El gran orgullo

tomado del blog: El Pinero

Por Sergio I. Rivero Carrasco Ha llegado el gran día, y lo celebramos con el orgullo de pertenecer al equipo de los vencedores, de los que desafían los obstáculos por ganar el amor de los retoños como el tesoro más preciado. 
Pululan  por doquier llevadas y traídas definiciones acerca de ¿Qué es un papá?: Unas muy

satíricas, otras desafiantes, y algunas muy serias. Sin embargo un papá es muchas cosas y puede asumir papeles y definiciones tan diferentes como padres existan. Hay quienes sostienen que en cada madre el papá significará unos sentimientos diferentes y tendrá su propia apreciación de qué es, qué le gustaría que fuera o qué debería ser un papá.

Incluso, en cada etapa de la vida, un padre variará en su esencia y en su consideración por parte del resto y de sí mismo. Intentemos con los conceptos de muchos, describir lo que es un papá, porque hablan de juegos, de razón, de emoción, de valentía… Y sobre todo quienes aseguran que «Un papá tiene mucho de mamá», precisamente por su entrega y sacrificio no en la ayuda, sino compartiendo los deberes. 
Hace algunos años encontré en una publicación una interesante y muy justa definición de ¿qué es un papá?. Hoy, en ocasión de celebrarse el Día de los padres, la voy a compartir con ustedes:
“Un papá, lo que se llama papá, es un superhombre, porque puede responder con prontitud una pregunta sobre Biología, seguida de una de Matemáticas. Es un súper héroe que se desvela esperando que sus hijos regresen de la fiesta.
 “Un papá es una combinación extraña de razón y sentimientos, es el que sabe decir no cuándo es lo justo y sí cuándo es lo conveniente. Un papá zapatea duro cuando cumple con su deber y anda de puntillas en la noche cobijando cuerpecitos fríos. Es el único de la casa que persigue un ratón o una rana hasta atraparlos, aunque se muera de miedo por dentro.

“Un papá es como un mamey colorado, que parece duro por fuera y es puro dulce en su interior, es un director de orquesta, es el constructor de un nido, es el maestro de la escuela de la vida”.

“La mayoría de los papás tienen la billetera llena de fotos, de papelitos, y otras cosas, menos de dinero. Un papá también tiene mucho de mamá aunque tenga cuerpo de hombre. Si hay que cambiar pañales, los cambia, cuando el nene llora, él también es el refugio, cuando el hijo ríe, él lleno de gozo es la compañía
.


Los convido a compartir la esencia del ego que anima nuestra existencia, porque ser papá es sencillamente, como jugar en la vida el papel de rey, no de un reino; sino del amor, la comprensión y la razón. Ese es el gran orgullo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: