Category: Cultura

La casa que gira

Mientras los periódicos / se deshojan / tú te cubres de pájaros.

Mientras los periódicos / se deshojan / tú te cubres de pájaros.

Por (http://losotrosojosdeeva.blogspot.com)

En la casa que gira perdonas, interminablemente, mis básicas nociones de arte. Vigas se tuercen sin ecos mientras me permites callar durante la surreal explicación del tono en un cuadro de Paul Klee. Sobre toda pasiva calma aceptas mi cercenada ars poetica, que no será cierta si, cuando gano el pan de nuestro hijo, lo hago redactando para un periódico.

Sin que el amarillo se derrame intentas no endurecer tus ojos ante mi vientre de muchacha y me absuelves por ser una madre demasiado joven para estos años. Klee parte a la guerra vestido de soldado alemán y nosotros prevemos bombazos sentados en los ojos del niño, que son absolutos y raras veces los veremos mentir.

Klee morirá con la piel endurecida y pinceles en las manos, para que siglos después, junto al óleo develado, aprendamos a no alzar los cuerpos cuando estemos de frente, porque duele demasiado esa eufonía de la casa proyectándose sobre el color.

La trova es terapia para curar el alma

dsc_0007

Tan grande como el mismo hecho de existir es para el trovador Lainier Verdecia Blanco la oportunidad que le ha dado la vida de ser artista, de poder con sus creaciones musicales alegrar la vida y mover a la reflexión a otras personas.

Por esa razón es que cada vez que coge su guitarra no solo trata de sacarle acordes y acompañarla con su voz, sino que también intenta conectar con quienes le rodean para por unos instantes alejarlos de sus preocupaciones y miedos y dejarlos desandar por los caminos musicales de la trova, para él, la mejor terapia para curar el alma.

Dice que la música siempre ha estado ligada a su vida, pues de pequeño pudo aprender a tocar la guitarra gracias a las enseñanzas de su papá Laureano, quien allá en Media Luna, provincia Granma, en el tiempo libre se dedica a sacarle melodías a las cuerdas para acompañar añejas canciones de la “Década prodigiosa” en descargas y en los espacios de aficionados.

“Así fui creciendo, poco a poco descubrí a Silvio, Pablo, Varela y otros exponentes de la nueva y novísima trova, que hoy constituyen referentes para mi, y tomé prestadas sus canciones para regalar a las amistades en las noches donde inventábamos con que combatir el ocio. Ya vencidos lo estudios secundarios pude ingresar en la especialidad de música a la Escuela de Instructores Cacique Hatuey, de Bayamo, período que me permitió aprender a leer las partituras, a dominar otros instrumentos y ampliar mi espectro sonoro”, recuenta Lainier.

¿Cuándo llegas a Guantánamo?

“Aquí arribé con 18 años durante el Servicio Militar Activo en la Brigada de la Frontera, Orden Antonio Maceo. Ahí descubrí el amor y decidí echar anclas aquí. De eso hace ya 4 años.

“Pero además de la mujer de mi vida, durante el tiempo como soldado llegó a mi la motivación para componer mis propias canciones. Puedo afirmar que en Guantánamo me hice trovador pues aquí fue donde supe que tenía cualidades para asumir tal compromiso.

En los inicios en esta urbe, comencé a irme al centro a ver los espacios que existían de música y así conocí la Casa de la Trova Benito Odio, la Casa del Joven Creador, y al grupo Barra Abierta.

Háblame del vínculo que has tejido con Barra Abierta y la Casa del Joven Creador.

grupo Barra Abierta

grupo Barra Abierta

Barra Abierta ha sido un espacio para tejer amistades que me abrió la puerta a la Asociación Hermanos Saíz y me permitió conocer escenarios de Las Tunas, Holguín, La Habana, Bayamo, Caimanera, y Baracoa, y presentarme con ella en diferentes centros y eventos dentro de la propia ciudad del Guaso como la Jornada de la Canción Política.

En los dos años que tengo con ese piquete aprendí a hacer música dentro de una banda, a acompañar los temas de otros y buscar complicidad para los propios. Este grupo como proyecto todavía no se parece a lo que queremos, pero estamos en el camino, es cuestión de tiempo y superación.

Por su parte, la Casa del Joven Creador ha sido un hogar. Al vincularme a ella pude consolidar mi relación con la AHS, organización de la que soy miembro desde abril último y a la que quise pertenecer desde adolescente cuando supe que existía, pero en Media Luna se veía lejos de mis posibilidades.

En la vieja casona de los noveles creadores guantanameros encontré una vía para promocionar mi obra y mis canciones, conocer a otros trovadores del resto del país, aunar ideas sobre la cultura y su compromiso social, y para interactuar con otras manifestaciones artísticas.

¿A qué le cantas?

Los temas para cantar me surgen en el desandar diario, aunque los que más me motivan son el amor y la propia vida, la sociedad. Como para componer no existe hora ni lugar, cuando llega la musa la aprovechó. Puede ser que una madrugada se me ocurra un verso, lo escribo, y luego llega el completo. Por eso, por si las moscas, siempre ando con que escribir y cuando no lo tengo lo pido.

Para poder crecer artísticamente se necesita una superación constante. Esto ustedes los más noveles lo asumen totalmente de forma individual o existen mecanismos institucionales.

dsc_0021

La superación sobre todo depende de uno, de la voluntad, de los deseos de seguir aprendiendo. Yo por lo menos estudio hasta el cansancio, y me gusta recibir las críticas de las personas y especialistas que van a las peñas o presentaciones, eso siempre ayuda.

La participación en eventos como la propia Jornada de la Canción Política se convierte en una gran escuela práctica donde se conoce de primera mano las corrientes por las que se mueve la trova actual en el país, de esa interacción siempre se aprende.

Ahora, institucionalmente la AHS ayuda en cuanto a la participación en actividades y festivales, pero la presencia de centros que incidan en la superación de los músicos no profesionales es casi inexistente. Yo por suerte tengo formación musical como instructor, pero uno necesita recordar conocimientos, conocer nuevas tendencias, y en eso necesita mayor ayuda.

¿Dónde de forma habitual podemos escucharte?

Junto con Barra Abierta todos los martes me presento en la Casa de la Trova Benito Odio, en esa misma institución participamos en la peña Trova mía, con la conducción de Martha Beatriz, y en la Casa del Joven Creador estamos los terceros viernes de cada mes.

Llevas meses preparando tu concierto y al fin se acerca la hora ¿Qué ocurrirá este viernes?

Este 18 de julio a las 8:30 pm en la vieja casona de los jóvenes creadores guantanameros tendré mi primer concierto en solitario, en el que pienso mostrar parte de mi quehacer en estos últimos años. Allí nos vamos a encontrar para compartir canciones varios trovadores amigos como Yoyi Barret y Annalie. Serán 16 temas entre míos y de los invitados.

Este será un gran paso en el intento por enrolarme en los caminos del arte, de la música, de la trova, en busca de trascender, y espero tener como testigos allí a mis amistades, vecinos, a la gente que han ayudado a ser quien soy, y a todos los interesados en escucharme.

Por Adriel Bosch Cascaret

Fotos: Lorenzo Crespo Silveira

https://desdeesteladodelaisla.wordpress.com

Un romero de mayo

romeros

El romero no es un gentilicio aprobado por la Real Academia de la Lengua Española; algún día lo será. Vale decir, en su defensa, que aunque el romero proviene de muchos lugares, comparte un espacio y tiempo común para sentirse, autodefinirse o actuar como tal: las Romerías de Mayo.
Las Romerías de Mayo son igual de intranquilas que un Festival Internacional de Cine, solo que a nadie se le ocurre andar con una bufanda; de hecho la vestimenta clásica o ideal de un romero es un buen short, unas buenas dupé, un buen pulóver del Che (si es desmangado mejor) y una buena gorra o un buen sombrero. Todo preferiblemente bueno, porque en Romerías lo malo se vota a matar. Digamos que ser positivos es obligatorio en Romerías.
La vida de un romero dura exactamente una semana. Inicia el día dos en el Bosque de los Héroes, en la Avenida de Los Libertadores de la Ciudad de Holguín, con un buen concierto pre-romerías, que solo se sabe cuándo inicia y a veces ni siquiera se sabe. El programa es así de inverosímil.
Después de dormir unas cuatro horas, a lo sumo cinco, el romero se incorpora al desfile inaugural, que concluye en La Periquera o Casa Consistorial, frente al Parque Calixto García. Allí, bajo un sol que disuelve piedras, espera las palabras de bienvenida del Comité Organizador del evento y la señal de arrancada para iniciar la marcha hasta la Loma de la Cruz, donde será colocada una réplica gigante del Hacha de Holguín, pieza indígena convertida en símbolo de la ciudad. Luego, otro buen concierto y a “romeriar”.
La marcha no es un invento de las Romerías de Mayo, forma parte de una tradición que inició hace 225 años, cuando el fraile franciscano Antonio Joseph Alegre subió con una cruz en sus espaldas la elevación más cercana a la Ciudad de Holguín. La cruz, desde lo más alto, protegería a los pobladores de epidemias, maleficios y catástrofes naturales. La cruz aún permanece en la loma, aunque lo de las catástrofes naturales es cuestionable.
Sucedió un lunes 3 de mayo; desde entonces los ciudadanos esperaban la fecha cada año para ascender hasta La Loma de la Cruz y realizar festejos católicos. Esta manifestación social espontánea se erigió en tradición popular que asumiría el nombre de Romerías de la Cruz de Mayo. Cerca de 23 años después se terminó de construir una escalinata con 458 peldaños, que facilitaría el acceso a la elevación.
Muchos romeros desconocen estos apuntes históricos, a pesar de que el propio slogan de este magno evento cultural advierte que “no hay hoy sin ayer”. Y precisamente ayer, dígase un 3 de mayo de 1994, un grupo de intranquilos muchachos, miembros de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), con Alexis Triana al frente, decidió fundar un espacio para los jóvenes artistas, que tomó como pretexto la mencionada festividad religiosa, para convertirla en las Romerías de Mayo: una fiesta de carácter eminentemente cultural.
Además de intranquilos no pocos llamaron locos a estos primeros romeros, que lucubraron la idea en medio de una década “especial”, pero como bien dicen “es mejor aguantar a un loco…”, imagínense a unos cuantos. A la AHS holguinera no le importó escasez de combustible, apagones gratuitos y carencias de cualquier raza para convertir el sueño de las Romerías en una realidad tan objetiva como los tantos jóvenes artistas del país que se dieron cita en la Ciudad de los Parques para hacer de la cultura un idioma común.
Desde entonces la provincia de Holguín se convierte cada mayo en la Capital del Arte Joven donde se conjugan tradición y modernidad para mostrar lo más representativo de la cultura nacional e internacional, además de los mejores proyectos de la AHS en el país.
Romeros de todas partes llegan hasta este territorio nororiental para retroalimentarse del buen arte nacional e internacional desde la emisión o la recepción. La ciudad se convierte en un hormiguero y se respira un aire bohemio que invita a descubrir el amanecer abrazado a una guitarra en cualquiera de sus parques.
Desde el día dos hasta el ocho el descanso sale de vacaciones y tropezar con el arte se vuelve un algoritmo cotidiano, obligatorio. Un total de 15 espacios culturales invaden la ciudad con música de cualquier tipo y con cualquier nombre: desde “Electroromerías” hasta “Dame una canción”; las artes plásticas encuentran su “Babel”; el audiovisual encuadra desde su “Cámara azul”; los versos más libres llegan de “Los poetas del mundo”; el debate intelectual rescata la “Memoria nuestra” y el teatro y la danza amanecen en las calles de la ciudad. Sencillamente, Holguín se vuelve una fiesta.
El ocho por la noche se baja El Hacha de la Loma de la Cruz y se traslada hasta el edificio más alto de la ciudad (18 plantas), donde es izada para perpetuar el abrazo de lo tradicional con la modernidad. Cerca del lugar se siembra un árbol como huella del evento y símbolo de continuidad, y un concierto cierra las cortinas de las fiestas para desvelar por última vez a los miles de romeros que de seguro renacerán en Holguín en el próximo mayo.

por: Luis Mario Rodríguez Suñol

https://micubaneo.wordpress.com/2015/05/03/un-romero-de-mayo/

Policía detiene concierto de los Van Van en La Tropical (#NoSirvió!)

Concierto de Los Van Van en el Salón Rosado de la Tropical, 1ro de marzo de 2015. Foto: Iván Soca
Concierto de Los Van Van en el Salón Rosado de la Tropical, 1ro de marzo de 2015. Foto: Iván Soca

Tomado de El Microwave

La imagen de arriba, como dice el pie de foto, corresponde a un concierto de Los Van Van. Un concierto, podemos sospechar -por lo que dice la foto y conociendo los antecedentes de los implicados-, de pura euforia, de bomba y cuerpos y corazones moviéndose indetenibles, infectados por la música y la alegría de estar vivos.

El día anterior, el sábado 28 de febreo, The Dead Daisies, una banda rockera de todos estrellas anglosajonas, había regalado un espectáculo inolvidable a los amantes del género en el país. Como buen concierto de rock que se respete duró muchísimo, y tuvo sus bailes de pogo (o ruedas de hardore, como le dicen por acá), y sus conatos de peleas, y sus canciones fuera de programa, pero no pasó nada preocupante, y la gente disfrutó de la maravillosa oportunidad de rockear en directo con una superagrupación. Más información

El man Gilbert

gilbertman 1Tomado de La Isla desconocida

Como en la Rosa púrpura del Cairo, un personaje ha salido de la pantalla, y camina por una ciudad, la nuestra. O fue al revés: un espectador se obsesionó con cierto tipo de películas, seriales y videos, quiso vivir en ellos y se introdujo en la pantalla, renunció a ser persona para convertirse en personaje de ficción.

¿La ficción construye la vida, o la vida construye la ficción? Si en época de Cervantes era posible que alguien, de tanto leer historias de caballerías, encarnase en su vida-ficción real al personaje “loco” y justiciero, en la nuestra, la letra impresa ha cedido su capacidad de influencia al audiovisual. Más información

A %d blogueros les gusta esto: