Yo soy de Contramaestre

tomado del blog Caracol de agua

Por Licet Latour Rodriguez
Contramaestre, un pueblo lleno de recuerdos donde aprendimos nuestros primeros pasos en esta isla llamada Cuba, donde jugamos de niños y tuvimos momentos buenos, malos, reímos, sufrimos; donde están nuestros seres queridos: padres, amigos, colegas de trabajo.
En sus escuelas nos educamos. Crecimos como seres humanos en los hogares, gracias al amor y cariño de nuestras familias.
Siempre llevo en mi memoria a los repartos Cabrera, Frank País, Rodolfo Rodríguez, Rosabal y poblados como Maffo y Baire.
¿Por qué olvidarlo? ¿Por qué reírnos de nuestro pueblo? Con mucho orgullo soy de ahí y seguiré recordando cada minuto de mi vida allí; porque de las raíces uno ni se burla, ni se ríe, ni las olvida.
¡Hay qué tener valores y calidad humana! ¡Qué importa donde estemos! ¡Cuánto dinero tengamos! ¡Pobres o ricos!, de ahí somos y ahí queremos volver.
En el fondo de nuestros corazones, orgulloso decimos: “Yo soy de Contramaestre”. ¿Por qué ignorarlo entonces?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: