Category: Opinión

El Pastor que inventó la teología de la subversión [+ video]

Tomado de Cambios en Cuba
Por M.H. Lagarde


Uno de los nuevos mercenarios turistas acaba de inventar, en la Florida, la teología de la subversión. El nombre del nuevo predicador es Mario Félix Lleonart Barroso, y su templo las televisoras de Miami. Allí en la iglesia del canal 41 es donde Mario Felix, quien además funge en Cuba como Pastor de la Iglesia Bautista Occidental de Taguayabón, expande su nueva doctrina.

No hay que ser, por cierto, muy ducho para entender en qué consiste la fe que predica ante las cámaras el iluminado Mario Félix. Según él, Cristo fue el primer rebelde, por lo que está justificado que, amparado en su condición pastoral, pueda evangelizar el anexionismo.

Según la nueva fe de Mario Felix es una virtud ponerse al servicio de las organizaciones terroristas de Miami que presumen de cubanas mientras eligen a representantes ante el Congreso de los Estados Unidos para hacer lobby a favor del bloqueo homicida que subyuga al pueblo que dicen representar. En fin, que su teología de la subversión justifica, en la rebeldía de Cristo, la alianza con sumisos grupos al servicio de Roma.

Por supuesto, el iluminado Mario Félix no cayó del cielo y su nueva doctrina no surgió de la nada.

Si el lector fuerza un poco la memoria lo recordará como el pastor que conminó a sus feligreses, entre ellos niños, a aprender a conocer la nueva teoría de vender el alma por un puñado de dólares a través de un “curso” de redes sociales organizado por la bloguera mercenaria Yoani Sánchez en la iglesia de Taguayabón.

El lector lo recordará también como el difamador de la policía a la que acusó, en las páginas de El Nuevo Herald, de haber asesinado a Juan Wilfredo Soto García y si usted ha tenido la suerte de ser testigo del milagro de escuchar, alguna vez, la emisora Radio Martí, puede que haya oído sus rezos contrarrevolucionarios.

Antes de inventar la teología de la subversión, el pastorcito debió recibir la orientación divina del plan Bush por que también es uno de los blogueros que conforma la nómina de Voces Cubanas, otro de los inventos de la mercenaria Yoani y cuenta entre sus amigos a personajes como el huelguista Guillermo Fariñas o al productor de películas de persecución, horror y violencia, Antonio Rodiles, marionetas, todos, de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana.

Y detrás del Doodle qué


Tomado de La pupila Insomne 
Por Iroel Sánchez

Mucho entusiasmo este tres de diciembre en la red, porque Google dedicó su Doodle– la imagen con que ese gigante de la Internet adorna cada día su buscador-  a los 180 años del médico cubano Carlos Juan Finlay.

Finlay fue el epidemiólogo que descubrió el agente transmisor de la fiebre amarilla. Su trabajo fue ignorado por mucho tiempo, y en Estados Unidos se le llegó a atribuir a otra persona el resultado de su investigación que ha salvado muchos millones de vidas en las zonas tropicales del planeta.

Pero propongo a los navegantes de la red que pinchen el Doodle y se encuentren con los resultados de la búsqueda. Si es con Google.com, la primera referencia es Wikipedia y la segunda EcuRedlos resultados se invierten si la búsqueda es con Google.cu.

En cualquiera de las dos variantes, invito a leer y comparar los artículos dedicados al científico cubano en ambas enciclopedias. Se llevarán una desagradable sorpresa los que reniegan de EcuRed para rendir culto a Wikipedia: Como sucede en no pocos temas, el artículo sobre Finlay en la enciclopedia cubana supera en extensión, secciones, bibliografía y fotos a la “enciclopedia libre”.

Ya lo dijo Obama hace un mes en Miami, hay que ser creativo: “Hay que tener en cuenta que cuando Castro llegó al poder yo recién había nacido, por lo que no tiene sentido la noción de que las mismas políticas que implementamos en 1961 serían de algún modo tan efectivas como lo son hoy en la era de Internet, Google y los viajes mundiales”. Y siempre habrá nacidos en esta Isla que aplaudan cuando  efectividad es sinónimo de volver a Cuba al redil de  Washington.

La justicia tarda pero llega. Un siglo después, Google, una empresa norteamericana cada vez más cuestionada por sus vínculos con el espionaje gubernamental estadounidense,  que es parte del bloqueo a la ciencia cubana y participa en los planes de “cambio de régimen” de EE.UU. contra la Isla, ha hecho el reconocimiento que las instituciones de Estados Unidos le negaron en su época al científico cubano. Gracias, quizás algunos se enterarán dentro de cien años que –como reportó recientemente TeleSUR– EcuRed no tiene nada que envidiar a Wikipedia; pero antes deberán librarse de la “costra tenaz del coloniaje”, esa limitación mental que sólo toma como válido y bueno lo que se hace y dice en el Norte. (Publicado en CubAhora)

El vivo vive del bobo, y el bobo lo ve en memory flash

 

 

comunales

Por: lilithalfonso

La verdad es que me dio risa. Risa con aquel negrón de pose teatral contando, como si fuera Formell explicando cómo compuso una canción, cómo le había levantado al Estado durante unos pocos años y desde un puestecito en la Dirección de Comunales de La Habana Vieja, más de 33 millones de pesos.

De sus labios, escuché la más atinada definición de corrupción. “La corrupción es que un día yo me acerco a ti, te hago favores, porque tienes la inmensa necesidad, la tremenda necesidad que tiene todo el mundo. Empiezo por traerte la merienda, mañana te invito a almorzar y cuando te has dado cuenta estas totalmente comprometido conmigo, sin necesidad de decirte nada”.

Y todo, sin una pizca de remordimiento. “Y fue fácil, porque nadie me preguntó”, repetía una y otra vez y uno se da cuenta que además de la pobreza y el sentido de la oportunidad de alguien que puede dar cosas que el otro necesita a cambio de favores, el problema de la corrupción en Cuba es que, donde tiene que importar, a nadie le importa.

Más información

La corrupción en Cuba: enfermedad crónica

 

corrupcion_cubaPor: Roberto G. Peralo(roberto.peralo@umcc.cu)

 

No deben quedar muchos cubanos sin ver el video donde se muestran dos casos de corrupción en instituciones estatales. Una vez más el canal de televisión “Memory Flash” divulga, con mucha eficacia, cómo un grupo de funcionarios del Estado, directivos empresariales y los trabajadores de un centro comercial utilizan su poder, el descontrol y la indolencia para robarle a la sociedad cubana.

Uno de los materiales explica cómo el centro comercial “Carlos III” en la Habana, se constituía epicentro de una red comercial para suministrar productos de ferreterías y piezas de autos, al por-mayor, en el mercado negro. Las mercancías eran clasificadas como deterioradas y automáticamente pasaban a merma. Como nadie los controlaba, esta supuesta merma iba a parar a cinco casas particulares que se encontraban a los alrededor del centro comercial. Dos de ellas servían como almacén y en las otras tres se comercializaban dichos productos, muy tranquilamente y a la vista de todos.

La gerente de la tienda, en persona, explica en el audiovisual como utilizaban “los vales falsos para multar a los clientes, para al final del día cuando se pasara por su código real, esa ganancia se repartía entre todos los trabajadores del lugar”. Traduzco: le ponían a las mercancías que vendían, un precio superior al establecido, robándose la diferencia.

Más información

Patrimonio Nacional: ignorancia y desprotección

parque-libertad-jose-marti-statue_0

Este artículo se refiere a un suceso gravísimo que ocurrió en la ciudad de Matanzas, nosotros siempre hemos sido muy críticos con la prensa cubana pero escritos como este demuestran que un mejor periodismo además que necesaria es posible. Coincidentemente el pasado viernes 22 se celebró el 53 aniversario del periódico Girón, los felicitamos por su cumpleaños y artículos como este. Es una lástima que este artículo no haya sido publicado en la versión digital de este semanario.

Por: Urbano Martínez Carmenate.

A pocas horas de haberse declarado Monumento Nacional el Centro Histórico de Matanzas, ocurrió lo increíble: una brigada de cuentapropista, con la venia de Comunales e ignorando las disposiciones patrimoniales vigentes, vaciaron ácido sobre la imagen escultórica de José Martí, ubicada en el Parque de La Libertad. Fue una bofetada insultante al símbolo mayor de nuestro pueblo. ¿Qué pasará finalmente en una comunidad cuando cada cual hace con sus monumentos lo que quiere y cuando quiere? El hecho fue una despiadada agresión al Héroe Nacional y a los matanceros que hace un siglo y por cuestación popular, levantaron esa estatua en 1909. Los infractores alegaron que no hubo mala intención, que no imaginaban el posible daño. Les recuerdo que el desconocimiento no disculpa la comisión del delito y tampoco exonera de sanciones; que han pasado 55 años de Revolución y todos conocemos de la tremenda lucha que se libra aquí para que la gente entienda que las mejores armas que nos sostienen son la cultura y la historia, y que tenemos enemigos tan poderosos como el yanqui: la decidía, el irrespeto, la anarquía y el olvido de nuestros principios y tradiciones.

Más información

A %d blogueros les gusta esto: