Muertes lamentables y evitables

Rate this post

Olga Thaureaux Puertas

tomado del blog A lo Cubano

Actos irresponsables tras el paso de "Irma"idad?Hay cosas que solo se saben porque se viven. Sí, no es mi intención confundirlo, solo compartir algunas ideas relacionadas con las fortalezas del sistema de la Defensa Civil de Cuba, a propósito del paso por este territorio del potente huracán Irma y la lamentable noticia de que nos dejara 10 fallecidos, de La Habana, Matanzas, Camagüey y Ciego de Ávila.

Los cubanos estamos acostumbrados, ante cualquier eventualidad, a las informaciones y orientaciones de la Defensa Civil en sus diferentes estructuras, hasta llegar al barrio.

Según su sitio web la “Ley 75 de la Defensa Nacional establece la Defensa Civil (DC) como un sistema de medidas defensivas de carácter estatal, en tiempo de paz o situaciones excepcionales, con el propósito de proteger a la población y la economía nacional contra los medios de destrucción enemigos, en casos de desastre y ante el deterioro del medio ambiente. También comprende la realización de los trabajos de salvamento y reparación urgente de averías en los focos de destrucción o contaminación.

“El Presidente del Consejo de Estado dirige la Defensa Civil mediante el Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, quien para ello cuenta con el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, principal órgano de dirección del sistema.

“Los presidentes de las asambleas provinciales y municipales del Poder Popular son los jefes de la Defensa Civil en el territorio correspondiente. Ellos se apoyan en los órganos de la DC, compuestos por oficiales y funcionarios subordinados a las regiones y sectores militares.

“En los órganos y organismos estatales, las entidades económicas e instituciones sociales, los máximos dirigentes responden por el cumplimiento de las medidas de la Defensa Civil. Estas son de obligatorio cumplimiento en todos los niveles y para la población”.

Los cubanos dominamos esta estructura y sabemos que, por ejemplo, en el caso de la proximidad de un fenómeno meteorológico las informaciones que emiten el Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología y la Defensa Civil, son las mejores herramientas de que disponemos; de ahí la existencia de diferentes fases, por demás archiconocidas y sobre todo qué se debe hacer en cada una.

Por eso resulta lamentable y llamativo a la vez, que entre los fallecidos existan personas que al parecer cometieron imprudencias que terminaron con su vida: Retirar una antena de TV debe hacerse antes de que comiencen las afectaciones; se ha dicho que no se debe transitar  por la calle precisamente por el peligro de la caída de postes, árboles o cables del tendido eléctrico. Y qué decir de quienes  no observaron las normas de conducta orientadas por la Defensa Civil, y se negaron  a ser evacuados.

En las imágenes publicadas tras el paso de Irma vimos a personas jugando dominó en medio de una calle llena de agua; otros, muchos, caminando en medio de esas aguas… esos por citar algunos ejemplos, porque también supimos de habitantes de San Antonio del Norte que se negaron a abandonar sus casos y vivieron horas inolvidables cuando el mar desplomó puertas y entró a sus domicilios. Estos, afortunadamente pudieron contar la historia.

Cuba está situada en una zona propensa al paso de fenómenos meteorológicos de este tipo, de ahí que siempre nos preparamos para la temporada ciclónica, del 1 de junio al 30 de noviembre. Pero prepararse es también estar debidamente informado y obedecer las orientaciones de la Defensa Civil.

De esa manera, siempre serán mínimas las pérdidas de vidas humanas, que es lo fundamental.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario