Archive for: diciembre 2018

Felicidades a todos los amigos y amigas

Blogosfera Cuba felicita a todos los amigos y amigas en Cuba y el mundo por el advenimiento del nuevo año.  

¡Feliz Aniversario 60 del Triunfo de la Revolución¡
 ¡Feliz 2019¡

Más de la mitad del presupuesto de 2019 se dedicará a la salud y la educación


Tomado del blog: Solidaridad Latinoamericana

Por José Armando Fernández Salazar y Jeniffer Rodríguez Martinto

20181221OGM_06.jpg

ACN FOTO/Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZ

Más del 50 por ciento del presupuesto del Estado en Cuba para 2019 estará dedicado a garantizar los servicios de salud y educación, se conoció hoy en el II Período Ordinario de Sesiones de la IX legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

De acuerdo con la ley del presupuesto presentada hoy a los diputados cubanos, alrededor de 10 mil 600 millones de pesos (27,5 por ciento del total) estarán destinados a la Salud Pública y la Asistencia Social, más de nueve mil millones de pesos (23,7 por ciento del total) a la educación y seis mil 670 millones de pesos (17,2 por ciento) a la Seguridad Social.

Al presentar ante el plenario el proyecto de ley para el año próximo, Lina Pedraza, ministra de Finanzas y Precios, dijo que nuevamente se sustenta el principio de que el presupuesto cubano es social, respalda el sostenimiento de los servicios básicos a la población, las políticas sociales, la defensa del país y el orden interior, así como los programas de desarrollo integral de las provincias.

20181221MVH_12.jpg

ACN FOTO/Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZ

Con esta distribución se aseguran políticas sociales de continuidad y otras recientemente aprobadas como el incremento de la pensión mínima de jubilación, el aumento de las prestaciones de la asistencia social, el incremento de salario al personal que labora en los círculos mixtos y hogares de niños sin amparo filial.

Además, se garantizan las medidas para la dinámica demográfica, la entrega de subsidios para la construcción, la recuperación de los daños ocasionados por desastres naturales y la ejecución del Plan de Estado para enfrentamiento al cambio Climático, Tarea Vida.
Con el propósito de recaudar los ingresos para sustentar estas proyecciones, en 2019 se introducen nuevos aspectos entre ellos la aplicación del impuesto de ociosidad de la tierra en Artemisa, Mayabeque y Matanzas, el impuesto sobre los ingresos personales a los atletas que se contratan en el exterior, y a los marinos y otro personal que laboran en buques extranjeros.

De igual forma se incrementa la participación de los ingresos del Presupuesto Central para financiar gastos corrientes de las provincias de Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo y, de forma gradual, la financiación, desde los presupuestos municipales, de los gastos corrientes de la actividad no presupuestada.

20181221MVH_06.jpg

ACN FOTO/Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZ

Entre las novedades aparecen además una regulación sobre el aporte de las empresas que obtengan sobrecumplimientos superiores al 20 por ciento, así como también reducir el subsidio a las producciones exportables o que sustituyen importaciones y a las demandas solicitadas por el sector empresarial.

De acuerdo con la titular se prevén ingresos superior a los 60 mil millones de pesos, con un crecimiento del cuatro por ciento, para lo cual se aplicarán medidas orientadas a incrementar la disciplina financiera y aumentar las acciones de educación y control para enfrentar la evasión fiscal o la subdeclaración.

El sector estatal genera el 85 por ciento de las recaudaciones lo que evidencia la prevalencia de la propiedad socialista sobre los medios y reafirma la solidez de sistema tributario que participa en el 74 por ciento de los ingresos por la aplicación de impuestos, tasas y contribuciones.

20181221MVH_10.jpg

ACN FOTO/Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZ

La titular señaló que durante el próximo año se precisa perfeccionar la planificación en el sector empresarial para evitar un aumento excesivo de las utilidades que no responden a mayores producciones y servicios, sino al incremento de los precios.

No obstante el comportamiento favorable del trabajo por cuenta propia y el sector no estatal-señaló Pedraza- persisten conductas ilícitas para evadir pago de impuestos o declarar cuantías menores, por lo que está previsto un mayor control y aplicación de sanciones más rigurosas.

La Ministra destacó un crecimiento del 15 por ciento de la contribución al desarrollo local, del cual el 50 por ciento se mantiene para decisiones de los gobiernos locales a fin de crear fuentes generadoras de ingresos y empleos.

Pedraza señaló que el sobrecumplimiento de los ingresos y la inejecución de gastos contribuyen a que al concluir 2018 se estime un déficit fiscal en el entorno de nueve mil millones de pesos (nueve por ciento del PIB). Si bien este índice indica una mejoría con respecto a 2017, continúa siendo desfavorable.

¿Qué pasó con el matrimonio en el proyecto de Constitución?

Tomado del blog Paquito de Cuba

Después de mi primera reacción personal de sorpresa, algo de desconcierto y hasta cierta contrariedad, vale la pena intentar un distanciamiento desapasionado para analizar la solución que acaba de trascender sobre la definición del matrimonio en el proyecto de Constitución que en los próximos días deberá analizar y aprobar el Parlamento.

Lo primero que me vino a la mente es que la nueva propuesta sería más bien “un paso al lado”. Ni tan hacia atrás como dirán las personas más críticas, ni tan adelante cómo ya lo acariciábamos desde el activismo por los derechos de las personas lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersexuales (LGBTI).

La próxima Constitución definitivamente no dirá de modo taxativo y discriminatorio que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer como la vigente carta magna, y esto ya de por sí es un enorme paso de avance. Un triunfo que nadie nos puede escamotear ni disminuir, con una gran significación simbólica y práctica. Una puerta abierta hacia ese futuro matrimonio igualitario que queremos conseguir.

Pero tampoco nuestra Ley de leyes definirá al matrimonio como la unión entre dos personas, como recogía la versión que discutimos en la consulta popular y que resultaba un concepto muy revolucionario. En relación con esa primera intención, retrocedimos. No logramos el consenso para mantener ese planteo.

En palabras del secretario del Consejo de Estado ante diputadas y diputados, la decisión fue diferir el concepto de matrimonio de la Constitución. O sea, la Constitución no va a definir qué sujetos integran el matrimonio, y la ley definirá posteriormente cómo se constituirá el matrimonio.

Tratemos de evaluar con imparcialidad los hechos. El artículo 68 del proyecto constitucional que discutimos fue el que más polémica generó de todo el texto, con 192 mil 408 planteamientos, el 24.57% del total, y el único que alcanzo una cantidad de seis dígitos. El matrimonio fue objeto de debate en 88 mil 066 asambleas, el 66% de las que acontecieron.

Es cierto que no todas las opiniones fueron en contra, ni tampoco hubo manera de registrar quiénes estaban a favor. Pero más allá de eso, la consulta fue un éxito, al permitir por primera vez abordar en una discusión nacional los derechos de las personas LGBTI, exorcizar los viejos demonios de la homofobia e identificar los prejuicios que aún subsisten con mucha fuerza.

Las personas LGBTI, sin embargo, también necesitamos que la nueva Constitución reciba el respaldo de la inmensa mayoría de nuestro pueblo. Seríamos demasiado egoístas quizás si pretendiéramos anteponer nuestros derechos a otros muchos aspectos positivos de este proyecto.

Si resulta posible desplazar el diferendo hacia la discusión de la ley, y garantizar mayor unidad en el voto del referendo constitucional, con una salida que nos permite avanzar, pues yo estoy de acuerdo.

El único y mayor riesgo en tal sentido sería que si por tratar de quedar bien con todo el mundo, ninguna de las dos posturas básicas, a favor o en contra del matrimonio igualitario, sintiera sus reclamos satisfechos, pues también podría haber un perjuicio en el momento de acudir a las urnas. Esperemos que no sea así.

Porque en tal sentido, mucho podemos hacer a partir del actual artículo 82 que consagra al matrimonio como una institución social y jurídica, y una de las formas de organización de la familia, no la única, que además utiliza el término neutro de cónyuges, donde también cabemos todas las personas.

Pero hay más. El nuevo concepto de matrimonio está ahora en un capítulo totalmente nuevo que aborda a las familias en plural, que reconoce sus más diversas formas, incluyendo las nuestras.

También incorpora en otro de sus artículos el derecho de las personas a fundar una familia, en sus diferentes tipos, y mediante otras formas que no necesariamente son el matrimonio, cuando precisa que las familias se constituyen por vínculos jurídicos o de hecho. O sea, habría un reconocimiento también a las uniones consensuales en esta nueva Constitución, y eso deberá incluir tanto a las parejas heterosexuales como a las homosexuales.

Pero incluso lo que más preocupación nos podría generar, la disposición transitoria que dispondrá, en el plazo de dos años de vigencia de la Constitución, iniciar el proceso de consulta popular y referendo del proyecto del Código de familia, en el que debe figurar la forma de constituir el matrimonio, hay que verla también como una oportunidad para el activismo en un plazo inmediato.

Será esa concepción, estudio y discusión de la ley otro proceso que nos permitirá mantener el tema de los derechos de las personas LGBTI en el centro del debate ciudadano, y continuar en la conquista de espacios de comunicación social que nos permitan afianzar el respeto a la diversidad sexual como un valor definitivo de nuestra sociedad socialista.

No va a ser fácil, por supuesto. Las mismas fuerzas retrógradas que nos atacaron en esta ocasión lo harán otra vez, quizás incluso con más fuerza y organización. Pero el activismo también aprendió la lección —y esperamos que también el Partido y el Estado—, por lo que tendremos ocasión de impulsar todavía más los liderazgos políticos en este terreno.

Por último y no menos importante. ¿Recuerdan el artículo 40 del proyecto? Pues ahora será el 42 y mantiene dentro del principio de igualdad la obligación de no discriminar por orientación sexual e identidad de género, entre otros motivos.

De modo que el Código de Familia resultante de esa otra consulta popular y su respectivo referendo no podría, bajo ningún concepto, violar ese precepto. De lo contrario, y ojalá no haya que llegar a eso, podríamos invocar y exigir el cumplimiento de nuestros derechos constitucionales.

Así que no hay marcha atrás posible, y sí mucho trabajo por delante.

Artículo 82:

El matrimonio es una institución social y jurídica. Es una de las formas de organización de las familias. Se funda en el libre consentimiento y en la igualdad de derechos, obligaciones y capacidad legal de los cónyuges.

La ley determina la forma en que se constituye y sus efectos.

Se reconoce, además, la unión estable y singular con aptitud legal, que forme de hecho un proyecto de vida en común, que bajo las condiciones y circunstancias que señale la ley, genera los derechos y obligaciones que esta disponga.

Disposición transitoria decimoprimera: atendiendo a los resultados de la consulta popular realizada, la Asamblea Nacional del Poder Popular dispondrá, en el plazo de dos años de vigencia de la Constitución, iniciar el proceso de consulta popular y referendo del proyecto del Código de Familia, en el que debe figurar la forma de constituir el matrimonio.

APUNTES PARA UN DEBATE: CULTURA Y MEDIOS EN LA ERA DIGITAL

Tomado del Blog: Cine Cubano La pupila Insomne

Como parte de los preparativos del IX Congreso de la UNEAC, a celebrarse entre el 28 y el 30 de junio del 2019, la Comisión Permanente encargada de la Cultura y los Medios ha sometido a debate su informe.

Lo ideal sería que ese texto estuviese en la red, y recibiese las contribuciones críticas de todos los miembros, a lo largo y ancho de la isla. Es posible que esté, pero hoy he intentado acceder al espacio Se dice cubano (www.uneac.org.cu), que se anuncia como la publicación digital de la Comisión, y me da error. Así que apelo a esta vía para dar a conocer algunas de las impresiones que me deja el escrito.

El informe abre citando una parte de las palabras pronunciadas por el actual Presidente del país Miguel Díaz-Canel Bermúdez en la clausura del VIII Congreso de la UNEAC. La cita alude al innegable hecho de que hoy la cultura es la principal herramienta de dominación que tienen los poderes imperiales para someter a sus subalternos, pero como quedarse en el diagnóstico que se deduce de lo anterior es una sutil invitación a sentarnos en el muro de las lamentaciones, yo prefiero esta otra parte de ese mismo discurso pronunciado por Díaz-Canel en aquella ocasión:

Debemos evaluar con rigor el impacto de las nuevas tecnologías en el consumo cultural, en la creación y la distribución. No puede verse ese impacto como algo negativo, sino como un reto inédito para la relación de las instituciones con los creadores, que debe reforzarse sobre reglas de juego diferentes. Tenemos que usar las nuevas tecnologías para promover lo mejor del talento con que contamos”.

Lamentablemente, el Informe no se pronuncia en este aspecto pro-activo, tal vez porque, en sentido general, en estos cuatro años transcurridos después del Congreso, los miembros de la UNEAC no hemos conseguido estar a la altura del desafío creativo propuesto por el presidente. Al contrario, más bien nos hemos atrincherado en las viejas maneras de interpretar los fenómenos culturales, ignorando de forma tozuda lo que la realidad ya es, que en nada se parece a lo que era, ya no en el siglo pasado, sino hace cuatro años, cuando celebrábamos aquel Congreso.

De allí que lo que se expresa tenga ese tono incurablemente defensivo y (ultra)conservador, donde en nombre de la jerarquización, se patologiza de forma numantina todo aquello que no entra dentro de lo que está asumido (por el grupo que representamos) como lo valioso.

Imposible encontrar en este Informe indicios de que se haya explorado lo que puede aportar la creatividad en aquellos escenarios informales donde hoy se produce, distribuye y consume buena parte de la cultura (por suerte, instituciones como la Fundación Ludwig, por ejemplo, sí han venido trazando un valioso mapa); todo lo contrario: pareciera que el mundo cultural empieza y termina en los marcos institucionales.

Me apresuro en señalar que yo también defiendo las jerarquías culturales y el sistema institucional, en un tiempo en que parece que todo vale. Pero esa defensa tiene que ir acompañada de un conocimiento cabal de lo que es la compleja realidad en que nos movemos, y ello incluye el examen de las nuevas prácticas culturales, que obviamente responden a las nuevas circunstancias en que los miembros de la sociedad se van desenvolviendo.

Me parece absurdo que sigamos asumiendo el viejo esquema comunicativo que nos hablaba del uno dirigiéndose a muchos, cuando en el país (a pesar de haber llegado tarde a la cultura de las redes), ya se aprecia un desarrollo imparable de lo que sería lo inter-activo, participativo y colaborativo. Si no acabamos de entender que ya vivimos en la Cuba del 3G (aunque sean pocos los que puedan conectarse de un modo natural), y que el mundo de los ciudadanos comunes que somos todos nosotros cada día, opera de acuerdo a este horizonte de expectativas que van condicionando los medios emergentes, nuestros Congresos seguirán siendo parodias de lo que Tomás Gutiérrez-Alea describía en Los sobrevivientes: una lujosa mansión donde un grupo que se ve a sí mismo como cumbre de su tiempo, se aísla de lo que considera el Apocalipsis del mal gusto.

Estoy escribiendo estos apuntes todavía con el eco de lo pronunciado por Miguel Díaz-Canel en la Asamblea Nacional del Poder Popular, cuando evaluaba el proceso de informatización de la sociedad. En algún momento de su intervención, el Presidente habló azorado de la manera en que en este país todavía se conforma a mano el censo a través del cual después se entrega la libreta de abastecimientos de la bodega.

No sé por qué asocié aquello que el mandatario estaba diciendo con lo que muchas veces sucede entre nosotros con la cultura y el consumo cultural. Sí, esta es una imagen de la que no me he podido librar a ratos: la cultura normada y administrada a dedo por un bodeguero (el Estado) que restringe el papel del consumidor a lo que por lo general ha sido: un repositorio de bienes que llegan por la libreta.

Mi criterio es que a estas alturas del siglo XXI debemos ensayar nuevas modalidades de intervención institucional alrededor de estos procesos culturales. El Estado cubano ya no será más ese ente rector que antes monopolizaba todo lo que tuviese que ver con la producción, distribución y consumo. Nos guste o no, ahora los nuevos públicos organizan sus propias parrillas de programación, deciden qué ver, cómo ver, y con quién ver lo que desean consumir.

¿Qué le quedaría por hacer al sistema institucional en un contexto así? Pues probablemente mucho más de lo que hacía antes. El Estado, en vez de administrar de un modo mesiánico el consumo de los bienes, puede convertirse en ese gran mediador que, Políticas Públicas mediante, garantiza escenarios donde lo creativo adquiera el protagonismo, acompañado de un cuerpo de ideas que se actualiza de modo permanente.

De allí que resulte tan importante la observación rigurosa de lo que va pasando más allá de “lo establecido”. Siempre va a ser difícil detectar dónde está lo valioso de eso que está naciendo (¿necesitamos recordar algunos de los epítetos dedicados a Los Beatles cuando estaban iniciando su carrera?), pero lo importante no es tanto ponerse en plan de policía que multa a los conductores que se saltan la norma, como construir autopistas que estimulen la creatividad asociándola a lo diverso.

Esto, insisto, no quiere decir que el Estado y sus instituciones públicas perderán el protagonismo a la hora de concederle visibilidad a lo más valioso de la producción cultural. Para poner un ejemplo cercano a mis intereses: no me imagino a la Cinemateca de Cuba existiendo sin el apoyo estatal, ni a ningún Proyecto cultural alternativo a lo que hegemónicamente se promueve de acuerdo a los imperativos del mercado. Tampoco es una loa al anarquismo que defienden los que confunden la democracia con la ley de la selva.

Pero una cosa es esa, y otra condicionar un único tipo de consumo que responde a los gustos de quienes desde el poder, pueden legitimar o desautorizar lo que se produce a diario en la realidad.

Resumiendo: me parece que la UNEAC, y en sentido general, todo el sistema institucional de la cultura en Cuba, debería dejar a un lado los afanes de dictar parámetros y perímetros, para insertarse en una dinámica cultural global que ahora mismo aparece atravesada por la inter-actividad, la inter-creatividad, lo transmedial, y el prosumo de los grupos.

Juan Antonio García Borrero

El top 10 de peloteros cubanos que podrían firmar ahora mismo con la MLB

Tomado del blog: NotiDeportes

Las cosas habían ido cambiando tímida y gradualmente antes de este miércoles en el béisbol cubano y su proyección internacional. Pero el 19 de diciembre se concretó un acuerdo trascendental para la historia de la pelota en esa isla del Caribe: La MLB y la Federación Cubana de Béisbol (FCB) firmaron un pacto que elimina las restricciones a los jugadores cubanos para ser contratados por las franquicias de Grandes Ligas, sin renunciar a la residencia en su nación. La noticia del acuerdo alcanzado el miércoles entre la MLB y la FCB dejó un agradable sabor de boca y satisfacción entre los peloteros cubanos que participan en las Mayores. Con la firma, los peloteros cubanos asociados a la Federación de su país podrán ser contratados por cualquiera de los 30 equipos de las Grandes Ligas de Béisbol. Pero, aparte de los trasfondos, posiciones ventajosas, de control excesivo por parte de Cuba, es un paso gigante que muchos no confiaban que se pudiera dar. Es una movida que cambia el panorama de la pelota regional, pues este acuerdo puede abrir las puertas también a las ligas profesionales de República Dominicana, Puerto Rico, México (Liga del Pacífico) y Venezuela, todas con activos y control de la MLB. El convenio aclara que los peloteros con al menos 25 años y seis temporadas jugadas en la Serie Nacional, podrán gestionar su contratación directa, en tanto los que no cumplan con esos requerimientos, deberán hacerlo mediante el draft amateur. En medio de esta realidad, demos un vistazo a los diez jugadores cubanos más destacados, que se encuentran bajo el control de la FCB, y que pudieran resultar de interés para las franquicias de Ligas Mayores. Esta lista no pretende ser infalible o discriminatoria con el resto del talento que en Cuba se encuentra ahora mismo, sino una guía, una referencia. 1- Alfredo Despaigne (32 años, SoftBank Hawks)

Considerado por muchos como el mejor pelotero de la actualidad vinculado a la FCB, desde el 2014 se encuentra contratado en ligas internacionales, cuando lo hizo con los Piratas de Campeche, en México. Con mucho poder al bate, se ha asentado como pieza fundamental en la ofensiva de los Softbank Hawks, en la Liga Japonesa de Béisbol (NPB) en las últimas dos temporadas, luego de participar con Chiba Lotte Mariners. En la NPB compila hasta el momento .265 de promedio ofensivo, con 118 cuadrangulares, 364 remolques y 502 hits. Fue líder ofensivo por Cuba en el Clásico Mundial 2013. 2.Yurisbel Gracial (33 años, SoftBank Hawks) Jugador versátil. Uno de los principales referentes ofensivos de la actual generación de peloteros cubanos en la Isla. Debutó en el 2009 con los Cocodrilos de Matanzas. En 2016 recibe contrato de los Capitales de Quebec, en la Liga Can-Am (Independiente), y en el 2018 fue otra de las contrataciones antillanas de SoftBank Hawks. En la NPB muestra línea ofensiva de .292 BA, 9 HRs, 30 RBI. 3. Liván Moinello (23 años, SoftBank Hawks) En la actualidad, el mejor lanzador zurdo que se encuentra vinculado a la FCB. Debutó en el 2013 con Pinar del Río. Con bastante experiencia extrafronteras, toda vez que ha asistido a las tres últimas ediciones de la Serie del Caribe, un Clásico Mundial y unos Juegos Panamericanos. En la NPB compila marca de 9-4 en las dos temporadas en las que ha participado, con 81.1 entradas lanzadas y 93 ponches. 4. Roel Santos (31 años, Caimanes de Barranquilla) Uno de los primeros bates más efectivos en la pelota cubana en la actualidad y un excelente defensor del jardín central. También ha sido un referente en la selección nacional y, tras su experiencia en la NBP con el Chiba Lotte Mariners, juega en el béisbol colombiano, donde batea para .379 en 24 partidos. 5. Guillermo Avilés (25 años, Alazanes de Granma)

Inicialista y jardinero izquierdo con excelentes condiciones físicas. Se ha afianzado como una de las principales figuras ofensivas del elenco, así como de la selección nacional. Batea para .311 de promedio en su carrera de ocho temporadas. Posee excelente defensa en la inicial. 6. Oscar Luis Colás (20 años, SoftBank Hawks) Uno de los principales prospectos del béisbol cubano. Se ha destacado en las categorías menores por su especial capacidad de lanzar y batear con igual efectividad. Según reportes de escuchas, domina la recta, cambio, sinker y recta cortada, además del tenedor. Su velocidad oscila en las 94 millas. 7. Yosimar Cousin (20 años, Ganaderos de Camagüey) Lanzador derecho con buena velocidad y dominio. Su potencia en el brazo, condiciones físicas y juventud lo colocan entre los principales prospectos en la lomita. 8. Yariel Rodríguez (21 años, Ganaderos de Camaguey) Lanzador derecho, con experiencia en el béisbol profesional, en la Liga Can-Am (1-1, 3.13 ERA, 22 ponches). Espigado, dominante y con muy buena velocidad, se ha afianzado como uno de los abridores de su equipo en la Serie Nacional. 9. Yoelkis Céspedes (21 años, Alazanes de Granma)

Hermano del jardinero izquierdo de los Mets, Yoenis Céspedes, destaca como un gran defensor de la pradera derecha y central. Pelotero de cinco herramientas, se destaca por el bateo de contacto y la velocidad en las bases. Integrante de la selección cubana a Serie del Caribe y Clásico Mundial de 2017. 10. Raidel Martínez (22 años, Gigantes de Chunichi) Lanzador derecho con excelente velocidad y comando en sus lanzamientos rompientes. Se encuentra en su primera campaña en la NPB y, si bien no ha sido una explosión en su debut, ha mostrado dominio en los 21.2 innings que ha lanzado. Sus grandes condiciones lo colocan como uno de los principales prospectos internacionales en la actualidad.

A %d blogueros les gusta esto: