Tag: Historia de Cuba

Abel Santamaría: épica e inspiración (+ video)

por: Bárbara Vasallo Vasallo

Tomado del Blog Odas a mi Cuba

“…Miras, Abel y se revuelve el hambre de los pobres.

Miras, y arde la libertad de los hermanos secos,

enterrados a pulso frente a los sinsontes…”.

Esos son versos de Carilda Oliver Labra, fragmentos de su poema Conversación con Abel Santamaría, escritos en 1953, cuando tuvo noticias del destino del joven de la Generación del Centenario, quien junto a Fidel Castro fue al 26 de Julio para librar a la Patria de la ignominia que sembró Fulgencio Batista.

Más de una vez contó la Premio Nacional de Literatura cómo le impresionó la historia de Abel, a quien torturaron salvajemente los testaferros de Batista. Su emoción al leer en La Historia me Absolverá, alegato de defensa de Fidel en el juicio del Moncada, y su conmoción al enterarse de que al segundo jefe del Movimiento le arrancaron los ojos…

El poema aparece publicado en el libro Tu eres mañana, sacado a la luz por la editorial Letras Cubanas en 1979, junto a otros textos épicos como el Canto al Moncada, del cual expresó: “Quise ser lo más fiel posible a lo ocurrido allí, por eso hay fragmentos que no son tan poéticos, sino más bien la historia viva escrita en versos…”

Y es que Abel Santamaría por su fidelidad, intransigencia y rebeldía, por su amor a la justicia, y su valentía más que demostrada cuando no pudieron doblegarlo ni con la más horrible de las torturas, inspiró a la poeta y los versos retumban todavía, y duelen por la verdad que manifiestan.

“Aquí convoco

tu córnea interminable

persiguiendo el mal con una lágrima,

la pupila

oráculo de tu hermana,

rebelde,

pariendo luz dentro del polvo…”

Silvio Rodríguez, trovador contemporáneo que convierte en poesía la realidad, y que sus manos componen en la guitarra lo que cree, dejó también para la posteridad, una de sus preferidas: Canción del Elegido, y de la que dijo una vez que está entre las canciones donde cristalizó una suerte de lenguaje personal…

En sus innumerables encuentros con Haydée Santamaría, Silvio escuchó hablar del revolucionario cabal, de las reuniones preparatorias para el asalto al Cuartel Moncada, en el apartamento habanero de 25 y O, donde vivían los hermanos, del arrojo del joven y surgió después el tema que todavía piden y repiten miles en los conciertos del creador.

“Fue de planeta en planeta

buscando agua potable;

quizás buscando la vida

o buscando la muerte

—eso nunca se sabe—…”

Abel nació coincidentemente el 20 de octubre de 1927, fecha que mucho tiempo después fuera declarada como el Día de la Cultura Cubana, ahora cuando se cumplen 90 años de su natalicio, los jóvenes de esta Isla rendirán tributo a su memoria; lo traerán a este tiempo en cada nueva ofensiva contra la injustica, por el mejor mundo posible que predijo Fidel.

El “Elegido”, hombre del Moncada, junto a sus hermanos es fuente inagotable de épica e inspiración, si no que lo digan los versos y acordes de Silvio, ahora y por siempre:

“… Lo más terrible se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida.

La última vez lo vi irse entre humo y metralla,

contento y desnudo. Iba matando canallas

con su cañón de futuro…”

Carlos Manuel de Céspedes : desde ahora, sois tan libres como yo

Por Raiza Martín Lobo

Tomado del blog: La guantanamera

El 10 de octubre de 1868, el abogado y patriota Carlos Manuel de Céspedes liberó a sus esclavos.  Ese día, en el batey del ingenio Demajagua, ante unos 500 hombres armados con machetes, lanzas de madera y  armas, dijo: “Ciudadanos, ese sol que veis alzarse por la cumbre del Turquino viene a alumbrar el primer día de libertad e independencia de Cuba”.

En aquel momento, el noble bayamés enunció la declaración de independencia conocida como Manifiesto de la Junta Revolucionaria de la Isla de Cuba o Manifiesto del 10 de Octubre. Dicho documento declaraba la independencia de Cuba, establecía un gobierno republicano,  democrático y además, la derogación de la esclavitud.

Posteriormente, Céspedes, saludó a sus esclavos, libres en ese momento e invitó a otros dueños allí presentes que igual lo hicieran. Al momento, pronunció:   “¡Ciudadanos, hasta este momento habéis sido esclavos míos. Desde ahora, sois tan libres como yo. Cuba necesita de todos sus hijos para conquistar la independencia!”.  “Los que me quieran seguir que me sigan; los que se quieran quedar que se queden, todos seguirán tan libres como los demás”.

El acontecimiento histórico significó el comienzo de cien años de lucha y por ende, el inicio de la revolución en Cuba, país donde sólo ha habido una revolución: la que comenzó Carlos Manuel de Céspedes el 10 de Octubre de 1868, y la misma que hoy nuestro pueblo sigue adelante.

La lucha revolucionaria iniciada el 10 de octubre de 1868 fue secundada en otras regiones del país y fue un hecho que maduró la conciencia nacional patriótica y revolucionaria entre los cubanos. No alcanzó su objetivo de independencia y abolición de la esclavitud,  está claro, sin embargo, influyó decisivamente en la historia de Cuba.

El alzamiento del 10 de octubre de 1868 en Demajagua, demostró la insatisfacción del pueblo cubano para con el colonialismo español y reflejó los sentimientos patrióticos e ideales independentistas de los cubanos que anhelaban instaurar en su país,  una República libre e independiente.

A %d blogueros les gusta esto: