Archive for: abril 4th, 2019

El ángel de mi sobrino es un niño autista

tomado del Blog de Glenda

Jk no sabe de ángeles ni mensajeros o guardianes alados. Para él la palabra ángel está asociada con un compañerito del aula, un niño autista. Ángel lo acompaña desde preescolar. Es un niño inquieto, como todos: corre de un lado a otro, sale por la puerta, se para en la silla, le parte la punta a los lápices, se tira en el piso. Sus compañeros de aula le imitan. A veces la mamá de Ángel lo acompaña. Cuando ella no está es demasiado para la maestra de primer grado.
A pesar de ser autista, Ángel debe estar en una escuela normal, compartir con los niños, socializar. Su criterio diagnóstico no lo obliga a estar en una “escuela especial”. Ha mejorado mucho desde la primera vez que lo conocí en prescolar. Recuerdo la alegría del grupo cuando comenzó a identificar las figuras geométricas, algunos números. Recuerdo la sonrisa de aquella maestra, los aplausos en el aula. Pero Ángel ya está en primer grado, y este es un nivel elemental para todos los niños, más riguroso. A muchos padres del aula les preocupa que Ángel no permita a la maestra concentrarse en la clase y desatienda la enseñanza del resto de los niños. A mí también me preocupa, pero no comparto la solución de sacar a Ángel de la escuela. Mi hermana tampoco. Entiendo todas las reacciones: la protectora por parte del Ministerio de Educación que indica que Ángel debe estar en un aula de la enseñanza regular; la de los padres molestos porque ven comprometido el aprendizaje de sus hijos si la maestra tiene que concentrarse todo el tiempo en Ángel; y la de desesperación de la maestra, con poca experiencia y preparación para atender este trastorno y a punto de rendirse si no se haya una solución. Hace un año, en esta misma fecha, mi sobrino fue a la escuela vestido de azul. Cada 2 de abril es el Día de la Concienciación sobre el Autismo y ese color se asocia a la solidaridad con quienes padecen esta enfermedad. En su aula de prescolar había un niño autista, aunque ni él ni ningún otro niño notara la diferencia. Hoy, en esta misma fecha, no sé si Ángel irá a la escuela, a su aula de primer grado. Si la realidad fuera azul Ángel tendría una maestra para él solo, dentro del aula de mi sobrino. Si la realidad fuera azul los padres estarían contentos de ver crecer a sus hijos con niños diferentes y tener desde pequeños una lección de igualdad y respeto. Si la realidad fuera azul la maestra de mi sobrino no pediría la baja. Por suerte, mi sobrino no distingue el color de las diferencias. Sabe que azul es el mar y el cielo, y sabe que Ángel es un niño igual a él, igual a otros. Para nosotros debería ser igual.

La Lista de la FCB: ¿Qué debería hacer un scout de MLB?


Reynaldo Cruz

tomado del blog Universo Beisbol

Vista de un Juego de Estrellas de Serie Provincial en el municipio holguinero de Báguano. (Foto: Reynaldo Cruz/ Archivo de UB)

Desde que la MLB y la FCB publicaron el pasado 19 de diciembre que habían llegado a un acuerdo para facilitar el flujo de peloteros cubanos al Béisbol Organizado y también buscar formas de compensar a la FCB para que se utilicen dinero y recursos con el objetivo de mejorar el béisbol de la base en Cuba, no ha habido noticias de que se haya fichado o chequeado a algún jugador. Sin embargo, es muy probable que los scouts no estén mirando en los lugares apropiados, y se centren desde ahora en la tan anticipada lista de peloteros de 25 años o menos que fueron posteados para firmar en la MLB.

Debemos comenzar — nuevamente — por aclarar que la actual administración norteamericana está revisando el pacto, y que hay presiones de ciertos grupos que buscan suspender un acuerdo que daría el golpe de gracia a una serie de actividades criminales que son parte de una investigación federal en curso. Sin embargo, centrarse solamente en los peloteros de la otrora misteriosa lista de amateurs liberados o jugadores posteados — debíamos haber contado con los agentes Fox Mulder y Dana Scully de los Expedientes X para descubrir los nombres en la lista un poco antes — podría ser contraproducente. Estos son jugadores posteados que por supuesto demandaran una cuota y por tanto la mejor compensación para la FCB… pero no son los únicos peloteros disponibles para los scouts de la MLB en el mercado cubano.

¿Qué podría entonces hacer un scout de MLB? Simple: chequear a los peloteros de la lista cuando aparezca la oportunidad (tal vez se pueda organizar un showcase) y luego aventurarse por toda la nación en busca también de veteranos. Ichiro Suzuki tenía 27 años cuando llegó finalmente a la MLB y todos sabemos todo lo que hizo antes de retirarse. No encontraremos al próximo Ichiro en Cuba… ni siquiera al próximo Hideki Matsui… o incluso ni un Yuli Gurriel, para mencionar a alguien que se fue pasados los 26 años… pero ¿qué tal un par de buenas sino grandiosas temporadas por parte de un hombre con seis o nueve años de experiencia jugando en la Liga Cubana? ¿Por qué no un pelotero curtido que puede rendir por siete o diez años? ¿Qué tal si sí encontramos un diamante en bruto?

Pero si esto estuviese entre sus planes, ya se les está haciendo tarde: las series provinciales son increíbles fuentes de talento, pues en muchos casos los cupos para el equipo a la serie nacional dependen mayormente en la mirada subjetiva del manager del equipo, y a veces incluso razones personales. Es más que obvio que si la gente se queja de que tal jugador quedó fuera del equipo nacional de Cuba, lo mismo debe suceder en las provincias, donde los managers reciben “instrucciones de arriba” para mantener a ciertos peloteros en el roster… o fuera del mismo.

Ergo, luego de mirar a los muchachos en la lista, los scouts deben en verdad aventurarse en los pequeños y dilapidados poblados antiguamente azucareros de Cuba, y tratar de echar una mirada a quienquiera que esté “descosiéndola” en un ambiente de liga de manigua, tal vez esperando a que un “scout cubano” lo vea y lo lleve a otra provincia en la Serie Nacional porque los especialistas creen que no tiene espacio en la suya. Ese jugador pasado por alto puede convertirse en un pelotero productivo, o al menos en uno que haga el trabajo.

De momento, solo echémosle una mirada al listado de peloteros posteados:

Receptores: Alfredo Fadraga Pérez (19 años, CAV), Ariel Martínez Marrero (22, MTZ). Jugadores de cuadro: Daniel Pérez Pérez (22, CFG), César Prieto Hechevarría (19, CFG), Andrés Hernández Díaz (22, HAB), Norel González Beltrán (24, VCL), Oscar Luis Colás León (19, SCU), Guillermo García García (18, GRA), Narde Yadán Cruz Calderín (18, HAB), Loidel Chapellí Zulueta (17, CMG), Ricardo Ramos La O (22, SCU). Jardineros: Félix Javier Rodríguez García (20, CFG), Geyser Cepeda Lima (21, SSP), Yoelkis Céspedes Maceo (20, GRA), Sergio Bartelemí Correoso (23, SCU), Yoelquis Guibert Stevens (23, SCU), Maykel Yordan García Molina (17, LTU), Carlos Emilio Pelegrín Martínez (18, PRI), Leonel Moas Acebedo (22, CMG). Lanzadores: Liván Moinelo Pita (22, PRI), Raidel Martínez Pérez (21, PRI), Andy Amaury Rodríguez Valdez (19, HAB), Yandi Molina Barrios (19, HAB), Alyanser Álvarez del Sol (18, MAY), Diosbel Nápoles Rengifo (21, MAY), Pabel Hernández Bruces (20, HAB), Pablo Luis Guillén Díaz (20, VCL), Daniel Conde González (23, VCL), Yosimar Cousín La Rosa (20, CMG), Rafael Sánchez Thorpe (19, HOL), Carlos Font Mustelier (22, SCU), Norge Carlos Vera Aldana (18, SCU), Raidmon Figueredo Cruz (18, HAB), Yeudis Reyes Gamboa (23, GTM).

A %d blogueros les gusta esto: