Tag: música

Normalmente, niña

Tomado del blog Letra Joven

por rodoguanabacoa

Por Rodolfo Romero Reyes

No es solo su ritmo contagioso, la creatividad de sus letras, el uso de nuevos códigos comunicativos o la frescura de sus videos musicales. Algo adicional le garantiza al reguetón la trascendencia: su arte para rimar.

Los decimistas pusieron la parada bien alta. Su obra presume: 10 versos, 8 sílabas cada uno, rimas consonantes perfectas: primero, con cuarto y quinto; segundo con tercero. Los autores de sonetos hicieron otro tanto. ¡Pobres poetas de versos libres, intensos, dramáticos, sublimes, pero sin destreza para los finales exactos!

Por eso los iniciadores, los padres del género, no perdieron tiempo en licencias poéticas y apostaron por rimar a toda costa. Don Omar, optaba desde un inicio por rimas fáciles: «Subió el balón, / cuidao ahí domina Don. / Amárrate los tenis, comenzó la acción. / Control total de la situación / pues no es lo mismo que driblees tú, a que la baje Don». Incluso, en esa misma canción «Donqueo», lograba rimas en ¿inglés?: «Hey, sorry por el turnover. / No lo viste venir, te maté en el crossover. / Si me empata, aunque lo dudo, nos vamos al over».

Por su parte, Daddy Yankee, en aquel tema que constituyó himno regional en Cuba, Puerto Rico, República Dominicana —«La gasolina»—, apostó por una rima para nada fácil y logró componer: «Ella prende la turbina. / No discrimina. / No se pierde ni un party de marquesina. / Se acicala, va pa´ la esquina. / Luce tan bien que hasta la sombra le combina. / Asesina, / me domina. / Janguea en carro, motoras y limusina. / Llena su tanque de adrenalina / cuando escucha reguetón en la cocina».

Sin embargo, él también fue víctima del mercado y terminó jugándonos cabeza con rimas bastante forzadas como: «Seguroski, cabroski, que todas las gatas se agarren los meloski, (…) esta noche nos fuimos al garetoski».

Con el paso del tiempo se notó cierto declive en las composiciones foráneas. En la canción «Ay, mi Dios», de Yandel, El Chacal, Chino y Pitbull; este último optó por el facilismo al rimar con ¿la misma palabra?: «Te deseo lo mejor, que todo sea perfecto; / tú no puedes con mi vida, bueno, mami, perfecto, / qué tú quieres que te diga que yo soy perfecto».

En el ámbito nacional no podíamos quedarnos atrás. En el afán por lograr rimas consonantes que resultasen insuperables nos inclinamos por terminaciones difíciles. Cuando parecía imposible encontrar palabras que rimaran con agua y que tuvieran un sentido lógico —insisto en esta última parte—, un grupo cubano pegó esta rima por toda la Isla: «¡Aceiteeeee! ¡Agua! / Yo soy una guagua, / cuidado que te cogen las jimaguas».

Otros, para quitarse este problema de arriba, han decidido modificar la terminación de las palabras. El promotor de esta «ideota» fue Osmany García quien para rimar decidió modificar un tanto algunos sustantivos y verbos: bayú, por bayuqui; luz, por luqui; todo, por tuti; boca, por bocuti; caliente, por calentuqui; disfrutes, por disfruti; y así logró componer su tan polémico hit: «Chupi chupi».

Cierro con una cita del último sencillo de Yomil y El Dany, junto a Wildey. Se titula «Normalmente». Obviamente —y vale la cacofonía en este caso—, la premisa que los inspiró fue mostrar su domino de los adverbios de modo.

«Normalmente / contigo voy a darme mi lugar, correctamente, / voy a dejarte tiesa y voy a echarme pieza, ricamente, / voy a hacer mi vida yo, lindamente / porque tú eres mala, mami, tú no sientes»; obsérvese como al final del estribillo se salen del facilismo, de lo predecible, para mostrar una rima asonante que impacta en el auditorio. Ellos saben lo que hacen, evidentemente.

Músicos de Cuba y EE.UU. juntos en La Habana en Orquesta Juvenil

Más de 70 músicos integrantes de la Orquesta Juvenil Cubano Americana(CAYO, por sus siglas en inglés) se alistan para su primera gira de conciertos en la isla, se anunció hoy.

tomado del blog: El Joven Cubano

Bajo el título de Juntos en Armonía/Together in Harmony, las presentaciones previstas para el próximo fin de semana cuentan con el auspicio de ClassicalMovements, proyecto de intercambio cultural entre Cuba y Estados Unidos con
25 años de experiencia, y el instituto de la Música en la nación caribeña.

De acuerdo con la creadora de CAYO, Rena Kraut, el objetivo de esta iniciativa, sin fines de lucro, radica en brindar oportunidades educativas y de interpretación a músicos de ambos países a través de talleres, delegaciones artísticas e  intercambios culturales.

«Creo que Cayo tiene mucho potencial en la diplomacia artística y las  presentaciones en la isla indican la buena voluntad mutua y el deseo de fortalecer la relación entre las dos naciones a mediante el aprendizaje y
cultivando el espíritu de buena voluntad», explicó Kraut.

Dirigido por el maestro James Ross, el conjunto está compuesto por 30
instrumentistas de la Orquesta Juvenil de Minnesota, así como 42 estudiantes
de la Universidad de las Artes de Cuba (ISA) e integrantes de la Orquesta de
Cámara de La Habana.

Con presentaciones en las ciudades de Matanzas y La Habana, el programa incluye el estreno mundial de Mojito con saoco, obra compuesta por el músico cubano Guido López-Gavilán expresamente para este proyecto y la cual contará
con la dirección de César Eduardo Ramos y Daiana García.

Según explicó Ross, la selección de las piezas presentan un balance entre la música de artistas cubanos y norteamericanos por lo que destacan, además, las piezas Sinfonía No. 8, de Antonin Dvorák, Billy de Kid, de Aaron Copland; y En conga pa La Habana, de Jorge Amado Molina.

Los conciertos tendrán lugar dentro de la celebración del festival Cubadisco, en el cual se incluye, además, la presentación en la iglesia de Paula de una decena de profesores de la Orquesta de Minnesota y músicos cubanos.

Classical Movements constituye la compañía líder en la organización de conciertos en 145 países y desde su llegada a Cuba en 1995 ha posibilitado las presentaciones e intercabio cultural en la isla de más de 50 agrupaciones norteamericanas.

El más útil y posmoderno de los diccionarios

tomado del blog: Letra Joven

por rodoguanabacoa

Por Nemo

En esta sección de la revista Alma Mater, acostumbramos a escribir, comentar o recrear situaciones humorísticas. En este caso, pediremos permiso a nuestros lectores para hacer un poco de publicidad y comentarles acerca del próximo diccionario que se publicará en Cuba.

Quizás para la mayoría el hecho no es una gran noticia. Sin embargo, les invito a seguir la lectura porque esta propuesta editorial tiene sus peculiaridades. La idea surgió por la gran cantidad de nuevos e indefinidos términos que se han puesto de moda en las propuestas musicales que más pegada tienen entre nuestros jóvenes. El primero de los tres capítulos que lo estructuran indaga en los orígenes del fenómeno, con los primeros términos que fueron introducidos en la Isla. A continuación les proponemos dos de los más antiguos:

Candy-MAN: primer súper héroe del reguetón cubano, original de Santiago de Cuba. Popularizó temas como El pru, La cosita, El tendón y El Chinito.

U-la-ka-la-ka-la: conjunto de sílabas que repetidas con ritmos diferentes integraban uno de los temas más trascendentales de Cubanitos 20.02. El término data de nuestros aborígenes y según el diario del padre Bartolomé de las Casas, U-la, significa: baila; y ka-la-ka-la, significa: hasta que se te parta la cintura. Como no se tienen otras referencias, algunos historiadores no están muy de acuerdo con este significado.

En una segunda parte, este primo del Larousse conceptualiza un grupo de palabras comunes o frases idiomáticas que han sido resemantizadas en la música. Por ejemplo:

Pudín: Dícese del dulce hecho con pan, azúcar, huevo y otros ingredientes. Debido a lo costosa que resulta su elaboración, las madres esconden este postre en los lugares más recónditos del refrigerador. Por eso se ha vuelto muy común que los más pequeñines de casa reclamen, luego de la comida: «Mami, enséñame el pudín».

A-mí mama-me-lo-contó: la frase trasciende el hecho de un chisme de carácter filial hasta convertirse en una invitación imperativa relacionada con cuestiones de índole morbosa.

Monta que te quedas: frase surgida al calor de las guaguas y ómnibus capitalinos. El primero en usarla fue un chofer de la ruta 195, conocido como «el Nene». Después se extendió a boteros, bicitaxistas e incluso, a algunos pescadores, hasta que finalmente fue popularizada por los reguetoneros. Desde entonces hasta la actualidad ha sido descontextualizada en infinidad de ocasiones.

El último de los capítulos, el más amplio por cierto, hace referencia a las nuevas palabras que invaden nuestro lenguaje sin apenas pedir permiso:

Manana: areté de los reguetoneros cubanos. Ejemplo: «A mí me sobra corazón y manana»; es decir, me sobra valentía y linaje, soy digno de un «combate lirical» (este último término aparece explicado en la página 180 del diccionario y data del Canal, en el Cerro).

Chupi-Chupi: acción cuyo significado no ofrece un balance de género, pues generalmente favorece al sexo masculino. Se refiere al cariño en diminutivo. En vez de decir dame un cariñito, decimos, dame un chupi-chupi (tomado de Machado, Maribel: 2011, p. 122).

Páfata: sonido onomatopéyico del golpe de un madero cuando impacta con violencia contra algún rostro humano.

Guaripola: utensilio similar a una cuchara que sirve para comer pudín. En algunas regiones del África Septentrional simboliza a la diosa del castigo infantil, se representa como una muñeca de trapo bastante fea y que se guarda en algunos armarios viejos. Cuenta la leyenda que solo sale de su rincón para asustar a los niños. Por eso muchas madres amenazan a sus hijos: «Si no te comes la comida… te voy a sacar la guaripola».

¿Ese o ese?

Por Rosana Rivero Ricardo

tomado del blog Live in cuba

Muchos años después recordaría aquella tarde en que la profe nos llevó la noticia. La harina del almuerzo y las clases de matemáticas hacían lo suyo con los párpados hasta que anunciaron el concierto de S.O.S. Definitivamente era una señal, un auxilio musical para “pasarle mota” al autoestudio. Desde entonces creí que el grupo llevaba muy bien puesto el nombre.

Pasó el tiempo y pasó… y me hice de la única profesión a la que pagan por preguntar. Aprovecho que el grupo cumple 15 años de vida profesional y me encuentro con Yeiko López, director, pianista y arreglista y Giovanni Hernández “El flaco”, bajista y fundador. La primera pregunta es para deshacerme de la vieja curiosidad: ¿por qué le pusieron ese nombre al grupo?.

“El flaco”, en modo filosófico dice que S.O.S es una señal de auxilio en el mar y que lo escogieron por equipararlo a una alerta musical. Yeiko me salva de la explicación doctoral y me cuenta el secreto que solo hasta ahora se atreve a revelar:

“Cuando decidieron formar el grupo, el proyecto tenía varias propuestas de nombres. Estaban escogiendo y se preguntaban ‘le ponemos ese o ese’. Como no se ponían de acuerdo decidieron ponerle ‘ese o ese’ y ya”.

BBBBBBBBBBBB “El Flaco”, que ya no es lo es tanto, es uno de los dos fundadores que quedan en el grupo y así recuerda los inicios:

“Empezamos como un grupo netamente rockero que gozó de gran popularidad entre el público de la década del ’90 amante de ese género. Con el transcurso del tiempo, la banda se potenció con la entrada de integrantes formados en el Conservatorio de Música José María Ochoa y ampliamos el espectro musical.

“Quisimos expandir nuestro público y acercarnos a las sonoridades que se experimentaban por esa época, la llamada fusión. Comenzamos a hacer un trabajo musical más serio con los egresados de la academia hasta que logramos la profesionalización el 21 de diciembre de 2002”.

¿Qué distingue el trabajo de la agrupación?

“Voy a parafrasear a La Colmenita –me advierte El Flaco-. Uno tiene que tener talento, pero sobre todo buen corazón. S.O.S durante toda su historia se ha caracterizado por ser una familia. Siempre hemos tratado de tener buena química. Por ejemplo, somos democráticos en la creación de la música, aunque haya un líder musical. Los directores han dejado abierta la convocatoria para crear a los demás integrantes de la banda.

“Además la agrupación ha sido una plataforma o una escuela para músicos de la provincia que después han trascendido al ámbito nacional e internacional como Andy Clay, Nolberto Leyva, Yaliesky Zaldívar, quien representó a Holguín en la última edición de Sonando en Cuba y Alejandro Rivas quien es actualmente pianista de Franco De Vita”.

¿Cuáles son los retos de hacer música desde Holguín? , pregunto y Yeiko es quien asume el reto de responder.

“Es difícil llegar al público de todo el país trabajando desde una provincia. Sin embargo, S.O.S es una de las agrupaciones holguineras que cuenta con el privilegio de tener cierto reconocimiento a nivel nacional. Hemos posicionado varios temas como República de la alegría, por el cual merecimos una nominación a Mejor Video Fusión Tropical en los Premios Lucas del 2005.

“Para promocionar nuestro trabajo, siempre tratamos de llegar a los medios de comunicación nacionales, aunque sea una vez al año”.IMG_8496

¿Después de 15 años, cuáles son las señales de S.O.S?

“Actualmente promocionamos nuevos temas como Bandera blanca, Siénteme y Gracias al destino. Queremos incursionar más en la música cubana, la salsa fundamentalmente. Siempre nos ha gustado la fusión con los diferentes ritmos cubanos y pretendemos conformar un disco con esta tendencia para el próximo año.

“Para 2018 también queremos realizar un video clip. Mantendremos nuestra peña habitual todos los viernes a las 10 de la noche en el Salón Benny. Es un espacio consagrado por seis años donde tenemos un público maravilloso.

Para el cierre los músicos reservan los agradecimientos, más largos que créditos de Avatar. Para evitar omisiones nos reservamos la publicación de los nombres, pero no del compromiso de S.O.S, en las palabras de “El Flaco”:

“Queremos enriquecer nuestra historia musical con nuevas e interesantes propuestas, que desde la concepción de las letras y las melodías se basen en el respeto al público. S.O.S seguirá siendo la agrupación que emitirá señales de música para bailar o escuchar.

¿Asesinó la CIA a Tupac? Revelan detalles sobre el asesinato del famoso rapero

tomado del blog: El adversario cubano

Las autoridades estadounidenses veían a Tupac como una influyente figura que politizaba las bandas callejeras de EE.UU.

ShakurMike SegarReuters

Casi 21 años después de que el mundialmente conocido rapero Tupac Shakur fuera baleado en Las Vegas ha aparecido una nueva teoría acerca del autor intelectual de su asesinato, que a día de hoy continúa envuelto en un halo de misterio, informa ‘Mirror’.

El libro ‘Drugs As Weapons Against Us’, de John Potash, sugiere que detrás de la muerte de la estrella habría estado la Policía y, en última instancia, la CIA. Las autoridades estaban alerta porque veían a Tupac como una influyente figura que politizaba las bandas callejeras de EE.UU. Según la investigación, las agencias de inteligencia estaban preocupadas porque estas pandillas adquirieran una perspectiva más política y reivindicativa y Tupac estaba en la vanguardia del movimiento.

“La Policía lo arrestó cerca de una docena de veces bajo cargos dudosos, los cuales en la mayoría de los casos fueron desestimados”, señala Potash, quien añade que en Los Ángeles el FBI podía acumular unas 4.000 páginas sobre Tupac”.

Potash recoge que Russell Poole, quien fuera detective de la Policía de Los Ángeles, señaló que tanto el asesinato de Tupac como el de su rapero y rival Notorious B.I.G. estaban “bien orquestados y bien planificados, usando radios… eran agentes de policía experimentados que sabían exactamente qué hacer”.

Tupac recibió cuatro disparos en el pecho, brazo y muslo después de asistir a un torneo de boxeo de Mike Tyson el 7 de septiembre de 1996. Falleció 5 días después. Existen numerosas teorías sobre la muerte de la estrella, desde que fue asesinado por orden del rapero Notorius B.I.G. o que fingió su propia muerte y actualmente se encuentra viviendo con una tía suya en Cuba.

A %d blogueros les gusta esto: