Category: Categorías

#Premier12: Cuba hace lo que puede, pero soñemos con más

Premier-12

Por: Luis Ernesto Ruiz Martínez.

Fuente: Visiondesdecuba.com

No sé a ustedes, pero me gustó la Mesa Redonda dedicada a evaluar los resultados de Cuba en las 3 primeras jornadas del Premier 12. No estamos en tiempos de complacencia, ni podemos esperar más de lo que el equipo que nos representa en el torneo puede conquistar con sus limitadas potencialidades. Coincido con los panelistas: tenemos allá el mejor “team” que podemos armar en este momento, pero está muy lejos de los que llevamos a eventos anteriores.

Confieso que muchas veces ni veo este tipo de espacios, sobre todo cuando de antemano sé que veremos a algunos comentaristas hablar más basados en deseos, que en la dura realidad que no coloca a Cuba entre las naciones con mejor béisbol en estos momentos. La verdad sea dicha, no somos ni la sombra de lo que ayer, por mucho que nos duela aceptarlo.

Aplaudo los acertados criterios de Michel Contreras, Daily Sánchez y Yoel García y hasta las optimistas deseos de Rey Vicente Anglada, pero tengo los pies puestos sobre la tierra. Este torneo, que tampoco tiene un techo demasiado elevado, representa otra dura prueba para la pelota cubana. Cuba tiene opciones reales de pasar a la segunda ronda, pero avanzar más, aunque no imposible, es tarea para grandes.

Los horarios de transmisión están, como ocurre cuando los juegos suceden en el otro extremo del planeta, poniendo a trasnochar a millones de cubanos. No he sido uno de ellos, lo confieso, he preferido esperar a conocer el resultado en la mañana. Prometo que, si avanzamos y nuestro equipo juega de madrugada, seré uno más de los que deje de dormir para acompañar a los peloteros cubanos, “en las verdes o las maduras”.

Aceptemos que no tenemos buen picheo, ni los atletas que están insertados en otras ligas acaban de aportar lo que de ellos se espera. Todo eso es lamentablemente cierto, pero, ese es el equipo que tenemos. Es con ese, y no con otro, con el que llegarán las alegrías o los lamentos. No tiremos la toalla antes de tiempo, a pesar de las agónicas victorias. Es verdad que el Cuba hace lo que puede, pero soñemos con más.

Premios MLB: Kendrys Morales brilla y se lleva Bate de Plata

Kendrys Morales ñade un Bate de Plata a su anillo de Serie Mundial. (Foto: Getti Images, via Sporting News)

Kendrys Morales ñade un Bate de Plata a su anillo de Serie Mundial. (Foto: Getti Images, via Sporting News)

Aún algunos no habían terminado de contentarse (o enterarse) del Guante de Oro de Yoenis Céspedes, cuando llegó la noticia de que otro cubano, en este caso el designado de los Kansas City Royals y campeón de la Serie Mundial, Kendrys Morales, había sido galardonado como el más ofensivo de los bateadores designados de la Liga Americana, superando a ultra-conocidos como David “Big Papi” Ortiz y Alex Rodríguez, y siendo además el único de los actuales monarcas en recibir el premio Pate de Plata (Silver Slugger), otorgado por Louisville Slugger.

No obstante, Kendrys no fue el único pelotero cubano en ser premiado, pues tanto el jardinero de los Detroit Tigers Julio Daniel “J.D.” Martínez como el brillante defensor de la tercera base de los Coorado Rockies Nolan Arenado tienen ascendencia cubana.

Otros extranjeros en ser premiados fueron los venezolanos Miguel Cabrera (1B, Detroit Tigers), José Altuve (2B, Houston Astros) y Carlos González (RF, Colorado Rockies), además del arubeño Xander Bogaerst (SS, Boston Red Sox) también se llevaron el Silver Slugger.

Para Cabrera, sin dudas el mejor bateador de la MLB en este momento, este fue su sexto bate plateado, y habría sido un escándalo si no lo hubiese ganado, como mismo le habría sucedido tal vez a Mike Trout (su cuarto), Josh Donaldson (su primero), Nelson Cruz (primero), Bryce Harper (primero) y Paul Goldshmidt (segundo). Dee Gordon, otro de los que habría sido robado si no le daban el galardón, completó una excelente campaña al unir su premio Lousville al Guante de Oro de Rawlings.

En el caso particular de Kendrys, es también un fuerte candidato al Regreso del Año (Comeback Player of the Year), premio que se disputará sin dudas también con A-Rod. El jovencito Arenado, por su parte, tuvo un repunte ofensivo en esta temporada, algo que ha unido para complementar su sofocante defensa (ostenta ya un Guante de Oro en cada una de sus tres temporadas, incluyendo esta 2015) del tercer cojín.

Por equipos, los más premiados fueron los Giants, con tres (Brandon Crawford SS, Buster Posey C, y Madison Bumgarner P), en tanto los Rockies (Arenado 3B, CarGo OF) y los Tigers (Migguy 1B y El Flaco OF) se llevaron par de cetros cada uno.

LIGA AMERICANA

LIGA NACIONAL

  • Catcher: Buster Posey, Giants (tercero)
  • 1a base: Paul Goldschmidt, D-backs (segundo)
  • 2da base: Dee Gordon, Marlins (primero)
  • 3ra base: Nolan Arenado, Rockies (primero)
  • Torpedero: Brandon Crawford, Giants (primero)
  • Jardinero: Bryce Harper, Nationals (primero)
  • Jardinero: Andrew McCutchen, Pirates (cuarto)
  • Jardinero: Carlos Gonzalez, Rockies (segundo)
  • Pitcher: Madison Bumgarner, Giants (segundo)

Extraña felicidad

Extraña felicidad

img_20151023_182646656

Por: Betsy Benitez

Fuente: Lacubanita2311.wordpress.com

Se lo debe a la montaña, a la hermandad de hombres, al mar del sur, a los amigos de siempre, a las cremitas engullidas, al agua de lluvia, a los niños del sábado, al pescado de las 5 de la mañana, al ritmo de la fiesta, al silencio de un rio, a las madrugadas sobre ruedas, a los miedos extremos.
Sufre de una extraña felicidad, que la aleja del desaliento.
¿Quién dijo que todo está perdido? Nos dice el poeta. Guarda el corazón, por sobre todas las cosas, porque de él emana el misterio.

Libertad

Libertad

niños y mar 4-001

Por: Rafael Cruz

Fuente: Turquinauta.blogspot.com

Si es sábado y hay mar, a qué estamos esperando. No importa si son las aguas de una bahía salpicada de despojos, o las limpias de la costa sur, es el mar. La maestra dijo que toda la vida surgió entre esas transparencias azules, por eso el agua salada cura las ñañaras. Pero hoy no hay que hablar de la maestra, y mucho menos de ñañaras. Es sábado y hay mar, no se puede ser más feliz. Ese muro carcomido por el salitre no nos detendrá, especialmente si hay olas suaves, peces y…es sábado.

Sabemos todo de la captura, los nombres de los pejes, no los científicos esos tan raritos. Los comunes, así como se llama la gente buena en el barrio, sin apellidos ni linajes: picúa, guasa, biajaiba. Sabemos cuanta carnada debe llevar un anzuelo para engolosinar a una guabina, o como nadar sin cansarse hasta el tronco viejo, encajado en el fondo desde el tiempos de los galeones.

Hay muchos atajos para escapar de la vigilancia, de la correa o el cuje de guayaba. Hay caminos secretos entre el mangle, los edificios ruinosos, la vieja ermita, para llegar hasta la orilla a recoger escaramujos ocultos en los peñascos mojados por la marea. Es sábado, ¡viva! allí está el mar. Tenemos la cara sucia, la ropa mojada, la felicidad. Vamos a correr por el muelle de tablas renegridas, vamos a saltar con la rodilla contra el pecho, vamos a salpicar duro para asustar a los cangrejos. somos felices, es sábado y tenemos el mar.

100_4830 100_4859 100_4828 P1450635 niños y mar 6-001 niños y mar 3-002

 

Yo rezo por ti, Paquito

Yo rezo por ti, Paquito

Yo rezo por ti, Paquito

Por: Luis Mario Rodríguez Suñol

Fuente: https://micubaneo.wordpress.com

No soy católico ni devoto a religión alguna. Pero tampoco soy ateo; más cuando de vez en vez lanzo mis “Gracias a Dios”, o en plan desesperado, suelto mi clásico “Señor, tírame un salve”. Más, cuando me he santiguado varias veces y casi asfixio la circulación de mi niña con una cinta roja en el pie izquierdo. Aclaradas las bases teológicas de este texto continúo.

Quiero hablar de Francisco o Paquito, no del Sumo Pontífice, no de su Santidad, no del Santo Padre, no del Obispo de Roma. Y discúlpenme los que se ofendan por mi espontánea informalidad, pero les recuerdo que gracias a dios no soy devoto a religión alguna. Tampoco creo que al Papa le moleste, y si de algo sirve, yo siento que lo conozco de toda la vida.

El Paquito del que les hablo se convirtió de la noche a la mañana en el primer Papa latinoamericano y jesuita de la Iglesia Católica, y desde el 19 de septiembre en el tercer Papa que visita a nuestro país. Sin embargo, la visita de Francisco ha dejado un sabor popular sin precedentes en la Isla. Hay sus razones. Primero, Paquito es de la zona. Segundo, Paquito habla perfecto español, y sobre todo perfecto argentino. Tercero, Paquito es un Papa fuera de lo común, por decirlo del algún modo.

Francisco, antes Jorge Mario Bergoglio, llegó al Vaticano para sacudirlo a intramuros. La humildad, se ha convertido en su escoba. No usa las lujosas zapatillas rojas, se mudó a un pequeño apartamento en el Vaticano y guardó el Mercedes papal en el garaje, para utilizar un Renault de 20 años de antigüedad con 305.775 kilómetros recorridos.

Paquito agarra su Samsung Papal o su tablet eclesiástica y se pone a twittear. Sí, el papa está en twitter y tiene más de 10 millones de seguidores. Se para en la Plaza San Pedro y en un discurso le pide perdón a los divorciados por el daño que les ha hecho la iglesia católica al no aceptarlos.

Su carisma se divorcia de los protocolos y dogmas de la nunciatura vaticana. Sus discursos son escritos y leídos a la izquierda. Ha denunciado ampliamente “un nuevo colonialismo” que crea políticas con consecuencias nefastas para los pobres. Manifestó con la lengua bien rasurada, que el capitalismo deshumaniza y que el dinero debe servir y no gobernar.

Hay dos pasajes que han desvelado mi admiración por él. Uno, cuando el Jueves Santo, en el 2013, se inclinó para lavar los pies de dos musulmanes. El otro cuando recibió a un transexual en visita privada. Después de eso, me dije: “Este tipo es un líder”. Mentira, antes dije: “Este tipo está loco”.

Paquito llegó a Cuba sin avión privado ni papamóvil claustrofóbico. Eso nos los hizo mucho más terrenal. Se bajó del auto cuando quiso y no cuando debía. Tocó al pueblo y el pueblo lo tocó a él. En Estados Unidos le asignaron un carro blindado y lo primero que hizo al subir fue bajar la ventanilla y saludar a la gente.

Francisco se para ante el pleno del Congreso de los Estados Unidos, y les dice: “En definitiva: queremos seguridad, demos seguridad; queremos vida, demos vida; queremos oportunidades, brindemos oportunidades”.

De su visita me quedo con varias cosas. Con la frase que concluyó la homilía que leyó en La Habana: “Quien no vive para servir, no sirve para vivir”; con el gesto de agarrar la mano de Raúl y colocarla en su corazón, con cada bendición que realizó, y sobre todo con su definición del pueblo cubano: “Un pueblo que tiene heridas, como todo pueblo, pero que sabe estar con los brazos abiertos, que marcha con esperanza, porque su vocación es de grandeza”.

En su estancia por Holguín no tuve la posibilidad de verlo, pero más que verlo hubiese querido darle un abrazo, y justo antes de que los rascacielos segurosos del vaticano me alejaran de él, decirle de corazón: “Yo rezo por ti Paquito”.

 

A %d blogueros les gusta esto: