Tag: Ciencia y Tecnología

EL RÉGIMEN DE PROPIEDAD INTELECTUAL FRENA LA CIENCIA Y LA INNOVACIÓN. JOSEPH STIGLITZ Y JOHN SULSTON EN 2008

Tomado del Ciervo Herido

MANCHESTER, REINO UNIDO- El marco básico del régimen de propiedad intelectual (PI) pretende “obstaculizar el acceso al conocimiento” en lugar de permitir su difusión, según afirmó el Profesor Joseph Stiglitz durante una conferencia que tuvo lugar el 5 de julio sobre “¿Quién posee la ciencia?”. Stiglitz, Premio Nobel 2001 de Economía , y el Profesor John Sulston, Premio Nobel 2002 de Fisiología y Medicina, inauguraron el nuevo Instituto para la Ciencia, la Ética y la Innovación de la Universidad de Manchester.

Ambos criticaron duramente el actual sistema de patentes por considerar que frena la ciencia y la innovación.

La propiedad intelectual a menudo se compara con los derechos de propiedad física pero el conocimiento es fundamentalmente diferente, dijo Stiglitz. Se trata de un bien público con dos atributos : “una competencia sin rivalidad” y la no exclusión, lo que significa que es difícil impedir que otros disfruten de sus beneficios. Eso es contrario a los regímenes de propiedad intelectual, que son peores que la exclusión porque crean un poder monopolista sobre el conocimiento que a menudo se utiliza indebidamente, señaló.

Se considera que los monopolios de patentes impulsan la innovación, pero en realidad dificultan el avance de la ciencia y la innovación, afirmó Stiglitz. La actual “maraña de patentes”, en la que cualquier persona que elabora un exitoso programa de software es demandada por supuesta infracción de patentes, pone de manifiesto que el sistema de propiedad intelectual existente no permite fomentar la innovación, añadió.

Otro problema es que los beneficios sociales derivados de la innovación no concuerdan con los ingresos privados relacionados con el sistema de patentes, dijo Stiglitz. El beneficio marginal de la innovación es que se puede tener acceso a una idea antes de lo que se podría de otro modo. Pero la persona que adquiere la patente sobre esta idea obtiene un monopolio de largo plazo, creándose así una brecha entre los beneficios privados y los beneficios sociales.

El Proyecto del Genoma Humano identificó un gen que permite predecir el cáncer de mama y que fue patentado por una compañía estadounidense, según afirmó Stiglitz. El costo real de la realización de pruebas para determinar el gen es mínimo, pero los costos de los pacientes son tan elevados en los EE.UU. que las personas sin recursos no están en condiciones de efectuar la prueba, dijo. Esto pone en tela de juicio la equidad y la justicia del sistema de patentes, añadió.

Stiglitz planteó dos preocupaciones. Los países desarrollados se hallan separados de los países en desarrollo debido a la disparidad en materia de acceso a los conocimientos, y la propiedad intelectual está haciendo más difícil cerrar la brecha, dijo; es la razón por la que las naciones en desarrollo miembros de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) solicitaron (y obtuvieron) un programa para el desarrollo. Aún más, el resultado de la PI es un menor acceso a los servicios sanitarios, añadió. Afirmó asimismo que los medicamentos genéricos cuestan una fracción de aquellos de nombres comerciales, pero con el acuerdo sobre PI y comercio de la Ronda Uruguay de la Organización Mundial del Comercio se dictó una sentencia de muerte para millones de personas al dificultarles el acceso a estos medicamentos de menor costo.

Stiglitz sugirió que los regímenes de propiedad intelectual deberían ajustarse a determinados países y sectores. Nadie cree que el sistema de patentes debería ser abandonado en su totalidad, pero la cuestión es si otros mecanismos, como el otorgamiento de premios o la financiación pública, podrían utilizarse para promover el acceso a los conocimientos y estimular la innovación en áreas donde hay objetivos bien definidos, como, por ejemplo, el tratamiento curativo para la malaria, dijo. Stiglitz tiene la esperanza de que haya reforma porque muchos en los EE.UU. están buscando cambios en el sistema de propiedad intelectual.

Sulston dijo que la ciencia puede impulsarse por la necesidad y la curiosidad, lo que requiere un importante grado de apertura y confianza entre los agentes. Lo que ocurre, sin embargo, es que la propiedad privada de la ciencia y la innovación aumenta cada vez más, una situación acogida con beneplácito por gobiernos e inversores que controlan la orientación de las actividades de investigación, dijo. Pero, según Sulston, la consecuencia de ello es un encauzamiento de la ciencia hacia ámbitos rentables y el alejamiento de los que no lo son.

Esta tendencia tiene varias consecuencias, entre ellas el abandono de actividades de investigación sobre enfermedades que afectan a personas sin recursos y la producción de medicamentos innecesarios que se venden a través de una comercialización intensiva, afirmó Sulston. No se ha podido llevar a cabo una distribución equitativa de los bienes derivados de la actividad científica, pero, añadió, la solución no es “un empecinamiento constante en la equidad”.

La propiedad intelectual es una cuestión ideológica en organizaciones como la OMPI, dijo Sulston. Las compañías farmacéuticas consideran que cualquier mejora del sistema lo debilita, pero nadie está diciendo que tienen que cederlo todo, señaló. El sistema debe ser un “buen siervo” no elevado a un “nivel teísta”, añadió.

La falsificación se ha convertido en una cuestión importante, dijo Sulston. La tendencia es vincular la falsificación con la IP pero no están relacionadas, señaló. Si los medicamentos se vendieran al precio del costo de producción o apenas por encima, los falsificadores no tendrían mucho margen de maniobra. El sistema de propiedad intelectual es el que está generando la producción de productos falsos, dijo.

Sulston propuso un retorno a la vieja práctica de separar las actividades de investigación y desarrollo de las de producción, al considerar que la mezcla de ambas conduce al cabildeo y la publicidad en la I + D. Separarlas permite una distribución equitativa de productos y facilita el acceso a la I + D, pero sólo si los que comparten la ciencia también comparten sus beneficios, explicó.

Esta separación parece estar sucediendo hasta cierto punto a medida que empresas privadas como la Fundación Bill y Melinda Gates canalizan dinero hacia el sector de la salud pública, dijo Sulston, pero advirtió en contra del retorno a la época victoriana en la que la asistencia sanitaria dependía de la filantropía. Instó a que las cuestiones sanitarias mundiales sean coordinadas por la Organización Mundial de la Salud, pero dijo que este organismo no cuenta con suficiente financiación y sufre una gran presión por parte de los gobiernos y los intereses comerciales.

Sulston también desea que se reflexione de manera más coherente sobre un tratado de cuestiones biomédicas examinado en la OMS, y que haya una mayor participación de las organizaciones no gubernamentales transnacionales.

Es fundamental invertir la tendencia hacia la privatización de la ciencia, señaló Sulston. El mundo debe centrarse en la supervivencia y la prosperidad de la humanidad, y en la exploración del universo, dijo. El resultado, agregó, dependerá en gran medida de “quién posea la ciencia”.

LA VITAMINA C PUEDE “ANIMAR” A LAS CÉLULAS MADRES DEL CÁNCER DE LA SANGRE A MORIR

 

Tomado del Blog El Ciervo Herido

Ciertos cambios genéticos son conocidos por reducir la capacidad de una enzima llamada TET2 para alentar a las células madre a convertirse en células maduras de la sangre, que finalmente mueren, en muchos pacientes con ciertos tipos de leucemia, dicen los autores. El nuevo estudio encontró que la vitamina C activó la función TET2 en ratones diseñados para ser deficientes en la enzima.

La vitamina C puede “decir” a células madre defectuosas en la médula ósea que maduren y mueran normalmente, en lugar de multiplicarse para causar cánceres de sangre. Éste es el hallazgo de un estudio dirigido por investigadores del Centro del Cáncer Perlmutter en ‘NYU Langone Health’, Estados Unidos, y publicado en la edición digital de este jueves de la revista ‘Cell’.

Ciertos cambios genéticos son conocidos por reducir la capacidad de una enzima llamada TET2 para alentar a las células madre a convertirse en células maduras de la sangre, que finalmente mueren, en muchos pacientes con ciertos tipos de leucemia, dicen los autores. El nuevo estudio encontró que la vitamina C activó la función TET2 en ratones diseñados para ser deficientes en la enzima.

“Estamos emocionados por la perspectiva de que altas dosis de vitamina C pudieran ser un tratamiento seguro para patologías de la sangre causadas por las células madre de la leucemia deficientes en TET2, muy probablemente en combinación con otras terapias dirigidas”, dice el autor del estudio correspondiente Benjamin G. Neel, profesor en el Departamento de Medicina y director del Centro del Cáncer Perlmutter. Hay cambios en el código genético (mutaciones) que reducen la función TET2 en el 10 por ciento de los pacientes con leucemia mieloide aguda (LMA), en el 30 por ciento de las personas con una forma de pre-leucemia llamada síndrome mielodisplásico, y en casi el 50 por ciento de los pacientes con leucemia mielomonocítica crónica.

 

Estos cánceres causan anemia, riesgo de infección y hemorragia, ya que las células madre anormales se multiplican en la médula ósea hasta que interfieren con la producción de células sanguíneas, con el número de casos aumentando a medida que la población envejece.

Junto con estas enfermedades, nuevas pruebas sugieren que aproximadamente el 2,5 por ciento de todos los pacientes de cáncer de Estados Unidos –o aproximadamente 42.500 pacientes nuevos cada año– pueden desarrollar mutaciones Tet2, incluyendo algunos con linfomas y tumores sólidos, según los autores.

INTERRUPTOR DE MUERTE CELULAR

Los resultados del estudio giran en torno a la relación entre TET2 y la citosina, una de las cuatro “letras” del ácido nucleico que componen el código de ADN en los genes. Cada tipo de célula tiene los mismos genes, pero cada uno obtiene instrucciones diferentes para activar sólo los necesarios en un contexto celular dado. Estos mecanismos reguladores “epigenéticos” incluyen la metilación del ADN, la unión de una molécula pequeña denominada grupo metilo a las bases de citosina que cierran la acción de un gen que las contiene.

La vinculación y retirada de los grupos metilo también sincroniza la expresión génica en las células madre, que pueden madurar, especializarse y multiplicarse para convertirse en músculos, huesos, nervios u otros tipos de células. Esto ocurre cuando el cuerpo se forma, pero la médula ósea también mantiene grupos de células madre a mano en la edad adulta, listas para convertirse en células de reemplazo según sea necesario.

En la leucemia, las señales que normalmente dicen a una célula madre de la sangre que madure funcionan mal, dejando que se multipliquen sin cesar y “auto-renueven” en lugar de producir glóbulos blancos normales necesarios para combatir la infección.

La enzima estudiada en este informe, Tet metilcitosina dioxigenasa 2 (TET2), permite un cambio en la estructura molecular (oxidación) de los grupos metilo que se necesita para que puedan retirarse de las citosinas. Esta “desmetilación” se convierte en genes que indican a las células madre que maduren y para iniciar una cuenta atrás hacia la auto-destrucción como parte de la rotación normal.

Esto sirve como un mecanismo de seguridad contra el cáncer, que se interrumpe en pacientes con cáncer de sangre con mutaciones TET2, dice Neel. Para determinar el efecto de las mutaciones que reducen la función de TET2 en células madre anormales, el equipo de investigación diseño genéticamente ratones de tal manera que los científicos podrían apagar o encender el gen TET2.

Similar a los efectos naturales de las mutaciones TET2 en ratones o seres humanos, el uso de técnicas de biología molecular para desactivar TET2 en ratones provocó un comportamiento anormal de las células madre. Sorprendentemente, estos cambios se invirtieron cuando se restauró la expresión de TET2 mediante un truco genético.

ALTAS DOSIS DE VITAMINA C POR VÍA INTRAVENOSA

Trabajos anteriores habían demostrado que la vitamina C podría estimular la actividad de TET2 y sus familiares TET1 y TET3. Debido a que sólo una de las dos copias del gen TET2 en cada célula madre suele verse afectada en enfermedades de la sangre con TET2, los autores plantearon la hipótesis de que altas dosis de vitamina C, que sólo pueden ser administradas por vía intravenosa, pueden revertir los efectos de la deficiencia de TET2 mediante la activación de la acción del resto del gen funcional.

De hecho, encontraron que la vitamina C hizo lo mismo que restaurar la función TET2 genéticamente. Al promover la desmetilación del ADN, el tratamiento con altas dosis de vitamina C indujo a las células madre a madurar y también suprimió el crecimiento de células madre de cáncer de leucemia de pacientes humanos implantadas en ratones.

“Curiosamente, también encontramos que el tratamiento con vitamina C tenía un efecto sobre las células madre leucémicas que se asemejaba a daño a su ADN”, dice la primera autor del estudio, Luisa Cimmino, profesora asistente en el Departamento de Patología de ‘NYU Langone Health’. “Por esta razón, decidimos combinar la vitamina C con un inhibidor de la PARP, un tipo de fármaco conocido por causar la muerte de células cancerosas mediante el bloqueo de la reparación de daños en el ADN y ya aprobado para el tratamiento de ciertos pacientes con cáncer de ovario”.

Tuvo un efecto mejor sobre las células madre de la leucemia, llevándolas desde la auto-renovación hacia la madurez y la muerte celular. Los resultados también sugieren que la vitamina C puede conducir a las células madre leucémicas sin mutaciones TET2 hacia la muerte, dice Cimmino.

“Nuestro equipo está trabajando para identificar sistemáticamente los cambios genéticos que contribuyen al riesgo de leucemia en grupos significativos de pacientes”, dice el autor correspondiente Iannis Aifantis, profesor y presidente del Departamento de Patología de ‘NYU Langone Health’. “Este estudio añade la orientación del TET2 anormal impulsado por la desmetilación de ADN a nuestra lista de potenciales nuevos enfoques de tratamiento”, concluye.

¿Pierde empuje Yoani Sánchez en Internet?

yoani-sanchez

Tomado de La Santa Mambisa

Por: El Cibermétrico

Yo soy el cibermétrico, un joven como otro cualquiera, alegre, fiestero, estudiante de informática, amante del Internet, las redes sociales y estudioso de las herramientas que miden cuantitativamente sus elementos. Comprometido con la Revolución, con Fidel y con todos aquellos que murieron para que mi futuro sea mucho mejor. Crítico 120% de todos los que se hacen llamar ciberdisidentes, que solo viven del ciberdescaro, y le hace creer a todo el mundo que son “súper influyentes” en el escenario de Internet…bueno…eso dicen ellos, lo cierto es que la realidad es otra.

Hoy vengo a comentarles sobre la “principal estrella” del cibercirco que los imperialistas quieren montar en mi Cuba linda, oyeeeeee que esta gente no se cansa, siguen tratando de aplicar las mismas estrategias que en otros países dieron resultados, pero esto no es ciencia exacta mi socio, aquí hay juventud con principios y esto es para rato.

Aquí les presento a la Yoani Sánchez, si, si, si, yo sé que ustedes conocen de memoria a esta “súper premiada”, “súper mediatizada”,… quise decir…”internacionalizada”, cobradora… ¡ha me equivoqué de nuevo!…luchadora por “los derechos humanos”. Bueno, como todos sabemos, ella tiene un blog, el cual recientemente cambió a un dominio comercial “.com”, esta estrategia es recomendada por todas las buenas prácticas del marketing digital, lo interesante es que esto hay que pagarlo ¿y quién le paga a Yoani este dominio? Tranquilos, que ese problema ya ella lo tiene resuelto. El sitio http://www.lageneraciony.comestá hosteado en Alemania a nombre de la compañía Strato AG[1], la misma que se encargaba de gestionar su antiguo blog ¿y que pensaban? ¿Que ella lo iba a pagar de su bolsillo? Pobrecita, es que ella es muy “humilde”.

Más información