Tag: elecciones en Cuba

Voté por Cuba

 

voto y el de mi familia fue Por Cuba, la misma isla que no me dejó morir cuando estuve grave a los pocos días de nacer, por la Revolución que me ha garantizado todo cuanto he necesitado para ser igual a los demás, por Fidel, el artífice de esta obra, por Raúl, de quien recibí el abrazo más tierno de toda mi vida. Por los cubanos, esos compatriotas sin iguales que han resistido de todo en la defensa de su derecho a construir una alternativa que puede ser otra que el socialismo.

Acabo de ejercer mi derecho al voto, lo hice por quien yo entiendo que sea mejor. Aquí las elecciones son tranquilas, no hay revueltas, aunque puede haber sus planes no se lanzan porque los que estamos con la patria somos más.

Mientras en otros países esto es un negocio, yo no tengo una cédula electoral, que constituya una mercancía codiciada por sargentos políticos, no tengo pasquines que llenen las calles de mi Consejo Popular de propagandas, mis candidatos no han hecho campaña política para que yo vote por una de ellas, mucho menos tienen millones para invertirlos en anuncios televisivos, solo cuentan con la moral.

Todavía recuerdo la primera vez que ejercí mi derecho al voto, iba orgulloso, pues ya era grande, esto es lo mucho que significa saber que eres parte de un sistema electoral que está dentro de los más transparentes del mundo.

Esto pasa únicamente en Cuba, un mi país que puede no ser el más justo del mundo, pero si el menos injusto.

 

Advertiseme

Cuba, la sublime herejía de una democracia superior [+ video]

tomado del blog:  Islamia.cu

Gustavo Hernández Arteaga, profesor de Teoría del Estado
del Departamento de Derecho de la Universidad
Central ‘Marta Abreu’ de Las Villas.

Norelys Morales Aguilera.─ Ir contra las creencias consideradas irrevocables por el liberalismo, es acaso la herejía que consuma los ideales de independencia y democracia, sobre los que se asientan los más sublimes intentos de la nación cubana por constituirse desde sí, sobre el sacrificio y la sangre derramada de generaciones de hombres y mujeres que nos forjaron la Patria de pie.

Iniciada la primera guerra de Independencia contra el colonialismo español en 1898, los cubanos se dotaron de la histórica constitución, llamada de Guáimaro, en aquellos campos insurrectos. Buscaba el caro ideal de la independencia, bajo la unidad y la abolición de la oprobiosa esclavitud.

Hubo, otras Cartas Magnas en décadas de lucha cruenta por la independencia, cada una en un contexto determinado y con aquellos fines. En 1901, bajo la ocupación de los Estados Unidos, imponiendo una enmienda que les daba derecho a intervenir en la Isla, y coartar la libertad conquistada a filo de machete, pero aun así nuestros patricios lograron plasmar en el texto constitucional: “…el pueblo de Cuba se constituye en Estado independiente y soberano, y adopta, como forma de gobierno, la república.”

El 5 de junio del año 1940 entró en vigor La Constitución de ese año, que poseía un carácter progresista para su época, dado el alcance social de los conceptos que introdujo. [1]

Sin embargo, una gran parte de las disposiciones complementarias imprescindibles para llevar a la práctica lo estipulado por esta Carta Magna, jamás obtuvieron la aprobación de la Cámara de Representantes ni del Senado, cuyos integrantes en su mayoría representaban los intereses de la burguesía y los latifundistas.

El 10 de marzo de 1952, Fulgencio Batista, con el apoyo norteamericano, derrocó al gobierno constitucional y abolió la Constitución, que afianzó el dominio de Estados Unidos en país.

Nada más quedaba a los cubanos que la lucha armada. Así lo comprendió Fidel Castro, quien encabezó el movimiento armado. Preso por los sucesos del asalto al Cuartel Moncada en Santiago de Cuba, en un juicio amañado, Fidel esbozó el ideal democrático y la fuente del poder de la Revolución, en su alegato ‘La Historia me Absolverá’.[2]

“Cuando hablamos de pueblo no entendemos por tal a los sectores acomodados y conservadores de la nación, a los que viene bien cualquier régimen de opresión, cualquier dictadura, cualquier despotismo, postrándose ante el amo de turno hasta romperse la frente contra el suelo.”

Fidel, quien no dudó en situar a José Martí, como el autor intelectual del movimiento revolucionario, puesto que su ideal se nutrió de sus conceptos libertarios y defendió para la Carta Magna de la Revolución un deseo que sobrevive: “…yo quiero que la ley primera de nuestra república sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre.

Esta constitución socialista, que hoy con orgullo tenemos los cubanos todos, no es un rayo en el desierto. Es la herejía de ser libres en una sola revolución que iniciaron nuestros patricios y que jamás cometeremos el pecado de olvidar.

25 verdades sobre la Constitución de la República de Cuba

1. Cuba no se puede considerar dictadura desde los fundamentos y principios que sustentan la democracia socialista. No se pueden ver desligados ambos conceptos.

2. La democracia en Cuba parte de la concepción marxista-leninista de un nuevo modelo, en función de la revolución social, que se lleva a cabo en la nación desde 1959 y que tiene su momento cumbre en el año 1976, al proclamarse la Constitución de la República de Cuba.

3. La democracia tiene que conceptualizarse de diferentes formas, desde la democracia griega o de la democracia liberal burguesa, que es la que ha primado en el mundo occidental.

4. Pero, la democracia debe erigirse más allá de un criterio excluyente y elitista, como ha sido en la historia del liberalismo.

5. La democracia liberal, en su evolución, si bien garantiza determinadas libertades, y cimenta el estado constitucional, no responde a los fundamentos y posturas de la democracia real, o democracia primigenia, que en la Cuba socialista, revolucionaria, se ha intentado consolidar en sus diferentes aristas.

6. Lo primero es ver de dónde nace el poder, la génesis de ese poder que fundamenta la democracia, como aquel elemento que permite a la ciudadanía, a las mayorías, tomar las decisiones más apropiadas en beneficio de la colectividad.

7. De ahí deriva la construcción de un nuevo estado, un nuevo tipo de estado a partir de las capas sociales que estaban sojuzgadas, pero no para ejercer la tiranía, no para ser excluyentes, sino mediante el esfuerzo y la comunión de intereses, volcarnos a la construcción de ese nuevo estado, que es donde se inserta la construcción socialista en Cuba.

8. Esa nueva construcción se define por la forma de acceso al poder que tiene la ciudadanía. La Constitución lo refrenda en el Artículo 3, al señalar que el Estado tiene su soberanía en el pueblo, el pueblo como máximo detentor del poder. No pueblo en la visión liberal, sino aquel traicionado en toda la historia constitucional cubana, como recordaba Fidel Castro Ruz.

9. En el Artículo 1 de la Constitución se define al estado cubano como estado de trabajadores, donde no existen limitaciones ni excepciones por el lugar o tarea que ocupe cada ciudadano en la construcción del nuevo tipo de estado. [Ver debajo el texto de la Constitución]

10. Otro elemento que caracteriza la democracia en Cuba es cómo se accede al poder. Mediante la Ley 72 queda normado que cualquier ciudadano mayor de 16 años tiene la posibilidad de ejercer su sufragio activo.

11. Así tenemos la democracia directa, en la cual  la ciudadanía escoge al candidato que tiene las mayores posibilidades para representarla, que tiene más compromiso con el pueblo en función de la solución de los problemas más sustantivos de la comunidad, sin diluirse en contradicciones que atenten contra el interés común. Eso es lo que garantiza ni privilegios ni posición económica, como sucede en otros países, que se erigen como modélicos.

12. Reafirma la realialidad democrática que se vive en Cuba el hecho de que los cubanos, de acuerdo con el texto constitucional, tenemos el sufragio universal instituido [3], y no el censitario, es decir, el voto solo a la parte de la población que contara con ciertas características precisas: económicas, sociales o educacionales.

13. De este modo el ciudadano accede a cualquier estamento gubernativo, incluida la Asamblea Nacional.

14. Se aclara que Cuba tiene un sistema asambleario, es una Asamblea Nacional la cubana, con formas presidencialistas o parlamentarias, que la tradición jurídica liberal o los medios tratan de identificar alguna de estas fórmulas, para simplificar y poder manipular la labor del máximo órgano de la nación, siguiendo sus propios indicadores, sin ver la excepcionalidad. En Cuba no nos encontramos con un parlamento al estilo burgués.

15. En resumidas cuentas, se trata de una nueva construcción que afianza el estado socialista y ha tenido el valor y el coraje de dar una salida a las posturas liberales, afianzadas en los tiempos que corren.

16. A partir de hombres y mujeres que no reciben remuneración por su trabajo de representación ciudadana, sería inconcebible sin una gran aspiración democrática.

17. Se construye el socialismo y a la vez se están hilvanando los principios más sublimes de cualquier sociedad, donde el ciudadano puede hacer el control del poder, y se puede ver en todo el texto constitucional.

18. De acuerdo con la Constitución Socialista de la República de Cuba están instituidas una serie de garantías para el ejercicio de un poder directo, lo cual es básico al hablar de democracia.

19. Un modelo como el cubano se asienta en una riqueza donde se pueden observar variantes de democracia directa, representativa y deliberativa.

20. Visto así, la ciudadanía cubana se puede desligar de esa visión democrática limitada, lo cual lleva a la calidad democrática, un concepto superior, que genera en la práctica una gama amplia de derechos políticos, donde el ciudadano se aúna para el supremo objetivo de la toma de decisiones, que traspasa todo el bloque de constitucionalidad en Cuba.

21. Una pregunta significativa es ¿para quién se está legislando?¿para quién se ejerce el poder en Cuba? Las respuestas sesgadas llevan a denigrar el sistema socialista cubano, de su Revolución.

22. Cuba no está dentro de los cánones establecidos por el liberalismo y el imperialismo a nivel mundial.

23. La no comprensión, el olvido o silenciamiento de estos tópicos, nos ponen frente a la guerra cultural, que traspasa lo jurídico para establecerse en lo ideológico y lo filosófico, estableciendo hegemonías a nivel global.

24. Estamos obligados a rebasar esa guerra cultural.

25. Todo lo anterior desemboca, en que a pesar de la necesidad de profundizar en normas y regulaciones, ello no es óbice para no disfrutar de absoluta libertad de expresión en Cuba, la cual no puede lesionar la estabilidad del estado nacional. [4]

[1]   https://www.ecured.cu/Constituci%C3%B3n_de_la_Rep%C3%BAblica_de_Cuba
[2]   http://www.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2009/05/la-historia-me-absolvera-fidel-castro.pdf
[3]   http://www.fgr.cu/sites/default/files/Ley%2091Consejos%20Populares_0.pdf
[4] Síntesis de entrevista concedida por Gustavo Hernández Arteaga, profesor de Teoría del Estado   del Departamento de Derecho de la Universidad Central ‘Marta Abreu’ de Las Villas.

Un voto por nosotros, por Cuba

Carlos Manuel de Céspedes fue el Padre de la Patria mucho antes de que le asesinaran a su Oscar. Lo fue no solo porque con el tañer de sus campanas anunciara el inicio de la búsqueda definitiva de la independencia, sino porque al libertar a sus esclavos los abrazó e igualó y les enseñó la necesidad de ser libres y de luchar para que la libertad sea para siempre.

Una necesidad irredenta que en el brazo y el alma del mulato inmenso se convirtió en intransigencia, y en honra para la madre que prefirió al hijo Calixto muerto antes que cautivo, como otras tantas, que dieron sus mejores semillas a la mejor causa.

La misma causa que movió al Maestro, aun desde el destierro, a forjar la guerra sustentada en el partido que “no tiene por objeto llevar a Cuba una agrupación victoriosa que considere la Isla como su presa y dominio, sino preparar, con cuantos medios eficaces le permita la libertad del extranjero, la guerra que se ha de hacer para el decoro y el bien de todos los cubanos, y entregar a todo el país la patria libre”.

En la etapa definitiva, una generación bendita dio lo que tenía: sus ahorros, su laboratorio Tión, una granja de pollos, las ventas de juegos de comedor y sala, un estudio fotográfico, el empeño de su salario, su trabajo, su automóvil… hasta  llegar a los 16 489 pesos que la llevó a asaltar la Historia.

Después de la Sierra se nos hizo posible el sueño por primera vez. Comenzaba a tomar cuerpo el hermoso ideal de justicia social, sustentado en el programa del Moncada, en la reinstauración de los artículos más progresistas de la Constitución de 1940 y en esa fundamentalísima Ley de 1959. Las bases para que en 1976 nuestros padres dieran la más profunda lección de democracia colectiva en la aprobación popular de una Carta Magna, concreción de una sentencia de la Primera Declaración de La Habana: “el voto tiene que ser el derecho ciudadano a decidir”.

Para poder decidir el futuro muchos lo ofrendaron todo, incluso su mañana. Por eso presiden las seciones de la Asamblea Nacional las dos enseñas patrias, aquel primer estandarte de 1868 y la que recorrió el país en caravana victoriosa. Porque Cuba ha tenido un único proyecto de lucha, emancipador y libertario que vio el nacimiento de varios partidos y se quedó con el único capaz de representarlo como vanguardia organizada de la nación.

Con los años nada ha sido fácil. Bien lo vaticinó el barbudo. Es un hecho, y no una letra muerta, que aquí “la soberanía reside en el pueblo, del cual dimana todo el poder del Estado”, el mismo que tiene que realizar la voluntad del pueblo trabajador y como poder del pueblo, y en servicio del pueblo tiene que garantizarle un honroso día a día.

Pero esto no es responsabilidad de otros, es trabajo nuestro. Ese Estado, representado en la Asamblea Nacional como su máximo órgano, no cae del cielo, sale del barrio como resultado de un amplio proceso de consulta popular -ese que empezamos el 26 de noviembre y culminará el 11 de marzo con las elecciones generales-, y tiene su sustrato en el dictado del pueblo que es la Constitución vigente aprobada en referendo popular, el más  hermoso acto democrático.

Para algunos la mayor trascendencia de estas elecciones es que, después de ocho legislaturas, y por primera vez desde hace casi 60 años, el país no será dirigido por ninguna de las dos figuras más notorias de la Generación del Centenario de Martí, Fidel y Raúl.

La riqueza de Cuba está en sus conquistas. En esta República, que se empeña en ser de todos y para el bien de todos, cada dos años y medio el pueblo renueva o mantiene a su gobierno de casa, y cada cinco años lo hace en todo el país, con la prerrogativa de revocar del cargo a quien mal lo represente. Creernos ese poder popular es el mayor reto y compromiso, y la mayor trascendencia de este país-utopía.

No es un hombre quien hace la Patria, es la gente; el pueblo, ese motor catalizador de las transformaciones, sobre todo cuando nos crece dentro el patriotismo que nos viene desde mucho antes de la manigua cuando el padre Varela nos anunciaba que a la libertad no se llega por negocios ni concesiones.

Por eso este no es un momento de relevo, no. Porque es un momento de hacer “lo más difícil”, continuar lo que empezó Carlos Manuel de Céspedes y concretaron un puñado de hombres valientes, en una obra humana, inacabada pero perfectible.

Orgullosos defensores de nuestras urnas

Tomado del blog:

 

Muchos no nos comprenden, algunos dicen que son un show, una pantalla, pero lo cierto es que esta pequeña isla, su gente, su pueblo da lecciones, nuevamente, al mundo de un proceso transparente.

No tenemos una cédula electoral, que constituya una mercancía codiciada por sargentos políticos, no tenemos pasquines que llenen las calles de los Consejos Populares de propagandas, los candidatos no han hecho campaña política para que se vote por ellos, mucho menos tienen millones para invertirlos en anuncios televisivos, solo cuentan con la moral, y si fueran pocas esas singularidades pueden sumarles que las urnas no son custodiadas por el ejército, sino que nuestros niños amanecen en los colegios y esa es su responsabilidad.

Para Maico Pérez Acosta cuidar lar urnas viene siendo una especie de juego, está muy alegre, dice “Votó” con una energía que se siente en todos los alrededores de la Escuela Primaria Ana Betancourt de Mora, “estoy aquí por él”, respondió señalando una foto del Comandante, parece imposible si les digo que está en primer grado, pero me convenció cuando dijo, “y ya se escribir Fidel”.

Para Keylín del Valle Ávalo, pionera de sexto grado, dijo a Adelante.cu que ella estaba allí porque le gustaba apoyar a la patria y a la Revolución, “además antes en Cuba eran los soldados quienes cuidaban las urnas, ahora lo hacemos nosotros y estamos muy orgullosos de hacerlo y vamos viendo como es esto para cuando nos toque”, enfatizó.

En el colegio # 2 de la Circunscripción 23, Consejo Popular Garrido-La Caridad se está dando un hecho insólito, los pioneros que terminan la custodia no se van, se quedan allí, quieren ser protagonistas de toda la jornada, se turnan, por momentos van a las casas pero regresan, según Isnel Cruz Álvarez de Séptimo Grado no quieren abandonar esa tarea, ellos se sienten importantes “tenemos que velar porque todo salga bien, porque no haga trampa y nadie quiera venir a llevarse las urnas, además nos van a dar un reconocimiento que mañana voy a enseñar en la escuela”, dijo.

Historias de amor como la de Keily Ávalo Molina convierten este proceso eleccionario también en una muestra de que la voluntad humana no admite barreras y puede superar imposibles, Keily es una niña cubana que hoy levantó a sus padres más temprano de lo normal, quería llegar de primera al Colegio # 4 de la Circunscripción # 39, Reparto Torre Blanca, pues iba a cuidar las urnas por primera vez. Hasta aquí esta historia se repite por miles en Cuba cada vez que se convoca a votar, pero no, esta es singular, ella padece de Hemiparesia derecha, provocada por una lesión estática en su sistema nervioso central.

A la presidenta del colectivo de la Escuela Ignacio Agramonte para niños con necesidades educativas especiales no hubo quien le impidiera cumplir su turno de dos horas al lado de la urna, ella dice “votó” muy fuerte, como para que nadie crea que es débil, saluda con la izquierda y siempre tiene una sonrisa en su cara. “Estoy feliz de estar aquí con mis amiguitos del barrio, mañana le contaré a todos en la escuela lo que hice, como me divertí”, asegura la niña.

Orlando Felipe Estela hasta el año pasado era pionero y cuidaba urnas, “pero ya crecí, me siento más grande, y hoy voté por Cuba”, afirma quien tuvo la sorpresa de que sus dos hermanitos más pequeños Luisito y Alfredito estaban cuidando la urna, “estoy muy feliz de ver a mis hermanitos haciendo lo que yo hacía y sentí un orgullo muy grande cuando me dijeron votó”.

Anuncios

Catalunya y Cuba: un barco a la deriva llamado Amnistía Internacional

José Manzaneda, coordinador de Cubainformación

Tomado de La Isla desconocida

Hace unos días, todos los grandes medios españoles hablaban de Amnistía Internacional (AI). ¿Mencionarían alguno de sus informes sobre torturas en España, tradicionalmente censurados (1)? Evidentemente no. Eran unas declaraciones… sobre Catalunya (2) (3) (4): “Sobre el encarcelamiento de los ex consejeros y de los líderes de las entidades independentistas (catalanas) se ha pronunciado Amnistía Internacional. La organización defensora de los DDHH (Amnistía Internacional): dice que no se les puede considerar presos políticos, porque están acusados por actuaciones que pueden constituir un delito”, oíamos en Televisión Española (5).

Curioso: AI no considera “presos políticos” a quienes, en Catalunya, han sido encarcelados por una acción política pacífica, porque esta –asegura- “puede ser delito”. Pero sí a quienes en Cuba violan leyes análogas a las existentes en todos los países (6). El Código Penal español, por ejemplo, castigaría a algunos de los llamados “disidentes” cubanos a un mínimo de cuatro años de cárcel por mantener “relaciones de inteligencia o (…) de cualquier género con gobiernos extranjeros” para “perjudicar la autoridad del Estado o comprometer la dignidad o los intereses vitales”, según se lee en su artículo 592 (7).

Recordemos que los “grupos disidentes” cubanos son apadrinados por el Gobierno de EEUU, de quien reciben entre 20 y 30 millones de dólares cada año (8). Algunos, como las Damas de Blanco (9), Cubalex (10) o la llamada Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (11), aportan la información con la que, después, AI elabora sus informes sobre la Isla. Por ello defiende con vehemencia que la potencia que bloquea a Cuba pueda financiar a quienes, dentro de la Isla, sirven a sus intereses políticos: “Los defensores y defensoras de derechos humanos que reciben financiación extranjera, especialmente estadounidense, son estigmatizados”, nos dice AI en tono de denuncia, y añade que “las limitaciones a la financiación extranjera (en Cuba) son contrarias al derecho de asociación” (12).

Todo esto lo leemos en el último informe de esta organización, titulado “Cuba es una prisión mental” y que, al contrario que sus escritos sobre EEUU o España, sí ha sido  noticia internacional (13).

Un informe contaminado de raíz. Su fuente principal es el testimonio de un grupo de migrantes cubanos en México, a quienes sorprendió, en enero pasado, la derogación por Barack Obama de la política de asilo automático a cubanos y cubanas (14), y que ahora necesitan construir un “expediente político” para ser aceptados en EEUU (15). Y para ello mienten sin el menor pudor.

El informe nos dice que muchas de estas personas “habían solicitado asilo en México” (16). Pero calla que, en abril, el Gobierno de dicho país negó asilo “debido a que  –palabras del texto oficial- no enfrentan persecución de ningún tipo” (17).

AI se suma a la tradicional politización de la emigración económica cubana que realiza el Gobierno de EEUU, con argumentos subjetivos e indemostrables: nos dice que estos migrantes “se sentían `agobiados y asfixiados´” en Cuba, porque allí “las limitaciones (…) de derechos humanos son tan asfixiantes” que “les hacen ver la salida del país como única opción” (18). “Decenas de miles de cubanos y cubanas siguen abandonando el país”, añade, como si los movimientos migratorios en la región fueran algo exclusivo de Cuba. Y repite argumentos que parecen sacados de una nota del Departamento de Estado: la emigración cubana se debe –leemos- a factores como “la cambiante diplomacia internacional cubana” o “la férrea red de control de la libertad de expresión” (19).

AI acusa al Gobierno cubano, además, de criminalizar la emigración económica. “Los cubanos que tratan de abandonar el país son estigmatizados (…) por el Estado –que los califica de “desertores”, traidores” y “contrarrevolucionarios-“, leemos (20). Una muestra de cómo esta organización está completamente fuera de tiempo (21). Hoy la emigración cubana en todo el mundo realiza encuentros en los que participa activamente el Gobierno cubano (22), el último de los cuales se celebró, precisamente, en Washington (23).

El informe señala que la “mitad de las personas entrevistadas (…) habían sido detenidas (…) al menos en una ocasión en Cuba”, aunque “muchas no habían criticado nunca el sistema” (24). Nada que impida a AI encontrar una raíz política a su encarcelamiento: “la fuerte intrusión que sentían de la ley penal en sus vidas cotidianas (…) limitaba estrictamente sus derechos”, leemos (25). Así, alguien que abrió un negocio de comida denunciaba la “represión” del gobierno porque había recibido varias inspecciones “muy seguido” o porque su establecimiento había sido multado (26).

Leemos, además, que en Cuba se “subordina en la práctica a la ideología de Estado el derecho universal a la libertad de expresión” (27). ¿Y en España, Colombia o en cualquier estado capitalista? ¿Información y opiniones en los grandes medios, propiedad de una ínfima minoría con capital, no son subordinadas a la ideología imperante (28)? ¿Cuándo leeremos un informe de AI sobre la férrea censura, el despido de periodistas, la represión sindical o el boicot a artistas e intelectuales en los medios públicos y privados de dichos países (29)?

El texto asegura, asimismo, que en Cuba se produce discriminación laboral por opinión política (30). Pero ¿cuántas personas, en los países capitalistas, deben ocultar sus ideas de izquierda para acceder a un empleo? ¿Y cuántas son despedidas por reclamar sus derechos?

El informe llega en ocasiones a lo grotesco. Un entrevistado que aseguraba que “en Cuba todo el mundo tiene miedo” donde se siente “el hombre más libre del mundo” es en México (31), un país con 20 mil asesinatos al año (32), cuarto del mundo en nivel de impunidad (33) y donde un 64% dice tener miedo a ser torturado si es detenido (34).

Así es como Amnistía Internacional, en su vergonzosa deriva, se convierte en instrumento funcional para medios y gobiernos occidentales: para los de España en su política de represión en Catalunya (35), y para los de EEUU en su obsesiva injerencia y agresión contra Cuba.

(1)  https://www.es.amnesty.org/uploads/media/Sal_en_la_herida.pdf

(2)  https://politica.elpais.com/politica/2017/11/08/actualidad/1510172503_706690.html

(3)  http://www.elmundo.es/cataluna/2017/11/08/5a033877e5fdea2e408b45d0.html

(4)  http://www.antena3.com/noticias/espana/amnistia-internacional-no-considera-presos-politicos-a-los-dirigentes-catalanes-detenidos_201711085a0369d70cf2ebaa166a2328.html

(5)  http://www.rtve.es/alacarta/videos/telediario/telediario-8-horas-09-11-17/4295948/#aHR0cDovL3d3dy5ydHZlLmVzL2FsYWNhcnRhL2ludGVybm8vY29udGVudHRhYmxlLnNodG1sP3BicT0yJm9yZGVyQ3JpdGVyaWE9REVTQyZtb2RsPVRPQyZsb2NhbGU9ZXMmcGFnZVNpemU9MTUmY3R4PTQ1MDMwJmFkdlNlYXJjaE9wZW49ZmFsc2U

(6)  http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&view=article&id=14168:iaplicamos-la-legislacion-de-otros-paises-a-los-disidentes-cubanos&catid=61&Itemid=65

(7)  http://www.rebelion.org/noticia.php?id=67001

(8)  https://lapupilainsomne.wordpress.com/2017/11/18/los-dineros-del-tio-obama/

(9)  http://tercerainformacion.es/antigua/spip.php?article77046

(10)       http://cubaadiario.blogspot.com.es/2014/10/escandalo-corrupcion-en-cubalex.html

(11)       http://www.cubainformacion.tv/index.php/lecciones-de-manipulacion/71141-observatorios-de-derechos-humanos-fuentes-informativas-de-la-cia-sobre-siria-y-sobre-cuba

(12)       https://www.amnesty.org/es/documents/amr25/7299/2017/es/ Amnesty International, “Es una prisión mental. Cuba: mecanismos de control a la libere expresión y sus efectos intimidantes en la vida cotidiana”, noviembre de 2017 (páginas 12 y 14).

(13)       http://www.elmundo.es/internacional/2017/11/16/5a0c811de5fdea0b678b4660.html

(14)       http://www.cubainformacion.tv/index.php/lecciones-de-manipulacion/72954-para-justificar-los-privilegios-de-la-emigracion-cubana-la-prensa-se-moja-hasta-los-pies

(15)       www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article143645859.html

(16)       https://www.amnesty.org/es/documents/amr25/7299/2017/es/ (pág. 31).

(17)       http://oncubamagazine.com/sociedad/mexico-aclara-no-hay-asilo-politico-para-los-cubanos/

(18)       https://www.amnesty.org/es/documents/amr25/7299/2017/es/ (pág. 31)

(19)       https://www.amnesty.org/es/documents/amr25/7299/2017/es/ (pág. 6)

(20)       https://www.amnesty.org/es/documents/amr25/7299/2017/es/ (pág. 25)

(21)       http://www.granma.cu/cuba/2017-01-12/eliminan-dos-escollos-en-las-relaciones-migratorias-entre-cuba-y-eeuu-12-01-2017-23-01-29

(22)       http://www.cubainformacion.tv/index.php/en-portada/76754-qqq

(23)       http://www.radiorebelde.cu/noticia/un-paso-mas-favor-nexos-entre-cuba-su-emigracion-audio-20171030/

(24)       http://www.europapress.es/internacional/noticia-ai-denuncia-gobierno-cuba-usa-despido-herramienta-represion-silenciar-criticos-20171116070247.html

(25)       https://www.amnesty.org/es/documents/amr25/7299/2017/es/ (pág. 15)

(26)       https://www.amnesty.org/es/documents/amr25/7299/2017/es/ (pág. 24)

(27)       https://www.amnesty.org/es/documents/amr25/7299/2017/es/ (pág. 13)

(28)       https://www.infolibre.es/noticias/los_diablos_azules/2016/03/11/resena_desinformacion_pascual_serrano_46195_1821.html

(29)       http://www.rebelion.org/noticia.php?id=187702

(30)       http://www.rtve.es/noticias/20171116/amnistia-internacional-denuncia-cuba-utiliza-acoso-laboral-para-reprimir-criticos/1635881.shtml

(31)       https://www.amnesty.org/es/documents/amr25/7299/2017/es/ (pág. 34)

(32)       https://www.eleconomista.com.mx/politica/Tasa-de-homicidios-en-Mexico-subio-22-en-2016-20170203-0058.html

(33)       http://www.proceso.com.mx/500835/mexico-cuarto-pais-impunidad-del-mundo-cesij

(34)       http://www.elmundo.es/internacional/2015/04/18/55314c81268e3ec0218b4583.html

(35)       http://www.abc.es/espana/abci-amnistia-internacional-niega-jordis-y-exmiembros-govern-sean-presos-conciencia-201711090202_noticia.html

A %d blogueros les gusta esto: