246 oportunidades para invertir en Cuba

4 (80%) 1 vote

OMNIBUS-METROPOLITANOS-LA-HABANA-755x490“No queremos improvisar, lo que queremos es invertir en aquello que realmente necesitamos”, dijo Rodrigo Malmierca, ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, durante la presentación de la Cartera de Oportunidades de Inversión Extranjera, realizada este lunes en la Feria Internacional de La Habana.

El monto estimado alcanza 8 mil 700 millones de dólares para 246 proyectos, los cuales están divididos entre la Zona Especial de Desarrollo Mariel y los sectores agrícola, forestal y alimentario, azucarero, de energía, comercio, turismo, salud, industrias, transporte, construcción, minería, e industria farmacéutica y biotecnológica. En estos números no se incluyen los negocios que ya están en vías de tramitación.

Cada proyecto posee una ficha con la descripción, modalidad de inversión, la parte cubana, el monto aproximado, la ubicación y los contactos. El documento general recoge además las ventajas de invertir en Cuba, las modalidades y el régimen legal de la inversión extranjera, los acuerdos internacionales relacionados con ella, cifras actuales de los negocios en la Isla, datos de interés sobre cada esfera, las políticas sectoriales aprobadas y un resumen del sistema tributario.

El ministro explicó que la carpeta no es una lista hecha desde el gobierno, sino que todas las propuestas han sido presentadas por empresas cubanas, en función de sus intereses y necesidades de vincularse al capital foráneo.

Las iniciativas están distribuidas por todo el territorio nacional, aunque se concentran mayormente en las provincias de Artemisa, La Habana, Ciego de Ávila, Camagüey, Holguín, Cienfuegos, Sancti Spíritus, Villa Clara y Matanzas. Gran parte de los planes cuenta con estudios de prefactibilidad, lo cual facilita al empresario extranjero cierto conocimiento base en el momento de acometer la inversión.

“Nosotros vemos esta cartera como un primer paso, no es un documento escrito en piedra. Mañana puede aparecer otro proyecto, y el hecho de que no esté en la cartera no quiere decir que no se pueda negociar”, precisó Malmierca, y anotó que la actualización del documento se efectuará anualmente.

El segundo portafolio buscará más puntualmente establecer cadenas productivas completas entre diferentes esferas. “Quizás la mayor debilidad de este primer esfuerzo es que no se promueven suficientemente este tipo de encadenamientos que son muy necesarios para nuestra economía”, sostuvo.

Destacó asimismo que el contacto con compañías extranjeras resulta un eslabón importante para promover la inversión extranjera. “Los gobiernos podemos hacer mucho para crear un escenario favorable, pero al final los negocios los tienen que hacer las empresas”.

Malmierca valoró la participación foránea como un elemento activo y fundamental para el crecimiento de determinadas áreas. “Siempre hemos estado hablando de que la inversión extranjera fuera un complemento de los esfuerzos nacionales, quizás a nivel global de la economía lo va a seguir siendo, pero en algunos sectores le estamos reconociendo un papel fundamental”.

Entre las ventajas para los inversores extranjeros, el titular mencionó las buenas relaciones del país en el ámbito regional e internacional, como miembro de la Organización Mundial de Comercio, la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), el ALBA, Caricom, Mercosur, además de las perspectivas de entendimiento con la Unión Europea. “Pensamos que desde ese punto de vista también favorecemos el ambiente de negocios en Cuba”.
(Tomado de OnCuba. Por: María Belén Martínez)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario