¿Cuándo fue realmente sepultado Frank País?

tomado del blog: Ciudad sin cerrojos



Orlando Guevara Núñez
Es sabido que Frank País García, máximo jefe de la lucha clandestina en Cuba, fue asesinado el 30 de julio de 1957 y su sepelio constituyó, al día siguiente, una gigantesca manifestación de duelo en Santiago de Cuba, su ciudad natal. Pero hay un hecho poco conocido. Ese 31 de julio, el cadáver de Frank País no fue sepultado. Esa tarde, en el cementerio Santa Ifigenia, los combatientes clandestinos que acudieron al sepelio, tuvieron que enfrentar a  agentes de la dictadura infiltrados, con el fin de identificar a los revolucionarios. Hubo disparos y fue izada la bandera del Movimiento Revolucionario 26 de Julio en el cementerio. Los sicarios no pudieron cumplir su meta.  El ejército del tirano no se había atrevido a intervenir en la manifestación de duelo, atemorizado ante la ira popular. Para evitar que los esbirros batistianos tuvieran oportunidad de llegar al lugar, con peligro para la vida de los revolucionarios, se decidió aplazar el enterramiento para el día siguiente. El cadáver fue guardado en la sala de autopsias, donde permaneció hasta la mañana del 1ro. de agosto. Esa mañana sólo acudieron a darle sepultura –como fue previsto- un grupo de familiares y amigos, entre ellos la madre del héroe, Doña Rosario García, y la novia, América Domitro. Igual procedimiento se realizó con el cadáver de Raúl Pujol, caído junto al héroe de la lucha clandestina. Otro hecho es que el cadáver de Frank no fue sepultado en el panteón familiar, pues justamente un mes antes había sido depositado en éste el de su hermano Josué. Se utilizó otra bóveda, hasta que un tiempo después sus restos fueron  trasladados para reposar  junto a los de sus familiares en el recinto actual. Existe constancia gráfica del momento en que el féretro con el cadáver de Frank está siendo depositado en la bóveda. Allí, en esa sencilla morada, descansan eternamente el Reverendo Agustín País, pastor de la Iglesia Bautista, padre; Doña Rosario García, madre, y los hermanos Frank y Josué País García. Escoltado siempre por las banderas cubana y del 26 de Julio, este sitio es lugar de perenne homenaje del pueblo santiaguero y de toda Cuba

Deja una respuesta