Tag: debate

Y la leche… se hizo polvo (+Comentarios de la población y Nota publicada en Granma)

leche-polvo

Tomado: Cuba nos une

La noticia del incremento en el precio de la leche que se comercializa en CUC, ha tomado por sorpresa a cubanas y cubanos, generando inquietudes, dudas y no pocos reclamos, ante la necesidad del consumo de leche sobre todo por ancianos y niños.

Los principales reclamos y/o inconformidades van dirigidos a la limitación primera de adquirir este producto con los precios que hoy se anuncian en la prensa nacional, siendo el salario medio de un cubano 466 pesos (CUP) de acuerdo a la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), lo que equivale a 18, 64 CUC .

INTENTANDO ENTENDER…

El incremento del precio en la venta de leche en polvo:

1ro – la bolsa de 500 g pasa de 2.90 CUC a 3.35 CUC —0.45 centavos—

2do – en el caso del paquete de 1 kilogramo pasará a venderse de 5.75 CUC a 6.60 CUC —0.85—

Por tanto: con 18, 64 CUC (equivalente al salario de un cubano) se podrán adquirir en la red de tiendas recaudadoras de divisa 5 paquetes de 3.35 CUC de 500 gramos ó 2 paquetes de 6.60 CUC de 1 kilogramo.

 
ALGUNOS COMENTARIOS DE LOS INTERNAUTAS EN LOS SITIOS DIGITALES CUBADEBATE Y GRANMA

Margarita dijo:

Coincido con Fabio Maximo en q lo q hay q hacer es invertir en la industria nacional, para que desayunar con leche no sea un lujo en Cuba. Además, podrían dejar de comprar tanto producto suntuario q he visto más de una vez en las tiendas del barrio, como pepinos, espárragos y cebollitas encurtidas, o doce tipos diferentes de detergente líquido, que se llenan de polvo año tras año. Esto solo favorece a los inescrupulosos del mercado negro que ahora aumentarán los precios, q siempre serán menores q el precio estatal. También hay q quitarle el leonino impuesto del 240 por ciento sobre el costo, a ver si productos como este se hacen más accesible.

10 abril 2014 a las 7:53

Más información

DOS COMPATRIOTAS Y UNA AVENTURA

ley-inversion-extranjerajpgPor: Jorge Gómez Barata

Dos cubanos, uno de los cuales reside en Estados Unidos y otro en Cuba, quisieron reunir sus discretos capitales para fundar en la isla una pequeña o mediana empresa. No pueden hacerlo: a uno se lo impide el bloqueo norteamericano, al otro la Ley de Inversiones recientemente aprobada.

Para solucionar el asunto, el que vive en los Estados Unidos decidió regresar a Cuba, recuperar su status y convertirse en lo que es el otro: un cubano residente en la Isla con todos sus derechos y deberes para entonces fundar la pequeña empresa. Tampoco pueden hacerlo, porque en Cuba todavía no se promueven las pequeñas ni medianas empresas privadas.

Es cierto que en Cuba hay negocios que en los hechos son pequeñas o medianas empresas, por ejemplo restaurantes con veinte empleados donde cada uno de ellos debe obtener una licencia de trabajador por “cuenta propia”, lo cual no refleja la verdad. En verdad se trata de un empresario y 19 trabajadores por cuenta ajena.

Debido a que esos negocios todavía no son reconocidos como entidades empresariales, no existen en ellos secciones sindicales ni otras organizaciones, no hay una legislación que establezca el salario mínimo, y los que allí trabajan, no están protegidos contra el despido o el acoso, aunque disponen de la seguridad social y otras prestaciones que les asegura el Estado.

La Ley de Inversiones pudo haber resuelto estos y otros entuertos, propiciar una legislación integral y coherente para las pequeñas y medianas empresas, promover su fomento y crear condiciones para ejercer alguna presión respecto a la eliminación del bloqueo norteamericano, y mientras ello no ocurra, luchar por romperlo.

Más información

LOS CONSENSOS Y LOS EXTREMOS

BarataPor: Jorge Gómez Barata

Cincuenta años de militancia revolucionaria, lecturas sobre las revoluciones de los siglos XVIII, XIX y XX, experiencias propias y ajenas y excepcionales magisterios, enseñan que desde los extremos ─derecha o izquierda─ no se construyen consensos sociales y políticos duraderos, que la unidad supone el respeto a la diversidad, y que la cohesión social no se forja alrededor de una ideología sino con el aporte de todas. Quien descarta el marxismo a favor del liberalismo comete el error de quien hace lo inverso.

La experiencia soviética y del socialismo real muestra que el tiempo y las prácticas autoritarias no consolidan la unidad alcanzada, sino que la debilitan. No se trata de que las fuerzas y el entusiasmo se agoten, sino de que las estructuras de poder solventes para la solución de tareas inmediatas, no sustituyen la institucionalidad que la humanidad forjó a lo largo de siglos, y cuya esencia son la democracia, el gobierno colegiado y los liderazgos legítimos.

Aunque no todos los actores políticos lo entiendan del mismo modo, la moderación es cualidad esencial de la política, y una de las claves del éxito de gobernantes y proyectos. Desde los extremos, con programas inviables y aspiraciones desmesuradas, es imposible elaborar consensos que abarquen a las mayorías, y cuando se logran, suelen resultar efímeros.

Más información

EMIGRACIÓN: PERSPECTIVA HISTORICA

BarataPor: Jorge Gómez Barata

La emigración cubana es un fenómeno endógeno que concierne a las esencias de la nación y la acompañará siempre. Todo comenzó en el siglo XVI cuando se estableció el primer asentamiento español, se inició la importación de esclavos africanos y se dio acceso a elementos procedentes de Las Antillas, México, América y China. De Cuba partieron expediciones a conquistar y explorar regiones de México, Canadá y las Américas.

Durante cuatro siglos Cuba fue favorecida (algunos gobernantes estimaron que perjudicaba) por la llegada de inmigrantes y sólo a partir de la década de los cuarenta del siglo XX el saldo migratorio comenzó a ser negativo, desde entonces parten más de los que llegan y en los últimos cincuenta años muy pocos inmigrante se han establecido en la isla. No sólo faltan atractivos sino que los obstáculos son enormes.

En 1898 la Isla fue ocupada por los Estados Unidos, con lo cual se creó un vínculo favorecedor de los procesos migratorios. Norteamérica era y es el destino de la mayoría de los emigrantes cubanos. En 1870 fueron 12 000, 20 000 en 1890, y en 1910, 40 000. Entonces Cuba generaba 18 emigrantes a Estados Unidos por cada mil habitantes. Entre 1930 y 1950 la cifra creció hasta 35 000 y entre 1950 y 1958 pasó de 60 000.

Más información

Caso Maceta

Imagen

Por: Lisandra

“Buenos días, somos supervisores del gobierno”, aun con uniforme e identificación en mano aquellos dos individuos me hicieron pensar en todo, menos en una multa. Todavía sacando mi carnet de identidad al pedido de la pareja de inspectores, mi cabeza no había procesado lo que estaba sucediendo. Ni me acordaba que la sociedad establece leyes, pautas de comportamiento, y con ellas también el castigo. En ello reparé cuando guardé en mi monedero un trozo de papel cuadrado que siempre me hará recordar (aun cuando no esté conmigo) los lugares donde no debo sentarme.

Entonces me di por enterada que en Cuba se ha retomado el conocido método ante una infracción. Yo que pensaba que gran parte de los malos hábitos de diversos ciudadanos se debía a eso, a la falta de “mano dura”; y resulta que ahora la multa (que no es solamente para choferes y cuentapropistas desobedientes) se está poniendo de moda, al menos en nuestra amada, querida y “limpia” Habana.

Más información

A %d blogueros les gusta esto: