al comienzo de cada jornada, y revisa su historial clínico para hacer un seguimiento de su evolución.

“Nos sostiene el amor a lo que hacemos”, confiesa el doctor Renó, que destaca la importancia de la vocación a la hora de tratar niños con enfermedades malignas.

Los jóvenes pacientes del INOR no pueden asistir a la escuela como los niños sanos, pero cuentan con una maestra que los atiende de manera personalizada.

Merlene Álvarez, maestra de la planta infantil del INOR, cuenta que el objetivo principal es ayudar a los niños para hacer más “llevaderas” sus largas estancias en el centro de salud. Ver que terminan sus estudios al igual que los alumnos de las escuelas “ayuda a su autoestima”, explica.

Idael Torres Curnaux, que fue tratado en el INOR a causa de un tumor ocular y ahora ejerce allí como médico, decidió estudiar medicina motivado por el afecto que recibió durante su estancia como paciente.

Torres Curnaux suele visitar a sus pacientes casa por casa para cuidar su salud física y emocional, ya que una de las tareas de los doctores es “curar el alma”, concluye el doctor, que podría haberse curado con un fármaco estadounidense, pero que, a causa del bloqueo impuesto por Washington, no pudo acceder al mismo.

Frente a Estados Unidos, aprovechemos las oportunidades y enfrentemos los desafíos

por Isvan Ojeda

tomado del blog CubaIzquierda

Charlar con dos historiadores en menos de dos meses, puede que no sea un récord, ni siquiera un buen promedio, mas, me trae la satisfacción de ponerle rostro a las lecturas previas. Esa vez fue con Elier Ramírez Cañedo quien ya dejó de ser puro texto en mensajes a través de las redes sociales o un nombre tras las  observaciones en De la confrontación a los intentos de “normalización”. La política de los Estados Unidos hacia Cuba, texto, del cual él es coautor junto a Esteban Morales.

Doctor en Ciencias Históricas sin haber cumplido los 40 años Elier vino a Las Tunas para conversar con los participantes en el Festival Provincial de la Juventud y los Estudiantes. Como si estuviera en el espacio Dialogar, dialogar, del cual es moderador desde 2013 aquí también habló con serenidad y sin medias tintas:

“El mejor antídoto contra la subversión es hacer las cosas bien en todos los terrenos, en lo ideológico, lo cultural, lo económico, de acuerdo con la responsabilidad que cada uno de nosotros tenga.

“Siempre digo que no podemos caer ni en el idealismo voluntarista ni en el pragmatismo económico. Tenemos que saber que nos va la vida en la economía, en mejorarle las condiciones de vida del pueblo, pero también en generar una cultura diferente y superior a la del capitalismo. Es un gran reto, pero ambas cosas deben ir paralelas”.

Cualquier análisis de la dinámica entre Cuba y los Estados Unidos, insistió Elier, debe empezar por desmontar varios mitos: que el conflicto comenzó en 1959, que la alianza de Cuba con la URSS precipitó el enfrentamiento y que Fidel era un obstáculo para cualquier intento de negociación.

Hay suficiente evidencia documental en ambos países para desmotarlos, aseguró.  

Sabiendo que, junto a Esteban Morales, realizó quizás la mejor investigación en el país sobre los diferentes capítulos de las negociaciones entre Washington y La Habana desde 1959 hasta el 17 de diciembre de 2014, no podía dejar pasar la oportunidad.

ISTVAN Elier, dijiste que la historia es crucial para entender la dinámica de las negociaciones entre Cuba y los Estados Unidos. Entonces ¿qué puntos de contacto podrías señalar entre el acercamiento emprendido por el presidente James Carter a fines de los años 70 e incluso la regresión posterior de su sucesor Ronald Reagan, con lo hecho por Obama y la actitud hostil de Donald Trump? ¿Con todo y su agresividad crees que Donald Trump es algo así como un “accidente” dentro de un proceso irreversible hacia un cambio?

ElLIER RAMÍREZ CAÑEDO: “No he hecho un análisis desmenuzado pero quizás haya más diferencias que semejanzas. Hay analogías en el cambio en el discurso, en el tono de la hostilidad posterior. La etapa de Carter es muy parecida a la de Obama en cuanto a su retórica, al discurso, al ambiente, clima, las conversaciones, los diálogos.

“En ese período quizás hayan habido más comunicaciones secretas que las que precedieron al 17 de diciembre, por lo desclasificado hasta ahora. Luego vino Reagan con un discurso diferente, un poco histriónico, como lo es Trump también, pero que a veces se quedó solo en las amenazas.

“[Con Reagan] hubo un enrarecimiento del ambiente, retrocesos, por ejemplo en el tema de los viajes. Carter recién llegado a la presidencia, en marzo de 1977, autorizó los viajes de los cubanos y de los ciudadanos estadounidenses. Reagan restringió eso nuevamente, fue el propulsor de Radio Martí. Ya estaba tomando organicidad la Fundación Nacional Cubano Americana. Pero tampoco cerró la Sección de Intereses y mantuvo el canal de comunicación secreto hasta 1982, por supuesto condicionándolo a que Cuba hiciera concesiones en su política exterior.

“En ese sentido podrían haber analogías con lo que ha ocurrido ahora. Pero creo que hay más diferencias porque el contexto a Carter le empezó a transformarse desde 1978 y las variables que lo impulsaron a buscar un entendimiento con Cuba comenzaron a cambiar desde ese entonces. Comenzó a tener una relación más hostil y a verlo más por el lente de la confrontación Este-Oeste.

“Reagan de alguna manera lo que hizo fue seguir eso a pensar que desde 1980 con la Crisis Migratoria del Mariel, Carter llegó a prometer que si era reelecto en los primeros tres meses de su segundo mandato avanzaría como nunca antes hacia la normalización. Soy muy poco optimista de que lo hubiera hecho realmente por el contexto interno y externo que no es el actual.

“Muchas de las variables que incidieron en que Obama hiciera lo que hizo, de alguna manera se mantienen, quizás la se que haya modificado un poco sea la de América Latina por lo que ha pasado en Argentina, en Brasil y lo que está ocurriendo en Venezuela. Hay un consenso, como no lo hubo en la época de Carter, dentro de sectores de poder en los Estados Unidos, en las estructuras de su burocracia, de su opinión pública, los cambios demográficos en la comunidad cubana allí; hay una presión grande a nivel internacional que nunca la tuvo Carter ni en su periodo de transición hacia Reagan.

“Creo que va a ser muy difícil que Trump pueda revertir el proceso. Lo que ha hecho ciertamente es un retroceso pero cuando revisas de lo que querían a lo que concretamente hicieron, muchos de esos sectores extremistas estarán preguntándose si no fueron engañados en el festín de Miami.

“Por lo que ha aclarado el propio Departamento del Tesoro y el Memorando que firmó te das cuenta de que lo que quería hacer Marco Rubio, Mario Díaz-Balart y el propio Trump se diluyó bastante. Se ha filtrado que ellos hicieron un documento inicial y lo circularon por sus estructuras burocráticas. Casi todas respondieron al unísono que no era positivo para la propia seguridad nacional de los Estados Unidos revertir el proceso. Entonces elaboraron otro documento que es bastante diluido porque ellos querían regresar a Cuba a la lista de países patrocinadores del terrorismo, cerrar las embajadas y revertir mucho de los 22 acuerdos firmados por Obama.

“Realmente se quedó en la limitación de los viajes individuales para los intercambios “pueblo a pueblo”, manteniendo los grupales con más vigilancia y el tema del comercio con determinadas entidades asociadas a las FAR y el MININT.

“El Departamento del Tesoro dice que hasta que no salgan las nuevas regulaciones [el 16 de septiembre] se mantendrán las de la política anterior. Es decir que ahora mismo lo que está funcionando es la política que implementó la Administración Obama del 17 de diciembre de 2014 en adelante. Hay que ver el alcance de las nuevas regulaciones porque el Departamento del Tesoro ha dicho también que las licencias otorgadas hasta ahora para el comercio con algunas de las empresas cubanas asociadas a las instituciones armadas no van a ser afectadas hasta que se venzan.

“Eso no significa que no vuelvan con otro zarpazo y buscando un retroceso pero la vida ha demostrado que el contexto interno y externo ha variado muchísimo. Lo que se avanzó creó fisuras, puentes que no les será fácil desmontar a la Administración Trump. Independientemente de que lo vio desde el ángulo de un asunto interno. Hay que ver si se mantiene en esa posición o sí su pragmatismo lo lleva a revisar eso. No podría adelantarme en ese sentido.

“El contexto ha cambiado y si bien tenemos que responder a ese discurso agresivo como lo hemos hecho. Trump hizo reverdecer el antiimperialismo, movilizó a la sociedad civil cubana, mostrando la cara siniestra de ese imperialismo. Al mismo tiempo tenemos que estar consiente de que hay una cara oculta funcionado todavía y que es muy peligrosa.

“Tenemos que saber enfrentar tanto las oportunidades como los desafíos de ese enfoque anterior. Hay que seguir hablando de las intensiones de ese enfoque de Obama, lo que buscaba en Cuba porque es algo que tenemos que enfrentar también.

“A la larga, en mi opinión, ese es el que va a prevalecer porque el otro no dio resultado y como dijo [el asesor de Obama para el tema Cuba] Ben Rhodes, era el último suspiro de una política fracasada. Por eso tenemos que combatir a la política fracasada sabiendo que hay otra que busca los mismos objetivos pero con otros métodos”.

Un siglo comprometido con la Revolución

arn

Cien años y una claridad que asombra. Logra hilvanar cada palabra y emitir ideas precisas con su voz apasionada. Reclinado en una silla, con sus muletas como habituales compañeras, Bernardo Lazo de la Cruz deja perplejo a quien le escucha. Es una especie de evangelio vivo con mucho que contar.

Aseguran que en cada hombre viaja un colosal volumen de sabidurías y vivencias, y qué decir si se ha vivido un siglo para contarlo. Bernardo nació un 20 de mayo en el lejano 1915, y tuvo la dicha de celebrar un nuevo año junto a los suyos. Como un patriarca disfrutó de su cumpleaños en compañía de sus 4 hijos, 6 nietos, y 16 bisnietos; y su esposa Dora, “el horcón que me sostiene hace 63 años.”

Pero este aniversario resultó especial para Bernardo, no solo por el cúmulo de años, sino además porque sus amigos de la Asociación de combatientes a la cual pertenece decidieron agasajarlo.
Y cómo no festejar a quien ha dedicado su extensa vida a la Revolución, con una hoja de servicios sin tacha. Ya en el temprano 1935 ingresó en las filas comunistas, sensibilizado por la Guerra Civil Española.

También fue maestro, y en ese período el estallido revolucionario lo sorprendió en Las Villas. Allí apoyó a la Columna del Che Guevara a su llegada a la Sierra del Escambray.

A principios de 1959 ingresó en el naciente Ministerio del Interior, del cual es fundador. Entre sus numerosas batallas recuerda la lucha contra los bandidos que cometían sus desmanes en el sur de la provincia matancera.

La Campaña de Alfabetización para él tiene un significado especial. Dirigía un centro escolar en la barriada matancera de Los Mangos, donde tenía a su cargo un numeroso grupo de alfabetizadores.

Recuerda aquella hazaña con regocijo, y el instante en que izaron la bandera de Territorio Libre de Analfabetismo representa según sus palabras una de las páginas más bellas de la historia de Cuba.

Hoy sus días transcurren en el calor de su hogar, quizás renombrando aquellos lugares y sucesos vividos, siempre con una sonrisa a cuestas, la mirada transparente y la frase certera. Bernardo es como un gran árbol que cobija al caminante, sus ideas denotan a un hombre que ha sido consecuente y comprometido con la Revolución durante toda su vida centenaria.

por: arnaldomirabal

https://arnaldobal.wordpress.com/

A %d blogueros les gusta esto: