Ernesto Revé y el orgullo de haber representado a Cuba

Rate this post

Tomado del blog DeporCuba

Ernesto Revé desde niño descolló como atleta y en el salto triple encontró la prueba que lo llevó a convertirse en un atleta de élite.

Y es que el guantanamero revolucionó su entorno con brincos de mucha valía; con 15 años ya superaba los quince metros y a los 19 años llegó hasta los 17.40 metros para igualar el record nacional juvenil que desde 1971 ostenta Pedro Pérez Dueñas.

Pero a Revé la vida le jugó una mala pasada. Comenzó a lesionarse y las molestias limitaron el progreso de su rendimiento. Así y todo, Ernesto ganó medallas mundiales como juvenil, estuvo con Cuba en diversos mítines y eventos internacionales y ganó, en 2014, un subtítulo en el Campeonato Mundial bajo techo de Sopot que constituyó el resultado más rimbombante de su adultez.

Ernesto Revé se perdió varias citas importantes, como los Campeonatos Mundiales de Moscú 2013 y A raíz de lo que toma la decisión de retirarse…con solo 24 años.

“Yo estuve nueve años en la preselección nacional, pero las lesiones me jugaron una mala pasada. Mi mejor resultado fue el subtítulo mundial indoor de 2014. El triple es una especialidad complicada y de mucho nivel en Cuba y yo estuve bastante agobiado por las lesiones, esto también frenó mi crecimiento y cuando concluyen los Juegos Olímpicos de Rio 2016 se reúnen conmigo y me explican que para el nuevo ciclo olímpico yo no era una de las figuras puntales, que había otras figuras que eran la prioridad”.

Fue duro, recuerda Revé, pero fui consciente de que había una generación de talentosos jóvenes que venía empujando fuerte con sus resultados en las categorías inferioresy comoquiera que yo había sido víctima de molestias en las últimas temporadas tomo la decisión de pasar a otro status. Fue difícil –repite-porque uno ama lo que hace, pero siento que fue el paso correcto”.