Category: Destacadas

El asesinato de Julio Antonio Mella

tomado del blog: Segunda Cita

Por Pedro Salmerón Sanginés
La noche del 10 de enero de 1929, Julio Antonio Mella paseaba del brazo de su amante, Tina Modotti, cuando fue abatido a tiros en la esquina de Abraham González y Morelos de la ciudad de México, a unos metros, una cuadra, de la Secretaría de Gobernación.
El asesinato a mansalva de Mella provocó una tormenta política en la ciudad de México y una inacabable serie de especulaciones. Destaca entre ellas una contrafactual: para muchos, el joven comunista cubano exiliado aquí, fue una malograda promesa. Su asesinato, junto con la muerte del peruano José Carlos Mariátegui el año siguiente, eliminó la posibilidad de que existiera en América Latina una poderosa resistencia intelectual contra el estalinismo, desde las filas de los partidos comunistas.
Por ello, muchos comentaristas posteriores (a nadie se le ocurrió entonces) asegurarían que el joven cubano fue asesinado por órdenes de Stalin. Omitamos que Stalin todavía no terminaba de asumir el poder supremo y aún no imponía sus métodos. La acusación solía respaldarse en que poco después del asesinato de Mella, Modotti se convertiría en amante de Vittorio Vidali, y que ambos serían conocidos en la Guerra Civil Española como estalinistas incondicionales: en esa guerra, Vidali, con el nombre de comandante Carlos, comisario político del quinto Regimiento, dejaría una estela de violencia represiva que lo hizo un digno agente de Stalin. Sin embargo, en lo que a Mella toca, es una clásica explicación posfacto. En enero de 1929 ni Stalin ni Vidali eran lo que serían en 1937.
Lo que sí se les ocurrió entonces a la policía mexicana y a no pocos sectores de la llamada opinión pública fue el crimen pasional. La prensa llamó a Modotti disoluta, veneciana perversa, Mata Hari del Comintern (siglas de la Internacional Comunista) y adjetivos semejantes. Releer la prensa de aquellos días nos revela que el movimiento feminista sí que ha ganado batallas, al menos en lo que al discurso público se refiere.
El linchamiento mediático contra la fotógrafa y modelo comunista fue inmediatamente combatido por el partido al que pertenecía. Desde el primer día, los comunistas, por boca del ya mundialmente famoso Diego Rivera (quien por instrucciones del comité central del partido condujo una investigación paralela) desde el principio señalaron como autores intelectuales del crimen al dictador cubano Gerardo Machado y a su embajador en México, que mantenían de tiempo atrás espías y sicarios que seguían a los disidentes y exiliados de la gran antilla… con la complicidad del gobierno de México.
¿El gobierno mexicano?, ¿qué no teníamos suficientes actores en la ecuación? Para algunos, el asesinato de Mella es el punto de partida de una transformación del discurso político mexicano y la tolerancia al radicalismo, propios de la década de los 20. En los meses siguientes al asesinato de Mella sería fusilado el legendario dirigente campesino y comunista José Guadalupe Rodríguez; moriría misteriosamente el líder de la Unión Nacional Campesina, Úrsulo Galván, y se ilegalizaría al Partido Comunista.
Si esto fuera una trama de fic­ción, podrían acusarme de gigantismo: aparecen aquí desde Gerardo Machado y Emilio Portes Gil hasta el legendario comisario de policía Valente Quintana. Sicarios, pistoleros a sueldo, agentes, espías, exiliados, pintores y fotógrafas de fama mundial. Desde esta historia se tejen muchas otras, y dando vueltas o acercándose a ella se han escrito libros formidables, como Tinísima, de Elena Poniatowska. Y cuando discutíamos el tema hace algunos años, había quienes podían llegar a las manos sobre las acusaciones contra Stalin, Vidali, Modotti… o, se nos quedaba en el tintero, alguno de los anteriores amantes de la hermosísima Tina, como el muralista Xavier Gue­rrero, comunista de armas tomar, a quien Quintana en algún momento quiso culpar. ¿Quién fue?, ¿seguiremos discutiendo?
Ya no. Gabriela Pulido halló los expedientes sobre Mella en los archivos policiacos mexicanos y Laura Moreno localizó en La Habana el expediente de la vigilancia y espionaje a que el gobierno cubano sometía a Mella y a los exiliados. Cruzaron los expedientes, hicieron una pesquisa exhaustiva en otros repositorios, leyeron cuantos libros se habían publicado y parece que al fin, a 90 años de su asesinato, sabremos quién y por qué ordenó matar a Mella. Y no se los cuento, lean: El asesinato de Julio Antonio Mella: Informes cruzados entre México y Cuba, de Gabriela Pulido y Laura Moreno (INAH, 2018), que se presentará este jueves en la feria del Libro de La Habana, es más que un gran libro de historia: es un relato policiaco y de espionaje, así como un tratado sobre la política internacional de México, que también nos abre los ojos sobre las difíciles decisiones de hoy.
Twitter: @HistoriaPedro Blog: lacabezadevilla.wordpress.com

Serie del Caribe: El primer hachazo de los Leñadores

Tomado del blog Martín Dihigo El Mejor

Por: Duanys Hernández Torres (duanysh@inder.cu)

Ganaron un partido bien reñido ante los Charros de Jalisco. Lázaro Blanco tuvo una apertura de lujo para asegurar la victoria. Alfredo Despaigne impulsó todas las carreras del equipo.

Foto: Roberto Morejón Ciudad de Panamá.- LOS LEÑADORES de Las Tunas debutaron con victoria de 3-1 ante los Charros de Jalisco de México en la 61 edición de la Serie del Caribe. Fue un partido bien cerrado y de escasa ofensiva como ha sido la tónica del torneo. Solo se han anotado 14 carreras en los tres primeros juegos, lo que reafirma la tesis de que el estadio Rod Carew es favorable para los lanzadores. El equipo tunero se puso delante en el marcador en la tercera entrada con dos anotaciones. Abrió el capítulo Jorge Enrique Alomá con doblete, aunque despúes fue puesto out en tercera en un corrido inadmisible a este nivel, tras roletazo al campo corto de Jorge Yhonson, quien quedó en primera por bola ocupada. Acto seguido el veterano Danel Castro disparó tubey y Alfredo Despaigne imparable al jardín izquierdo para remolcar las dos carreras del inning. Yuniesky Larduet puso la velocidad en función de la ofensiva y convirtió en doblete, una conexión al jardín central en el quinto capítulo. Más tarde anotaría por imparable de Alfredo Despaigne ante el relevista José Oyervidez. Vale destacar en este episodio, la base por bola que consiguió Danel Castro con par de outs, para que llegara el turno de Despaigne. Lázaro Blanco ganó su tercera apertura consecutiva como abridor de los equipos cubanos durante el primer juego de cada edición.Tuvo una sólida actuación sin carreras permitidas en siete entradas, en las que solo le conectaron tres hits, con tres ponches y un boleto. Mostró un excelente control, al lanzar 93 lanzamientos y de ellos 62 strikes. El derecho de Yara se ratifica como el mejor lanzador de Cuba en la actualidad. Por su parte, Liván Moinelo se  mostró inefectivo como preparador. Se enfrentó a dos bateadores  y no dominó a ninguno. Regaló boleto a Agustín Murillo y Gabriel Gutiérrez le conectó hit al jardín izquierdo. Vladimir García tiró un excelente relevo con dos hombres en bases sin outs. Ponchó al emergente Sebastián Valle y obligó al primer bate Alonso Harris a batear para doble play. Sin embargo, el derecho avileño se complicó en el noveno acto cuando soportó par de inatrapables. Raydel Martínez vino a su rescate. Jesús Valdés le pegó cohete al izquierdo que remolcó la única de su equipo. El cerrador dominó a Agustín Murillo para el último out del juego, y se apuntó el salvamento. El abridor mexicano Will Oliver cargó con la derrota. Trabajó durante 4,2 entradas en las que permitió  tres anotaciones, seis hits, propinó cinco ponches y regaló un boleto. Además actuaron cinco relevistas, quienes no permitieron libertades a la ofensiva antillana. Alfredo Despaigne salió de su letargo ofensivo en estas justas (solo bateaba 197 en cinco participaciones previas), al batear de 4-3, con tres carreras impulsadas, todas las del equipo. Jorge Enrique Alomá respondió a la confianza que  le brindó Pablo Civil y bateó de 4-2. Los Leñadores de las Tunas empatan con los Cardenales de Lara con una victoria sin derrotas en el liderato del grupo A. Estos dos conjuntos se enfrentarán este martes a las tres de la tarde. Los Charros de Jalisco tendrán jornada de asueto y ya suman dos descalabros. Ya los Leñadores asestaron el primer hachazo. El corte de leña seguirá en las jornadas venideras.

Colaboradores cubanos rechazan ataques contra gobierno venezolano #Cuba #Venezuela

tomado del blog Mi Cuba por Siempre

Publicado el enero 24, 2019 por micubaporsiempre

Colaboradores cubanos rechazan ataques contra gobierno venezolano

El presidente del Inder aseguró que los colaboradores cubanos del deporte presentes en Venezuela rechazan los ataques de que es objeto el gobierno legítimo de ese país hermano.

El presidente del Inder, Dr. C. Antonio Becali Garrido, aseguró hoy que los colaboradores cubanos del deporte presentes en Venezuela rechazan los ataques de que es objeto el gobierno legítimo de ese país hermano.

Lo anterior trascendió en un tuit emitido por el titular del deporte cubano en horas de la noche, en el cual se lee…

Los colaboradores cubanos del deporte presentes en #Venezuela rechazan el intento de derrocar por la vía de la manipulación y el golpismo al legítimo gobierno de Nicolás Maduro. Estamos con el pueblo de #Bolívar y #Chávez.

Becali Garrido dijo a JIT, vía telefónica, que similar postura asumen los representantes del movimiento deportivo cubano en la Isla, muchos de los cuales han prestado colaboración en la hermana nación.

Venezuela rompió relaciones con Estados Unidos en esta jornada, y su gobierno criticó acciones que intentan desconocer al legítimo gobierno de Maduro, electo en votaciones totalmente democráticas.

La mentira desfachatada, o cómo se embrutece a un pueblo. Por René González Sehwerert

tomado del blog: La pupila Insomne

24 enero, 2019 de La pupila insomne

3       4 Votes

Fox News y el vicepresidente Mike Pence “informan” al pueblo norteamericano que el gobierno de Nicolás Maduro dejó de existir.

Trish regan entrevista a Mike Pence sobre Venezuela en Fox News

Mientras el cintillo del noticiario anuncia noticias de última hora, la presentadora Trish Regan se apresta a embutir a su audiencia, sin sombra de escrúpulos, mirando seria a las cámaras:

 “Ultima hora. La dictadura socialista de Nicolás Maduro en Venezuela dejó de existir”.

Una pausa imperceptible antes de que la mirada de Trish se incruste en las pupilas de cada uno de los consumidores al otro lado de su tele. Y sigue:

Venezuela tiene un nuevo presidente, un líder escogido por  su pueblo, y  apoyado  por  L O S  E S T A D O S  U N I D O S  D E  A M É R I C A. Aquí mi entrevista exclusiva con nuestro vicepresidente Mike Pence”.

Trish Regan

L O S  E S T A DOS  U N I D O S  D E  A M É R I C A ha sido pronunciado con énfasis, como recordando al mundo con quién se está metiendo Maduro. Continúa Trish, ahora dirigiéndose a Pence:

“Algo más está ocurriendo porque Vladimir Putin, según me dijo la anterior vicepresidenta de Venezuela Delcy Rodriguez,… ella me dijo que están haciendo negocios con él, están haciendo negocios con los chinos, están haciendo negocios con los iraníes, ellos están abiertos para los negocios, básicamente…usted sabe, todos los tipos que a nosotros no nos gustan tanto; pero bueno, la señora Rodríguez señaló esto. Ahora que hay un presidente que tiene una relación con nosotros, ahhh,…que quiere libertad para su pueblo. ¿Cómo eso cambia la ecuación de Putin, de los chinos y los iraníes?”

Hay que conceder que a Trish se le trabó algo la lengua antes de decir que el nuevo presidente de Venezuela quiere la libertad para su pueblo. Ya nos ha recordado que Delcy es la anterior vicepresidenta y que los malos de Hollywood siguen siéndolo en la vida real. Toca entonces la palabra a Mike Pence, vicepresidente de L O S  E S T A D O S  U N I D O S  D E  A M E R I C A. Dedicando una mirada de contrición a la teleaudiencia:

 “Hemos visto a Rusia, China y Cuba involucradas en lo que yo llamo diplomacia de la deuda con Venezuela, y lo que pediremos al nuevo gobierno de transición es sencillamente que se avengan a la constitución y al estado de derecho. Muchos de esos arreglos fueron hechos unilateralmente por el régimen de Maduro y nunca aprobados por la Asamblea Nacional y el legislativo como requiere la constitución. Pero, mira, yo espero que esto sea un nuevo comienzo para nuestra relación con Venezuela, y más importante, un nuevo comienzo para el pueblo de Venezuela. Debo decirte Trish que nunca me he sentido realmente más conmovido que al ver las vastas multitudes que han tomado las calles en Venezuela, ondeando banderas venezolanas y defendiendo la libertad, defendiendo la democracia y elecciones justas y el estado de derecho; y estoy muy inspirado por el coraje de todos aquellos en la oposición dispuestos a enfrentarse a un régimen que ha usado violencia para oprimir a sus críticos, que ha encarcelado a su oposición en el pasado. Hemos visto la brutalidad del régimen de Maduro. El coraje que el presidente Guaidó ha demostrado, el coraje de todos aquellos en la oposición han mostrado para traer este día es algo que no escapa al presidente Trump, no escapa a mí y continuaremos firmes junto al pueblo de Venezuela hasta que la libertad y la democracia son restauradas.”

Mike Pence en el programa de Trish Regan, de Fox News

Lo que sigue es más de lo mismo, pero no añade al hecho de que ya el norteamericano común está informado de que Maduro no está ocupando la presidencia venezolana. Entretanto, el pueblo bolivariano de Venezuela y quienes le acompañamos en su justa lucha debemos de estar en máxima alerta. Detrás de la burlesca representación montada por Trish –¿o será Trash?- Regan y el vicepresidente Mike Pence, están cayendo las primeras víctimas que preludia una posible agresión armada a Venezuela: Los norteamericanos que, engañados, lanzarán idiotizados vítores ante las imágenes del poderío desatado por su gobierno contra un pueblo de la América Nuestra.

En memoria de Rigoberto López

Tomado del blog Cine Cubano La pupila Insomne

Publicado por Juan Antonio García Borrero

Es inevitable que, tras el fallecimiento de una persona a la que se ha conocido, no lleguen a la mente buena parte de esos momentos en que nuestras vidas se entrecruzaron. Con Rigoberto López coincidí varias veces: en festivales de cine, en encuentros organizados en diversas provincias, en la sede de su Muestra Itinerante del Caribe.

Nuestros intercambios siempre fueron breves, pero intensos. Por eso los recuerdo de forma tan nítida ahora. El último fue un poco antes de que comenzara a rodar El Mayor. Él me leyó un fragmento del guión mientras nos tomábamos un café en las afueras del Hostal “El Paso”; yo le mostré la maqueta de lo que entonces iba a ser la Enciclopedia Digital del Audiovisual Cubano (ENDAC), y todavía me conmueve la manera en que dejó a un lado el tema de lo que sin dudas fue su proyecto de trabajo más ambicioso, para hablar de las potencialidades que veía en aquella plataforma.

Supongo que influyó el haberle mostrado las diversas entradas vinculadas a cada uno de sus filmes, incluyendo los documentales menos conocidos y que para él, tenían una importancia similar a la de sus películas más comentadas (Yo soy del son a la salsa; Roble de olor; Vuelos prohibidos).

De hecho, la consulta de esos textos nos permitió “reconstruir” el momento en que por primera vez intercambiamos ideas acerca de su trabajo. Fue en los hoy lejanos años noventa, en la provincia Ciego de Ávila, invitados ambos a la Semana de Cine Iberoamericano que no sé si todavía se celebra en esa ciudad. Y recuerdo cómo el perfecto desconocido que era yo llegó ante el cineasta, para preguntarle sobre La soledad de la jefa de despacho (1990), que recién había descubierto.

Nuestro diálogo, ahora lo sé, empezó allí, pero a pesar de su muerte, no ha terminado. Como tampoco va a terminar cuando, inevitablemente, me toque a mí la muerte. El cine tiene eso: pone a salvo ideas que mañana podrán ser recuperadas por aquellos que, como nosotros, creemos en el alto valor de la cultura.

Juan Antonio García Borrero

Rigoberto López sobre La soledad de la jefa de despacho (1990)  

Yo llevaba un tiempo considerable sin rodar, sobre todo como consecuencia de un verticalismo autoritario, que impedía se filmara de manera fluida. Llegué a tener catorce guiones que nunca realicé, pues siempre se argumentaba la falta de recursos, o sea, que no había transporte, gasolina, etc.

Un día me reuní con Camilo Vives, el productor general del ICAIC, para discutir mi situación, y luego que me explicara lo de la falta de recursos, se me ocurrió decirle: “¿Y si yo te traigo un proyecto con una sola locación y una sola actriz?”, y me dijo “Tráelo”.

Hablé entonces con Alberto Pedro, que tenía escrito un monólogo que todavía no había estrenado y pensé que ese podía ser el proyecto. Siempre pensé en Daisy para el personaje, porque es a mi juicio, nuestra actriz de mayor rango. Es una actriz personal. La prefiero por su naturaleza, su organicidad y sobre todo su sinceridad.

Yo quería un personaje muy creíble, porque iban a ser veinticinco o treinta minutos, exigiéndose del personaje múltiples transiciones. Sabía que en términos de realización no debía cortar el texto, sino que en todo caso debía buscar la complicidad del espectador, que este pudiera asumir la sorpresa.

Como se sabe, un magacín de 400 pies es apenas cuatro minutos, por lo que parecía inevitable hacer varios cortes. Entonces me acordé de Hitchcoock y su experimento con La soga, y de allí el juego de Daisy entrando y saliendo del cuadro, pero de manera imperceptible.

Es una experiencia que recuerdo con mucho agrado, y que me permitió ser audaz. Yo veía al equipo, que en ocasiones no podían ocultar sus caras de dudas, escepticismos, porque en verdad no podía fallar nada. Si Daisy se equivocaba, o el dollyman o el foquero, yo tenía que botar el magacín completo.

Creo que tuve mucha suerte al elegir a Daisy, y al mismo tiempo pienso que es uno de los trabajos más significativos en su carrera como actriz, donde puso en evidencia su facilidad para transitar diversos estados de ánimo: en el corto ella es cínica, ese sensual, es mordaz, o sea, tiene diversos registros actorales.

(…)

Yo siempre he tenido el criterio de que la cámara es un actor y el personaje es el plano. Para lograr que el personaje se exprese el fotógrafo tiene que tener un gran vínculo con el sentido dramático de lo que está filmando.

Pepe Riera y yo sentíamos que había que buscar un plano que mostrara la interrelación, porque de lo contrario la cámara se iba a sentir demasiado fría. Entonces le pedí a Raúl Pomares, un amigo común, que me ayudara como comodín.

Es decir, siempre quise que Pepe Riera sintiera a Daisy, y que la cámara se incorporara o moviera de acuerdo a la emoción del momento. Entonces le pedí a Pomares que reaccionara ante lo que Daisy decía, pero sin hablar, y a Riera que anotara los puntos de reacción. Todo esto se hizo con recursos muy rústicos. El Dolly fue lo más jodido de aquello. Era poner los rieles y moverse sin provocar ruidos.

(…)

La película fue filmada íntegramente en el séptimo piso del ICAIC. No tuvo una censura oficial, pero si oficiosa. O sea, nadie dice: “este corto no se puede proyectar”, pero lo cierto es que no se exhibe. Es la propia Daisy la que pide en televisión, luego que le preguntan por algunos de sus trabajos preferidos, que se ponga este corto y es gracias a esto que mucha gente lo descubre.

Quedamos tan contentos con el resultado que pensamos hasta hacer una segunda parte, en la que sale un tipo que estaba debajo del carro. ¿Te imaginas? La gente con el corto primero se sorprende, luego se ríe y finalmente aplaude. De veras que a mí me ha dejado satisfecho.

A %d blogueros les gusta esto: