Tag: Miami

Se sabía que venía: Apretón de manos de Barack Obama y Raúl Castro provoca histeria en Miami

Tomado de Cuba, la isla infinita

12-11-EM2401--ap.jpg_88717827

por Miguel Fernández Martínez

Después del difundido apretón de manos entre el presidente cubano, Raúl Castro y el mandatario estadounidense, Barack Obama, durante las exequias del líder sudafricano Nelson Mandela, en el estadio Soccer City de Soweto, la gusanera de Miami activó a sus alabarderos en Washington y comenzó su avalancha de críticas, signadas por el odio visceral que sienten hacia la isla caribeña.

Las principales agencias de noticias internacionales difundieron la imagen que presentaba a Obama estrechando la mano del líder cubano y generando un revuelo informativo con especulaciones de todo tipo.

Algunos calificaron de “histórico” el encuentro entre ambos estadistas, otros lo calificaron de “esperanzador”, e incluso hubo quienes afirmaron que el espíritu de Mandela seguía apostando al entendimiento y la paz.

Pero la reacción de los congresistas cubanoamericanos en Washington y de los grupos extremistas anticubanos de Miami tuvo miradas diferentes a las que aportaban los cables noticiosos que inundaban las redes sociales y los titulares de los principales periódicos en el mundo.

Más información

El Pastor que inventó la teología de la subversión [+ video]

Tomado de Cambios en Cuba
Por M.H. Lagarde


Uno de los nuevos mercenarios turistas acaba de inventar, en la Florida, la teología de la subversión. El nombre del nuevo predicador es Mario Félix Lleonart Barroso, y su templo las televisoras de Miami. Allí en la iglesia del canal 41 es donde Mario Felix, quien además funge en Cuba como Pastor de la Iglesia Bautista Occidental de Taguayabón, expande su nueva doctrina.

No hay que ser, por cierto, muy ducho para entender en qué consiste la fe que predica ante las cámaras el iluminado Mario Félix. Según él, Cristo fue el primer rebelde, por lo que está justificado que, amparado en su condición pastoral, pueda evangelizar el anexionismo.

Según la nueva fe de Mario Felix es una virtud ponerse al servicio de las organizaciones terroristas de Miami que presumen de cubanas mientras eligen a representantes ante el Congreso de los Estados Unidos para hacer lobby a favor del bloqueo homicida que subyuga al pueblo que dicen representar. En fin, que su teología de la subversión justifica, en la rebeldía de Cristo, la alianza con sumisos grupos al servicio de Roma.

Por supuesto, el iluminado Mario Félix no cayó del cielo y su nueva doctrina no surgió de la nada.

Si el lector fuerza un poco la memoria lo recordará como el pastor que conminó a sus feligreses, entre ellos niños, a aprender a conocer la nueva teoría de vender el alma por un puñado de dólares a través de un “curso” de redes sociales organizado por la bloguera mercenaria Yoani Sánchez en la iglesia de Taguayabón.

El lector lo recordará también como el difamador de la policía a la que acusó, en las páginas de El Nuevo Herald, de haber asesinado a Juan Wilfredo Soto García y si usted ha tenido la suerte de ser testigo del milagro de escuchar, alguna vez, la emisora Radio Martí, puede que haya oído sus rezos contrarrevolucionarios.

Antes de inventar la teología de la subversión, el pastorcito debió recibir la orientación divina del plan Bush por que también es uno de los blogueros que conforma la nómina de Voces Cubanas, otro de los inventos de la mercenaria Yoani y cuenta entre sus amigos a personajes como el huelguista Guillermo Fariñas o al productor de películas de persecución, horror y violencia, Antonio Rodiles, marionetas, todos, de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana.

Barack Obama ha reconocido que la política de Estados Unidos hacia Cuba no funciona

obama-cuba

Por: DALIA GONZÁLEZ DELGADO

Barack Obama ha reconocido que la política de Estados Unidos hacia  Cuba no funciona. El viernes, durante una cena de recaudación de  fondos en Miami, dijo que “no tiene sentido” pensar que medidas tomadas “en 1961 serían efectivas hoy, en la era de Internet, Google y los viajes mundiales”.
Sus palabras pueden no haber sonado bien al anfitrión de esa cena: Jorge Mas Santos, hijo de Jorge Mas Canosa y actual jefe de la Fundación Nacional Cubano-Americana (FNCA). En el 2008, cuando hacía campaña para presidente, durante un acto en la sede de la FNCA, si bien reconoció que el enfoque seguido por George W. Bush hacia América Latina y Cuba era “fallido”, Obama fue un poco más tradicional en su postura. “Mantendré el embargo —dijo— Él nos provee de una oportunidad para presentar al régimen una clara decisión: si ustedes toman pasos significativos hacia la democracia, empezando con la liberación de todos los presos políticos, nosotros tomaremos pasos para comenzar a normalizar las relaciones. Esto es lo que traerá el cambio real en Cuba, a través de una diplomacia inteligente, fuerte y de principios”.
Este viernes no hizo referencia alguna al bloqueo. Por el contrario, dijo que había que ser “creativo” en la política hacia Cuba, y afirmó además que ve “cambios en la isla”. No es que necesitemos que él reconozca nuestros cambios, pero esa frase es nueva para un presidente norteamericano.
Aunque algunos medios de prensa han destacado la presencia esa noche de dos de los llamados “disidentes”: Guillermo Fariñas y Berta Soler, lo cierto es que su encuentro con Obama no debe haber pasado de un apretón de manos. De hecho, Cuba no fue el tema central de la noche. En un discurso  de cuatro cuartillas, dedicó apenas dos párrafos a hablar sobre nuestro país, y el resto fue política doméstica. No obstante, hubo un cambio de discurso, que puede ser apenas eso —especialmente en un hombre que lo que mejor hace es hablar—, o la ante sala de nuevas medidas.
Por lo pronto, si Obama tuviera la voluntad, aunque no podría cambiar la esencia de la política hacia Cuba, cuenta con prerrogativas ejecutivas que le permitirían flexibilizar las relaciones entre nuestros países, y ser realmente “creativo”. Podría, sin necesidad de pedir apoyo del Congreso:
 
·Expandir los viajes de los norteamericanos y extranjeros residentes en  Estados Unidos 
 
·Eliminar la prohibición del uso de tarjetas de crédito y débito, cheques  personales, cheques de viajeros, emitidas tanto por bancos de Estados Unidos y de terceros países.
 
·Ampliar la lista de aeropuertos de Estados Unidos autorizados para operar vuelos charter hacia Cuba.
 
·Permitir servicios de ferry entre Estados Unidos y Cuba.
 
·Permitir ciertas relaciones bancarias, como bancos corresponsales y apertura de cuentas por entidades cubanas en bancos estadounidenses para facilitar las exportaciones agrícolas. 
 
·Expandir los productos que pueden ser exportados a Cuba, para incluir, por ejemplo, insecticidas, pesticidas, herbicidas, equipos agrícolas e, incluso, muebles hechos con madera y confecciones fabricadas con materiales de origen animal o vegetal.
 
·Flexibilizar o eliminar la prohibición al uso del dólar en las transacciones internacionales de Cuba.
 
·Levantar las dos prohibiciones establecidas en la Ley Torricelli respecto a las embarcaciones: la que impide la entrada a puertos de Estados Unidos, durante 180 días, de las embarcaciones de terceros países que hayan transportado mercancías a Cuba; y la que imposibilita la entrada a puertos estadounidenses de embarcaciones que transporten mercancías o pasajeros hacia o desde Cuba (la Ley Torricelli y las regulaciones para su implementación autorizan al Presidente emitir licencias para ello).
 
·Excluir a Cuba de la lista de estados patrocinadores del terrorismo internacional. Esa lista entraña la aplicación de sanciones económicas y es una de las excusas utilizadas para mantener el bloqueo.

A %d blogueros les gusta esto: