Tag: música

¿Ese o ese?

Por Rosana Rivero Ricardo

tomado del blog Live in cuba

Muchos años después recordaría aquella tarde en que la profe nos llevó la noticia. La harina del almuerzo y las clases de matemáticas hacían lo suyo con los párpados hasta que anunciaron el concierto de S.O.S. Definitivamente era una señal, un auxilio musical para “pasarle mota” al autoestudio. Desde entonces creí que el grupo llevaba muy bien puesto el nombre.

Pasó el tiempo y pasó… y me hice de la única profesión a la que pagan por preguntar. Aprovecho que el grupo cumple 15 años de vida profesional y me encuentro con Yeiko López, director, pianista y arreglista y Giovanni Hernández “El flaco”, bajista y fundador. La primera pregunta es para deshacerme de la vieja curiosidad: ¿por qué le pusieron ese nombre al grupo?.

“El flaco”, en modo filosófico dice que S.O.S es una señal de auxilio en el mar y que lo escogieron por equipararlo a una alerta musical. Yeiko me salva de la explicación doctoral y me cuenta el secreto que solo hasta ahora se atreve a revelar:

“Cuando decidieron formar el grupo, el proyecto tenía varias propuestas de nombres. Estaban escogiendo y se preguntaban ‘le ponemos ese o ese’. Como no se ponían de acuerdo decidieron ponerle ‘ese o ese’ y ya”.

BBBBBBBBBBBB “El Flaco”, que ya no es lo es tanto, es uno de los dos fundadores que quedan en el grupo y así recuerda los inicios:

“Empezamos como un grupo netamente rockero que gozó de gran popularidad entre el público de la década del ’90 amante de ese género. Con el transcurso del tiempo, la banda se potenció con la entrada de integrantes formados en el Conservatorio de Música José María Ochoa y ampliamos el espectro musical.

“Quisimos expandir nuestro público y acercarnos a las sonoridades que se experimentaban por esa época, la llamada fusión. Comenzamos a hacer un trabajo musical más serio con los egresados de la academia hasta que logramos la profesionalización el 21 de diciembre de 2002”.

¿Qué distingue el trabajo de la agrupación?

“Voy a parafrasear a La Colmenita –me advierte El Flaco-. Uno tiene que tener talento, pero sobre todo buen corazón. S.O.S durante toda su historia se ha caracterizado por ser una familia. Siempre hemos tratado de tener buena química. Por ejemplo, somos democráticos en la creación de la música, aunque haya un líder musical. Los directores han dejado abierta la convocatoria para crear a los demás integrantes de la banda.

“Además la agrupación ha sido una plataforma o una escuela para músicos de la provincia que después han trascendido al ámbito nacional e internacional como Andy Clay, Nolberto Leyva, Yaliesky Zaldívar, quien representó a Holguín en la última edición de Sonando en Cuba y Alejandro Rivas quien es actualmente pianista de Franco De Vita”.

¿Cuáles son los retos de hacer música desde Holguín? , pregunto y Yeiko es quien asume el reto de responder.

“Es difícil llegar al público de todo el país trabajando desde una provincia. Sin embargo, S.O.S es una de las agrupaciones holguineras que cuenta con el privilegio de tener cierto reconocimiento a nivel nacional. Hemos posicionado varios temas como República de la alegría, por el cual merecimos una nominación a Mejor Video Fusión Tropical en los Premios Lucas del 2005.

“Para promocionar nuestro trabajo, siempre tratamos de llegar a los medios de comunicación nacionales, aunque sea una vez al año”.IMG_8496

¿Después de 15 años, cuáles son las señales de S.O.S?

“Actualmente promocionamos nuevos temas como Bandera blanca, Siénteme y Gracias al destino. Queremos incursionar más en la música cubana, la salsa fundamentalmente. Siempre nos ha gustado la fusión con los diferentes ritmos cubanos y pretendemos conformar un disco con esta tendencia para el próximo año.

“Para 2018 también queremos realizar un video clip. Mantendremos nuestra peña habitual todos los viernes a las 10 de la noche en el Salón Benny. Es un espacio consagrado por seis años donde tenemos un público maravilloso.

Para el cierre los músicos reservan los agradecimientos, más largos que créditos de Avatar. Para evitar omisiones nos reservamos la publicación de los nombres, pero no del compromiso de S.O.S, en las palabras de “El Flaco”:

“Queremos enriquecer nuestra historia musical con nuevas e interesantes propuestas, que desde la concepción de las letras y las melodías se basen en el respeto al público. S.O.S seguirá siendo la agrupación que emitirá señales de música para bailar o escuchar.

¿Asesinó la CIA a Tupac? Revelan detalles sobre el asesinato del famoso rapero

tomado del blog: El adversario cubano

Las autoridades estadounidenses veían a Tupac como una influyente figura que politizaba las bandas callejeras de EE.UU.

ShakurMike SegarReuters

Casi 21 años después de que el mundialmente conocido rapero Tupac Shakur fuera baleado en Las Vegas ha aparecido una nueva teoría acerca del autor intelectual de su asesinato, que a día de hoy continúa envuelto en un halo de misterio, informa ‘Mirror’.

El libro ‘Drugs As Weapons Against Us’, de John Potash, sugiere que detrás de la muerte de la estrella habría estado la Policía y, en última instancia, la CIA. Las autoridades estaban alerta porque veían a Tupac como una influyente figura que politizaba las bandas callejeras de EE.UU. Según la investigación, las agencias de inteligencia estaban preocupadas porque estas pandillas adquirieran una perspectiva más política y reivindicativa y Tupac estaba en la vanguardia del movimiento.

“La Policía lo arrestó cerca de una docena de veces bajo cargos dudosos, los cuales en la mayoría de los casos fueron desestimados”, señala Potash, quien añade que en Los Ángeles el FBI podía acumular unas 4.000 páginas sobre Tupac”.

Potash recoge que Russell Poole, quien fuera detective de la Policía de Los Ángeles, señaló que tanto el asesinato de Tupac como el de su rapero y rival Notorious B.I.G. estaban “bien orquestados y bien planificados, usando radios… eran agentes de policía experimentados que sabían exactamente qué hacer”.

Tupac recibió cuatro disparos en el pecho, brazo y muslo después de asistir a un torneo de boxeo de Mike Tyson el 7 de septiembre de 1996. Falleció 5 días después. Existen numerosas teorías sobre la muerte de la estrella, desde que fue asesinado por orden del rapero Notorius B.I.G. o que fingió su propia muerte y actualmente se encuentra viviendo con una tía suya en Cuba.

Esto es lo que somos… Sonando en #Cuba

tomado del blog Sin Oropel ni Garufa
Llevar alegría a la vida de las personas a veces es más importante que dar alegría a tu propia vida, así siente Paulo FG cuando con ojos llenos de orgullo y una sonrisa de satisfacción se refiere a lo que ha provocado Sonando en Cuba en su vida profesional y personal. Rescatar nuestras raíces musicales, el son, la guaracha… nuestra identidad, porque en definitiva esto es lo que somos.

Sinfonity y el bendito sacrilegio de querer tocar a Vivaldi

03Pudiera creerse que solo interesaban a nuestras legiones de metaleros y algún que otro curioso. Pero vi a más de una señora que jamás se ha acercará a la obra de Joe Satriani levantarse del asiento y arrancar a aplaudirlos.

Leo Brouwer e Isabelle Hernández, más sabios que este autor prejuiciado, tuvieron el olfato de invitar a una orquesta de guitarras eléctricas al VI Festival Leo Brouwer de Música de Cámara, y ha sido ese llamado lo que ha mantenido viva la experiencia de Sinfonity los últimos dos años, confesó Pablo Salinas, director de la agrupación.

La retribución a su esfuerzo comenzó con la noticia, en la mañana del sábado 4 de octubre, de que las entradas de su concierto se habían agotado. En el equipo del Festival brincó una alarma alegre; sabíamos que su originalidad sería de gran atractivo para los espectadores, pero no imaginamos que la sensación llegara a tanto teniendo en cuenta que, con la honrosa excepción del programa que en el Canal Habana les dedicara Guille Vilar, en Cuba su trabajo era absolutamente desconocido.

Minutos antes del comienzo del concierto, nos aparecimos en la puerta del teatro con un paquete de entradas y sentimos lo que deben sentir los revendedores a la puerta de un estadio durante la final de la Serie Mundial de la MLB. En un instante los boletos volaron de nuestras manos; apenas dábamos abasto para entregarlas, meter el dinero en un bolsillo y evitar ser aplastados contra la puerta del Mella. Fue alucinante. O eso creía yo. Lo alucinante fue lo que ocurrió dentro, cuando 11 guitarras armadas en coro mezclaron rigor con virtuosismo y entregaron uno de los Vivaldi más extraordinarios que alguna vez se escucharán en La Habana.

Estos hombres han tenido la osadía de retrotraer uno de los instrumentos más jóvenes del mundo hacia los tiempos del siglo XVIII, en un homenaje a todos los artistas de arco, en especial al grupo de mujeres que –transgresoras como ellos– se lanzó siglos atrás a cruzar los Alpes con la música de Vivaldi a cuestas.

La idea, creo yo, no es sonar como una orquesta de cuerdas, sino partir de una partitura leída en clave de guitarra eléctrica. Sin embargo, en ciertos pasajes, al cerrar los ojos se podía ver-y sobre todo escuchar- sin dificultades una sección de violines, cellos y violoncelos en todo su cromatismo. Moviéndose entre esos dos planos, el de la traducción y el de la reproducción, Sinfonity embrujó a una audiencia que aplaudió frenética cada una de las piezas, prueba de que, a pesar de todos los cantos funerarios, Vivaldi y sus composiciones consiguen despertar las mismas emociones que hace casi trescientos años.

Aunque probablemente sea el concierto más discreto de los que se han presentado, en términos de montaje en escena; ha sido a su vez uno de los más espectaculares del Festival Leo Brouwer; una de esas actuaciones notables que quedan en el oído de los espectadores más allá de la memoria.

Desde el sábado 4 de octubre, quienes disfrutamos de Sinfonity no podremos escuchar a Vivaldi de la misma manera. Ahora juraremos que en el segundo movimiento de Verano hay unas eléctricas distorsiones; que los solos en Otoño tienen un inconfundible aire rockero; que ese Vivaldi era un metalero del carajo y que Steve Vai y compañía no pasan de ser unos dignos admiradores del maestro de la armonía y la invención.

 

Créditos:

Sinfonity (España) Orquesta de Guitarras Eléctricas

Pablo Luis Salinas, guitarra y director

Miguel Larregla de del Palacio

José Antonio Romero

Miguel Losada

Luis Cruz Vivar

Guillermo Guerrero

Sergio Bernardo Rivas

Osvaldo Rene Grecco

Salvador López, contrabajo y bajo eléctrico

Paloma Suárez, productora y mánager

Jesus Suzo Ramallo, ingeniero de sonido

(Tomado del blog El microwawe)

A %d blogueros les gusta esto: