POR QUÉ LOS MEDIOS OCCIDENTALES NO HABLAN DE LOS DOCUMENTOS DESCLASIFICADOS DE LA CIA, SOBRE LA CREACIÓN DE LA UNIÓN EUROPEA?

4.0
01

tomado del blog: Re-Evolución

Uno se harta de tanta morralla y silencio en los medios periodísticos occidentales, donde los españoles acostumbran a representar lo más florido y granado de las Fake News y los profesionales más lamentables. No hablo de tertulianos por pura caridad cristiana.

Y no me refiero a aquellos/as escorados a la derecha, sino a los que tratan de representar una posición “progresista”, pero su intento queda en agua de borrajas a la primera de cambio; o sea, cuando se habla de Cuba, la RPDC, Irán, Rusia, China y Venezuela. ¿Verdad, señoras Almeida, Preciado, señores Escolar, Sardá, etc.?

Durante estas fechas en las que la Unión Europea parece representar la panacea democrática del viejo continente, conviene recordar que el diario “The Telegraph”, en 2016, publicó una serie de documentos desclasificados por el Departamento de Estado de los EEUU, que demostraban la financiación secreta que Washington aportó en la creación de la Unión Europea para contrarrestar a la Unión Soviética.

Fue desde la sede de lo que hoy es la CIA donde se impulsó la primera tentativa de integración de algunas de las naciones del viejo continente, a finales de la década de 1940, gracias a los millones de dólares que, de forma encubierta, se pagaron bajo las administraciones de los presidentes Harry Truman, Dwight Eisenhower, John Kennedy, Lyndon B.Johnson y Richard Nixon.

La noticia no obtuvo en Occidente una repercusión acorde con el contenido. Como si “alguien”, desde las alturas y sillones donde conspiran los amos de la información, hubiera transmitido una orden concreta: mutis y a otra cosa, queridos esclavos periodistas.

EL PRESUNTO FUNDADOR DE LA UNIÓN EUROPEA, JEAN MONNET, ERA LOS OJOS Y OÍDOS DE ROOSEVELT EN EUROPA. ALGUNOS LO ACUSARON DE SER AGENTE AL SERVICIO DE WASHINGTON

Naturalmente, uno se pregunta: “¿Por qué en diarios y TV, radio e internet, no se retoma esa noticia, cuando las fuentes son, nada más y nada menos que las que vierten los canales de la agencia estadounidense de espionaje más famosa de los siglos XX y XXI?

Efectivamente: la CIA, por la que la socialdemocracia europea profesa un gran cariño y devoción, similares a los del trotskismo latinoamericano y europeo, hermanos de leche de aquella, ayudó al nacimiento de la UE.

Las evidencias mostradas en tales documentos del servicio de inteligencia sostienen que ese organismo financió secretamente, durante varias décadas de la segunda mitad del siglo pasado ese proyecto.

Uno de los documentos, fechado el 26 de julio de 1950, revelaba una campaña de la Oficina de Servicios Estratégicos, precursora de la Agencia Central de Inteligencia, para promover un Parlamento europeo de pleno derecho.

Además, según estos informes, Washington siempre prestó especial atención al Reino Unido, cuya incorporación en la integración europea era una prioridad para los estadounidenses.

EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS, BARACK OBAMA, ADVIRTIÓ A GRAN BRETAÑA PARA QUE PERMANECIERA EN LA UE.

Por otro lado, EE.UU. incluso “intimidó al gobierno francés” para alcanzar un pacto de convivencia y conveniencia con el ejecutivo alemán (designado por EEUU) en los primeros años posteriores a la II Guerra Mundial, porque la Casa Blanca “quería un frente unido para contrarrestar el poderío de la Unión Soviética“, resalta el artículo.

De acuerdo con ‘The Telegraph’, que cita los documentos desclasificados, algunos de los “padres fundadores” de la UE eran “mano de obra contratada por la CIA“.

La agencia de inteligencia estadounidense trató activamente de mantener la dependencia europea de Washington, impidiendo a Bruselas la búsqueda de fuentes alternativas de financiación, destaca el rotativo. Sin embargo, durante el proceso de construcción de esa Europa unida, se cometieron “graves errores“.

En un memorando, con fecha del 11 de junio de 1965, EE.UU. impartió instrucciones concretas al entonces vicepresidente de la Comunidad Europea, el italiano Lionello Sandri, para que promoviera “sigilosamente el proyecto de unidad  monetaria, evitando cualquier debate hasta que la adopción de estas propuestas sean prácticamente inevitables“.

Como demuestra la historia, este enfoque fue demasiado exagerado, dada la situación actual de la deuda, las trampas de deflación y el desempleo masivo en todo el sur de Europa, sobre todo en Grecia, Italia, Portugal y España.

En cierto sentido, estos documentos son historia antigua. Pero demuestran que Washington se metió en este asunto hasta el cuello“, concluye el artículo del medio británico.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: