Tag: Reformas

Dialéctica de la disciplina en Cuba

Dos opositores a la política de Obama hacia Cuba

tomado de Segunda Cita

Por Guillermo Rodríguez Rivera

 

El pasado sábado 17 de enero, el diario madrileño El País publicó dos comentarios(*) intensamente descalificadores de la nueva política cubana anunciada por el presidente Barack Obama. Los firman dos intelectuales conservadores, uno cubano y el otro mexicano: Carlos Alberto Montaner y Enrique Krauze. Creo que vale la pena comentar algunas de las ideas más relevantes de ambos artículos

Se trata de dos artículos que descalifican, de antemano, una proyección política que está por estrenarse y que viene a reemplazar otra que la propia presidencia de los Estados Unidos entiende como fracasada. El anuncio que de esa nueva política hizo el presidente Obama el pasado 17 de diciembre, ha suscitado elogios en Cuba, pero también en muchos lugares del mundo. En América Latina y el Caribe la aprobación parece ser unánime.

El comentario de Montaner podría calificarse como directamente interesado, porque él tiene un puesto entre los más antiguos opositores a la Revolución Cubana.

Carlos Alberto y yo nos hicimos amigos allá por los meses iniciales de 1960, cuando ambos concluíamos el bachillerato en el Instituto del Vedado. Desde entonces teníamos ideas políticas discrepantes, aunque mantuvimos una amistad sustentada en otras coincidencias. Nos volvimos a ver en Madrid, en 1994: yo asistí a una reunión de poetas y en esa ocasión nos reencontramos. Como cada uno conocía la manera de pensar del otro, ese encuentro fue más bien una memoriosa recuperación de nuestros días de estudiantes, que incluyó un largo “¿dónde están y qué se han hecho?”, en el que pasamos revista a un sinnúmero de personajes de nuestra juventud.

Es consecuente que Montaner se oponga a los puntos de vista del presidente estadounidense, y así, enumera los que entiende que son los “cinco errores” de Barack Obama en su nueva política hacia Cuba. Más información

PYMES: ALIADAS O COMPAÑERAS DE VIAJE

imagesPor: Jorge Gómez Barata

En América Latina, las pequeñas y medianas empresas (PYMES) constituyen cerca del 90 por ciento de los establecimientos económicos y generan más del 80 por ciento de los empleos. Un elevado número de ellas nacieron como pequeñas empresas familiares, una cantidad alta (60%) son manejadas por jóvenes con formación universitaria y cerca del 30 por ciento por mujeres.

La nomenclatura para clasificar las PYMES toma en cuenta el número de puestos de trabajo y la facturación. Las pequeñas emplean hasta 50 trabajadores mientras que las medianas pueden llegar a 200. En Brasil hasta 500 empleados se considera una empresa mediana, cifra que en México es de 250, Uruguay 100. Rara vez alguna PYME se convierte en una gran empresa.

En las grandes ciudades, estas unidades económicas proveen alrededor del 20 por ciento de las manufacturas, cerca del 70 del comercio y el 35 de los servicios, rangos que se elevan hacia las periferias, el interior y en las poblaciones pequeñas donde aportan hasta el 100 por ciento de todas las actividades económicas.

Más información

Y la leche… se hizo polvo (+Comentarios de la población y Nota publicada en Granma)

leche-polvo

Tomado: Cuba nos une

La noticia del incremento en el precio de la leche que se comercializa en CUC, ha tomado por sorpresa a cubanas y cubanos, generando inquietudes, dudas y no pocos reclamos, ante la necesidad del consumo de leche sobre todo por ancianos y niños.

Los principales reclamos y/o inconformidades van dirigidos a la limitación primera de adquirir este producto con los precios que hoy se anuncian en la prensa nacional, siendo el salario medio de un cubano 466 pesos (CUP) de acuerdo a la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), lo que equivale a 18, 64 CUC .

INTENTANDO ENTENDER…

El incremento del precio en la venta de leche en polvo:

1ro – la bolsa de 500 g pasa de 2.90 CUC a 3.35 CUC —0.45 centavos—

2do – en el caso del paquete de 1 kilogramo pasará a venderse de 5.75 CUC a 6.60 CUC —0.85—

Por tanto: con 18, 64 CUC (equivalente al salario de un cubano) se podrán adquirir en la red de tiendas recaudadoras de divisa 5 paquetes de 3.35 CUC de 500 gramos ó 2 paquetes de 6.60 CUC de 1 kilogramo.

 
ALGUNOS COMENTARIOS DE LOS INTERNAUTAS EN LOS SITIOS DIGITALES CUBADEBATE Y GRANMA

Margarita dijo:

Coincido con Fabio Maximo en q lo q hay q hacer es invertir en la industria nacional, para que desayunar con leche no sea un lujo en Cuba. Además, podrían dejar de comprar tanto producto suntuario q he visto más de una vez en las tiendas del barrio, como pepinos, espárragos y cebollitas encurtidas, o doce tipos diferentes de detergente líquido, que se llenan de polvo año tras año. Esto solo favorece a los inescrupulosos del mercado negro que ahora aumentarán los precios, q siempre serán menores q el precio estatal. También hay q quitarle el leonino impuesto del 240 por ciento sobre el costo, a ver si productos como este se hacen más accesible.

10 abril 2014 a las 7:53

Más información

DOS COMPATRIOTAS Y UNA AVENTURA

ley-inversion-extranjerajpgPor: Jorge Gómez Barata

Dos cubanos, uno de los cuales reside en Estados Unidos y otro en Cuba, quisieron reunir sus discretos capitales para fundar en la isla una pequeña o mediana empresa. No pueden hacerlo: a uno se lo impide el bloqueo norteamericano, al otro la Ley de Inversiones recientemente aprobada.

Para solucionar el asunto, el que vive en los Estados Unidos decidió regresar a Cuba, recuperar su status y convertirse en lo que es el otro: un cubano residente en la Isla con todos sus derechos y deberes para entonces fundar la pequeña empresa. Tampoco pueden hacerlo, porque en Cuba todavía no se promueven las pequeñas ni medianas empresas privadas.

Es cierto que en Cuba hay negocios que en los hechos son pequeñas o medianas empresas, por ejemplo restaurantes con veinte empleados donde cada uno de ellos debe obtener una licencia de trabajador por “cuenta propia”, lo cual no refleja la verdad. En verdad se trata de un empresario y 19 trabajadores por cuenta ajena.

Debido a que esos negocios todavía no son reconocidos como entidades empresariales, no existen en ellos secciones sindicales ni otras organizaciones, no hay una legislación que establezca el salario mínimo, y los que allí trabajan, no están protegidos contra el despido o el acoso, aunque disponen de la seguridad social y otras prestaciones que les asegura el Estado.

La Ley de Inversiones pudo haber resuelto estos y otros entuertos, propiciar una legislación integral y coherente para las pequeñas y medianas empresas, promover su fomento y crear condiciones para ejercer alguna presión respecto a la eliminación del bloqueo norteamericano, y mientras ello no ocurra, luchar por romperlo.

Más información

A %d blogueros les gusta esto: