Category: Categorías

ANATOMÍA Y FISIOLOGÍA DE LA BUROCRACIA. GRAZIELLA POGOLOTTI

tomado del blog El Ciervo Herido

BUROCRATISMO INFORMATIZADO

GRAZIELLA POGOLOTTI

GRAZKIELLA 2

Mansa y llena de gracia, la lagartija recupera su cola si, por accidente, resulta mutilada. Similar capacidad de recuperación existe en numerosas especies que pueblan nuestro universo. La burocracia es una de ellas. Una y otra vez se emprenden campañas para extirparla, pero reaparece, perversa y prepotente, con la capacidad de multiplicación característica de las células malignas.

No es un fenómeno asociado tan solo al socialismo. Existe desde hace buen tiempo en otras partes, como lo advirtieron en su momento escritores de la talla de Balzac y Gógol, inscrito el primero en una Francia en plena expansión burguesa y, el otro, en una Rusia periférica, atrasada, en la que prevalecía todavía un régimen de servidumbre.

«Mal de muchos, consuelo de tontos», afirma, con su inveterada sabiduría, el refranero popular. Para nosotros, sin embargo, el problema tiene consecuencias aún mayores. Constituye una contradicción antagónica en un proceso de edificación socialista. Las plantas parasitarias, en lo más intrincado de la selva, succionan los elementos nutritivos de los árboles más poderosos. Los disecan y derrumban. En términos de patología social, la acción y el pensamiento burocráticos frenan el desarrollo de las fuerzas productivas, inducen al estancamiento cuando es necesario imprimir una dinámica renovada, empañan la imagen del Estado cuando es inminente la reafirmación de su papel y, sobre todo, en medio de las dificultades bien conocidas, introduce innecesarias causas de malestar en el pueblo que habrá de desempeñar un creciente papel protagónico.

Recuerdo de mis estudios de bachillerato que la anatomía se centraba en la descripción de los órganos componentes del cuerpo humano. Teníamos en la escuela algunas muestras de huesos y una calavera con la que nos gustaba jugar en el intento por conjurar el miedo y como manifestación del desafío adolescente ante las regulaciones establecidas por la institución. En cambio, la fisiología era la ciencia consagrada al estudio del funcionamiento y las interacciones de los componentes de un cuerpo vivo. Ambas se complementan, aunque la anatomía, ilustrada en célebre cuadro de Rembrandt en época que se condenaba por heréticas tales investigaciones, se inclina, por parte de maestros y discípulos, sobre un cadáver. Siguiendo el curso de la metáfora, al atender el impostergable análisis del fenómeno burocrático, hay que repasar la historia y, bisturí en mano, entrarle al presente.

«Mi trabajo eres tú», decía una consigna olvidada desde tiempos que parecen remotos. En verdad, el burócrata es un servidor de la administración pública, de un país en Revolución, es decir, del pueblo. Como ciudadana y en tanto responsable de un minúsculo centro de trabajo, me siento víctima de la ineficiencia, de la falta de orientación, de la procrastinación —ese dejar para mañana lo que puede hacerse hoy—, de la proliferación infinita de gestiones y documentos, así como de la prepotencia característica de la conducta de algunos funcionarios. Como resultado de todo ello, paso de la exasperación a la parálisis.

Conscientes de los problemas que entraña, los dirigentes de la Revolución intentaron detener las tendencias burocráticas desde temprano. Tal y como ha sucedido en otros casos, la interpretación de las indicaciones dimanadas desde los más altos niveles cayó en manos de ejecutores complacientes y acomodados, víctimas ya de la bacteria transmisora de la patología del pensar burocrático. Con olvido de las esencias, cumplieron la tarea de manera formal. Hubo un cementerio de máquinas de escribir en los alrededores de la Calzada de Rancho Boyeros. En aquellos tempranos 60, el Comandante Ernesto Che Guevara advertía acerca de las deformaciones que pudieran derivarse de la confección de organigramas según modelos abstractos, sin tener en cuenta la necesidad de los cargos y las funciones que habrían de desempeñar los ocupantes de cada puesto de trabajo.

El burocratismo es un modo de actuar y de pensar. Integran esa patología la sordera creciente ante las razones del interlocutor y ante los asuntos que afectan a las masas. Más dañino y con más fuerza expansiva que el caracol africano, lo invade todo. Afecta al solicitante de tierras ociosas, a los reclamantes de los derechos concedidos para la reparación de viviendas, y se extiende hacia el mundo de la investigación y la Academia. Desde hace buen rato, me sentí espoleada por la necesidad de abordar el tema. No lo hice por no reiterar lo dicho en un trabajo anterior. Ahora no pretendo ofrecer las conclusiones de un análisis riguroso. Emito un llamado porque las circunstancias lo requieren con la mayor urgencia.

El aumento salarial en beneficio del sector presupuestado de la economía, en medio del calor aberrante del verano, ha producido beneplácito general. Muchos tendrán acceso a más productos en el agromercado. Las madres deben estar pensando en los zapatos y en los uniformes escolares de los niños en plena edad de crecimiento. Algunos disfrutarán otras opciones recreativas en los meses de vacaciones. No se necesita disponer de bola de cristal para discernir que no estamos ante una medida aislada. Es un primer paso para seguir avanzando en un reordenamiento integral. En ese contexto, para lograr los mejores resultados en el ahora y en el mañana, se impone librar un combate contra las actitudes burocráticas en todas las esferas de la sociedad. No habrá de tener tregua, porque conocemos la capacidad reproductiva del fenómeno. Semejante a la jicotea, protege cautelosamente la cabeza en el carapacho para asomarla luego, cuando pase el vendaval.

Como hipótesis inicial para conocer el fenómeno burocrático, me atrevo a apuntar dos categorías: el burócrata de ventanilla, y el que se refugia tras las mamparas, arropado a veces en el aire acondicionado. Con el de ventanilla, menos remunerado, tropezamos todos. Tiene el no pintado en el rostro, desconoce las normativas de una superioridad distante en el tiempo y el espacio. Escucha mal, desconcentrado, atento quizá a la mercancía que está a punto de llegar en el expendio más próximo.

Menos visible, el burócrata oculto tras las mamparas, inaccesible, envuelto en reuniones, sujeto a rutinas ya periclitadas, puede acarrear problemas de mayor envergadura, porque la acción en las circunstancias específicas de un área productiva determi-nada, demandan iniciativa y creatividad, exigen definir diseños atemperados a realidades diferenciadas, sin contravenir las normas que presiden el ordenamiento general del país.

Urge perfilar la profesionalidad de la administración, actualizar los principios éticos propios de cada área, tomar las medidas necesarias para garantizar el cumplimiento de la responsabilidad individual, nunca diluible en el anonimato de un colectivo, aunque este último ejerza el papel que le corresponde.

Hay que aprender a meter las manos en una realidad contradictoria, donde hoy, como siempre ha sido, se mezclan residuos anquilosados y voluntad renovadora. Para hacerlo, como lo entendieron Fidel y el Che y lo siguen haciendo Raúl y Díaz-Canel, se impone avivar el fuego purificador de la crítica y la autocrítica. Porque, como nunca antes, estamos abriendo caminos en el bosque para que nada interfiera la lucidez de la mirada, mientras despejamos de malas yerbas el sendero.

La guerra «dracarys» de las tribus urbanas (segunda parte y final)

Tomado del blog: Letra Joven

por rodoguanabacoa

Cuando muchos avizoraban el fin del reguetón en los Siete Reinos, y la miki Daenerys parecía destinada por la providencia a conquistar el Trono de Hierro, una amenaza mortal hizo reaccionar a las tribus urbanas: el avance indetenible de los Dancing Walkers (DW). El Rey Fabré — ícono de la música popular bailable, quien había sumado a su séquito a uno de Los Ángeles, uno bonitillo ahí, de ojo azules, que rompió con la música pop — , había anunciado en su Muro — de Facebook — , que iba tras El Cuervo.

Por su parte JS, en una borrachera épica, había descargado con la famosa miki. No bastándole semejante desagravio a la cultura repa, la llevó hasta Invernalia, cosa que a Sansa ToGucci no le hizo ninguna gracia. Después de tomar mucho ron en una fiesta donde, aparentemente, todos hicieron las paces, decidieron que, antes de irle pa´ rriba a los vulgares del trap, había que acabar primero con los DW. Todo estaba previsto para lo que suponíamos sería el gran combate, hasta que el chivatón de Sam le fue con el cuento a JS que por sus venas corría también sangre miki.

Mientras, en Desembarco del Rey, Cersei Lannister, autoproclamada reina del trap, ante la lejanía de su amado Jaimaluma — quien también andaba en el fetecún de Invernalia con tremenda rubia — , no le quedó otro remedio que morir con JeiBalvin.

El gran concierto de Laura Pausini sirvió como escenario para que en plena Ciudad Deportiva de Invernalia, se enfrentaran los DW y el resto de las tribus urbanas. El Cuervo retó al Rey Fabré. Mientras transcurría la tiradera entre ellos, JS y Daenerys se pasaron la noche discutiendo con Los Ángeles — los dos leales mikis y el de los ojos azules — . Fabré se impuso sobre El Cuervo y estuvo a punto de robarse los aplausos del público. Justo en el instante en que versionaba «Normalmente», gritó con susto: «¡Niñaaa!», al ver que Arya ToDuraka saltaba sobre él y le hacía poh poh poh con una daga de acero valyrio. En aquel concierto agonizaron íconos legendarios de las tribus urbanas como Jorah, El Temba, y la joven promesa del reguetón, su prima, Lyanni, La Musa; gracias a su heroísmo murieron todos los Dancing Walkers, incluyendo al ángel de los ojos azules.

Después del concierto, y antes de partir a la última batalla, JS le contó su origen miki al resto de Los cuatro; realmente a Sansa y a Arya, porque ya El Cuervo lo sabía. Durante el avance de las tropas mikis y repas para poner fin al trap, JeiBalvin en una emboscada mató a uno de Los Ángeles y capturó a la mulatísima Missandei. Cuando finalmente la rubia miki llegó a las puertas de Desembarco del Rey, exigió el cese del trap, argumentando que la música pop había convencido a los repas para construir un futuro mejor al lado de los inmaculados mikis. Cersei le indicó a uno de sus secuaces que, de un espadazo trap-ero, le arrancara la cabeza a la mulatísima y puso fin al debate.

JS — que se sentía repa, pero se sabía miki — no quería traicionar a Daenerys, pero la rubia se arrebató. «Siempre dracarys, nunca indracarys», murmuró mientras destruía el trap de principio a fin. Bajo los muros de aquel otrora imperio musical yacieron para siempre los cuerpos sin vida de Cersei, JeiBalvin y el mismísimo Jaimaluma.

Sin el peligro del trap, la más miki de las miki, superficial entre superficiales, chica pink y reina del swing, se dirigió — con el único sobreviviente de Los Ángeles — , hacia el trono. En ese instante, JS — recordando aquel «barrio que le vio nacer» y su origen repartero de Invernalia — , sacó de su bolsillo un punzón y lo clavó en el pecho de la chica. El ángel, asustado, echó fuego por la boca, derritió el trono y salió volando de allí.

Después de aquel desenlace inesperado, representantes del Ministerio de Cultura se reunieron para elegir cuál tribu urbana reinaría en los Siete Reinos. Tyrion, único representante del trap, sugirió que fuese elegido de forma democrática; Sam, el chivato, propuso el voto directo; y el jefe inmaculado de los mikis que sobrevivieron a la debacle, juró acatar lo que decidiera la mayoría.

Los candidatos no fueron otros que Los cuatro, descendientes del inolvidable Eddy K. Lejos de todo pronóstico, eligieron a El Cuervo, cuyo único mérito radicó en esperar sentado mientras Arya ToDuraka y JS hacían el trabajo sucio contra Fabré y la miki, respectivamente. Sansa ToGucci, fiel a su formación repa feminista, declaró su independencia y lanzó su carrera en solitario.

Así, con Sansa reinando en el Norte, El Cuervo al frente de los seis reinos restantes, JS sumando adeptos entre los hombres libres de tendencias musicales y con Arya ToDuraka en un barco repleto de bocinas rumbo al nuevo mundo, garantizaron al reguetón y a la tribu repartera, su eterna presencia en la historia de la humanidad.

La gaviota

tomado del blog Segunda Cita

Silvio Rodríguez

Corrían los días de fines de guerra,
había un soldado regresando intacto;
intacto del frío mortal de la tierra,
intacto de flores de horror en su cuarto. Elevó los ojos, respiró profundo,
la palabra cielo se hizo en su boca
y, como si no hubiera más en el mundo,
por el firmamento pasó una gaviota. Gaviota, gaviota, vals del equilibrio,
cadencia increíble, llamada en el hombro;
gaviota, gaviota, blancura de lirio,
aire y bailarina, gaviota de asombro. ¿A dónde te marchas, canción de la brisa,
tan rápida, tan detenida?
Disparo en la sien y metralla en la risa.
Gaviota que pasa y se lleva la vida. Corrían los días de fines de guerra,
pasó una gaviota volando, volando
lento, como un tiempo de amor que se cierra,
imperio de ala, de cielo y de cuándo. Gaviota, gaviota, vals del equilibrio,
cadencia increíble, llamada en el hombro;
gaviota, gaviota, blancura de lirio,
aire y bailarina, gaviota de asombro. Corrían los días de fines de guerra.
Pasó una gaviota volando.
Y el que anduvo intacto rodó por la tierra
huérfano, desnudo, herido, sangrando. 1976

Tanto para Cuba u Otra victoria LGBTI en el Consejo de Derechos Humanos

Tomado del blog: Paquito de Cuba

En contraste con el gobierno de los Estados Unidos que en fecha reciente abandonara el Consejo de Derechos Humanos como otra manifestación de su desprecio por los organismos internacionales multilaterales, Cuba acaba de apoyar en esa instancia de Naciones Unidas la renovación por un segundo periodo de tres años del mandato del expert@ independiente en protección contra la violencia y discriminación por orientación sexual e identidad de género (EI OSIG).

La resolución recibió 27 votos a favor, 12 en contra y 7 abstenciones, durante el actual 41º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, con el respaldo casi unánime de América Latina y el Caribe, expresado por  Argentina, Bahamas, Brasil,  Chile, Cuba, México, Perú y Uruguay.

Activistas y organizaciones de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales (Ilga world) y de su representación en la región (Ilga Lac), de la cual forman parte varias de las redes sociales comunitarias vinculadas al Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), se congratularon con este logro.

Según la información fechada en Ginebra que publica este viernes la página oficial de Ilga world,  “aunque el proceso de renovación tuvo que superar 10 enmiendas hostiles, el núcleo de la resolución se mantiene firme al afirmar el carácter universal del derecho internacional de los derechos humanos”.

La resolución para crear en 2016 y ahora renovar el mandato “le Experte Independiente” paran la protección contra la violencia y la discriminación basadas en la orientación sexual y la identidad de género fue presentada por un grupo de siete países latinoamericanos: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México y Uruguay, precisó la nota.

La campaña que pidió al Consejo mantener ese nombramiento contó también con el apoyo de más de mil 300 organizaciones no gubernamentales de 174 Estados y territorios.

El Cenesex también abogó por la renovación del experto independiente, a través de su vínculo con la Cancillería cubana, según confirmó Manuel Vázquez Seijido, subdirector de esa institución científica que asesora e impulsa las políticas públicas sobre educación y salud sexual en el país, con un reconocido liderazgo por su abogacía en favor de los derechos de las personas LGBTI desde 2007.

“Le Experte Independiente de las Naciones Unidas sobre OSIG” tiene la tarea de evaluar la aplicación de la legislación internacional existente en materia de derechos humanos, mediante diálogos con los Estados, y de trabajar en colaboración con otros mecanismos regionales y de las Naciones Unidas para abordar la violencia y la discriminación que sufren las personas LGBTI.

La nueva Constitución cubana que entró en vigor en 2019 proscribe la discriminación por orientación sexual e identidad de género en su artículo 42, y recoge en un capítulo sobre las familias los derechos de todas las personas a constituir y que les reconozcan sus diversas conformaciones de pareja.

La guerra «dracarys» de las tribus urbanas (primera parte)

Tomado del blog: La letra Joven

por rodoguanabacoa

Los Siete Reinos de Westeros estaban unificados bajo el mando de Roberto, quien sentado en el Trono de Hierro, creía tener el control del imperio cultural de la música popular bailable.

Un día nombró como «El mío del Rey» a un temba repartero. Este legendario caballero, Eddard Stark, abrevió su nombre y empezó a firmar los papeles reales como Eddy K. Paradigma inigualable entre los reguetoneros de Invernalia, El Mío tenía muchos seguidores. Alerta de spoilers: la dinastía de Eddy K derivaría en el reinado de Los cuatro: Arya ToDuraka, Sansa ToGucci, El Cuervo y JS.

A Cersei, la primogénita de Bad Bunny — padre de los Lannister y del traptón — , siempre le gustaron mayores y por eso seguía empatada con Roberto, aunque lo tuvo que envenenar para heredar su fortuna y sentar en el Trono de Hierro a su hijo Joffrey, quien por la pobreza del lenguaje, vulgaridad innata y actitudes machistas reprochables, clasificaba como el futuro del trap en la Isla.

El Mío, había descubierto que a la Cersei le gustaba colarse sin pijamas en la cama de su hermano Jaimaluma, pero no pudo contárselo a nadie pues el Joffrey le hizo poh poh poh, acabando así su reinado musical. Tiempo después, el hijo mayor de Roberto se suicidó en defensa propia por bailar el guachineo con la punta del pie en su propia boda. Sus tíos Stannis Vanvan y Renly Calzado, armaron cierta bulla con Yeny, La melisandre — otra salsera del reparto — , pero sus temas no tuvieron mucha aceptación.

Mientras, en el otro extremo de Westeros, los mikis Targaryen pusieron un bar con Khal Drogo, líder de los dothraki, hasta que una bruja de la ONAT le echó a perder el negocio por evasión fiscal. La única sobreviviente de la redada fue Daenerys, quien con sus tres dragones color pastel grabó su primer demo de música pop. Enseguida un grupo de sponsors de la ciudad de Qarth le aconsejaron que reconsiderara el nombre de los tres dragones y ella accedió a bautizarlos como Los Ángeles.

Joffrey se casó con una hippie de apellido Tyrell y a Sansa ToGucci la obligaron a contraer nupcias con Tyrion — principal organizador del concierto de Aguas negras — . Inspirado en ambos matrimonios, Jaimaluma compuso su hit «Felices los cuatro», sin sospechar el trágico final que se avecinaba: Joffrey envenenado, Sansa raptada por el temba Meñique y violada por el emo Ramsay Bolton, la hippie explotada por vender flores sin licencia y Tyrion perseguido después de ajusticiar con una ballesta a Bad Bunny. La canción y el videoclip fueron censurados y como castigo a Jaimaluma le cortaron una mano.

De todo el piquete repartero la única aplicada era Arya ToDuraka. Había disfrutado de una infancia feliz rodeada de mascotas, primero un husky siberiano y después un perro llamado Gregor. Llevaba consigo una lista de sus tareas pendientes, practicaba deportes — esgrima, con su profe Syrio Forel — y fue la primera mujer que matriculó en el curso de Los hombres sin rostro, impartido por Jaqen H’ghar, en el cual obtuvo notas brillantes. Pese a esta correcta formación, debutó como joven promesa del reguetón en Invernalia.

El Cuervo se mantuvo en bajo perfil, compartiendo escenario con Hodor, un repa colosal. Por esas fechas, se presentó en lugares inhóspitos como el Liceo de Regla y el Anfiteatro de Guanabacoa. Allí supo de los Caminantes Bailadores (DW, por sus siglas en inglés) y de su cabecilla el Rey Fabré, quien tenía la fama de cantar música popular bailable en una tarima hasta bien entrada la madrugada, momento en que los Dancing Walkers terminaban felices y con los ojos azules producto del alcohol y de las improvisaciones de Fabré.

Por su parte, JS empezó de agregado con el grupo Gente del Muro, encabezado por el carismático Mance Rayder. Enseguida gozó de gran popularidad entre los hombres y mujeres libres que vivían más allá de la frontera. Retó en una tarima al mismísimo Fabré, y de allí surgió el popular: Aló Baby. Sus colegas repas, molestos por su incursión en la salsa, aprovecharon un momento de calentadera en el concierto y le cayeron a puñaladas.

Cuando Yeny, La Melisandre, supo que un grupito de repas había apuñalado a JS exclamó: ¿Qué cosa? y buscó una pócima que había elaborado su padrino. Con esa mezcla de sandunga, JS revivió, logró la paz entre los hombres libres y los repas del muro. Entonces se percató de que, antes de sacar del juego a sus enemigos del trap, los Lannister, tenía una batalla más urgente: acabar con Fabré y con los carnavales. Para ello se unió a Sansa ToGucci y, antes de unir a todos los repas de Westeros, decidió deshacerse de un piquetico de emos, encabezados por el cruel Ramsay.

Al cierre de este relato, los Dancing Walkers avanzaban a paso de conga; Arya ToDuraka le hacía poh poh a cada uno de sus enemigos; JS era elegido Rey del Norte, con Sansa a su lado; y Cersei se había autoproclamado la reina del trap. Por su parte, la miki Daenerys, Los Ángeles y su representante — la mulatísima Missandei — pegaban el hit «Cuéntale a él» y ganaban así el respeto de miles de mikis inmaculados. El éxito de la rubia es tal, que muchos ven cercano el fin del reguetón en los Siete Reinos y piensan que los repas están destinados al fracaso.

Continuará…

A %d blogueros les gusta esto: