Tag: Cumbre de las Américas

LA GUAYABA DEL PERÚ

tomado del blog La bicicleta

lacoste4

Cuando mi abuela agarró por la oreja a Rufino Mermelada, después de sorprenderlo adulterando el dulce de guayabas que ella le daba a vender; solo atinó a decirle, o más bien, hacerle una advertencia mucho más educativa que amenazante: EL FRAUDE Y LA TRAICIÓN ES COSA DE SERVILES, yo creo que en ese momento el muchacho no sabía muy bien de lo que le estaban hablando, pero al pasar los años lo supo mejor y aun así, ignoró el consejo y se pasó para el bando de los que prefieren la abundancia de todas las cosas, menos de la vergüenza.

Por extrañas coincidencias de la vida aquel episodio de mi infancia tiene ahora simbolismos extraordinarios, las matas de guayabas eran de una variedad conocida como ¨ Guayaba del Perú¨ que produce unos frutos grandes y en forma de peras, de abundante masa y pocas semillas. Pero sucede además, que una forma muy criolla de llamar a las mentiras es empleando justamente la denominación de ¨Guayaba¨, al menos en mi región natal así decíamos a los embustes más notorios.

Viendo algunos personajillos que se han ido hasta Perú por estos días, cargados de intrigas, mentiras y odios contra Cuba, resultaba inevitable que me vinieran a la mente aquellos recuerdos guayaberos y sus analogías con la susodicha congregación de mercenarios que conforman lo que podríamos llamar ¨La Sociedad Servil¨ muy lejos de nuestra ¨Sociedad Civil¨ que puede carecer de muchas cosas , pero les sobra coraje y dignidad para dejar sin cortezas a las ¨Guayabas del Perú¨

Declaración de los delegados cubanos a los Foros Paralelos de la VIII Cumbre de las Américas.

tomado del blog: El joven Cubano

Compatriotas:

Fieles seguidores del Apóstol, los delegados cubanos a los foros paralelos de la VIII Cumbre de las Américas, en representación de las organizaciones de la sociedad civil y del pueblo de Cuba, acudimos a esta Plaza a rendir tributo a los Próceres y Precursores de la Patria, en Lima, Perú, primer país de América que reconoció a la República de Cuba en Armas, cuando solo comenzaba la lucha por nuestra independencia.

Lo hacemos con profunda gratitud hacia el pueblo peruano, por el aporte de su historia y tradiciones a la formación de la identidad latinoamericana, y por la cuota de sangre y de firmeza y de principios que varios de sus hijos aportaron a nuestra independencia y a la defensa de nuestra soberanía y autodeterminación.

Nuestros pueblos están unidos también por relaciones solidarias, tejidas en momentos difíciles, en ocasión de desastres naturales. Fue el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz uno de los primeros en donar su sangre para las víctimas del terremoto de 1970 y miles de cubanos lo acompañaron. Nuestros colaboradores de la salud también viajaron en esa oportunidad para asistir a los damnificados como también lo hicieron en 2007, tres días después del terremoto de Ica, y el pasado año ante las inundaciones en Piura.

Los cubanos agradecemos la ayuda solidaria a los afectados por el huracán Irma en 2017, como también el apoyo permanente de los gobiernos y el pueblo peruano a la batalla contra el bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra nuestro país.

Nos aproximan igualmente otras experiencias de cooperación en las áreas del deporte, la educación y la cultura, así como la rica convivencia con algo más de 25 mil peruanos operados de patologías oculares y con los mil 864 profesionales de diversas especialidades graduados en Cuba.

Nuestra delegación, que agrupa a representantes de los jóvenes, estudiantes, trabajadores, campesinos, cooperativistas, sector no estatal, intelectuales, académicos, líderes religiosos y profesionales, entre otros; participarán en los foros paralelos y en la Cumbre de los Pueblos con gran sentido de responsabilidad y espíritu constructivo, para aportar la experiencia de la Revolución cubana que ha construido a lo largo de casi 60 años, un consenso a favor de un sistema político, económico y social forjado a través de una democracia participativa socialista, donde el ser humano constituye la primera prioridad y en el que el gobierno lo ejerce el pueblo.

Hoy, como ayer, con el legado de Martí y Fidel, ratificamos nuestro compromiso con la tan necesaria integración de los pueblos para no dejar pasar el gigante de las siete leguas, y conformar la Patria común que soñaron nuestros próceres.

A %d blogueros les gusta esto: